Madrid 1,796 EUR 0,02 (+1,3 %)

SOSTENIBILIDAD| 22.04.2022

Día internacional de la Madre Tierra, construir un planeta sano para nuestros hijos

Thumbnail user

El Día de la Tierra tiene sus raíces en la década de los 60 en Estados Unidos. Uno de los factores fundamentales que propiciaron la creación de este día fue el gran activismo social de una gran parte de la población frente al hecho de que las cuestiones medioambientales no tuvieran presencia en la agenda política del país. 

Años más tarde, el 22 de abril de 1970, un senador norteamericano del estado de Wisconsin alzó la voz y convocó una de las manifestaciones más multitudinarias que se habían hecho hasta el momento, participando en esta más de 20 millones de personas por todo el país, con la implicación de miles de universidades, escuelas públicas y comunidades. De esta manera el pueblo estadounidense expresaba su preocupación sobre lo que estaba pasando en el planeta y exigía la creación de una agencia que velara por el medio ambiente. 

Esta protesta dio sus frutos, y dos años más tarde el gobierno de los Estados Unidos creó la actual Agencia de Protección Medioambiental con el objetivo de mejorar la calidad del aire y el agua, además de aprobar una serie de leyes enfocadas a la protección medioambiental. Otro hito importante conseguido a raíz de aquella manifestación fue la celebración de la primera cumbre internacional en Estocolmo para tratar de sensibilizar al resto de líderes mundiales sobre los problemas ambientales.

Desde aquellos primeros actos, protestas y cumbres, se han venido realizando, el 22 de julio, diferentes actuaciones alrededor del planeta. Por ejemplo, en Asia, una multitud de alpinistas de todo el mundo realizaron una expedición al Everest para recolectar todo tipo de residuos. En territorio francés, en el río Loira se formó una cadena humana de 800 km de longitud. También, debido a la contaminación provocada por los automóviles, en Italia bloquearon una gran cantidad de carreteras alrededor del país. 

¿Cuál es el lema del Día Internacional de la Tierra en 2022?

En 2009 una resolución de la Asamblea General de las Naciones Unidas reconocía oficialmente el 22 de abril como el Día Mundial de la Tierra, con el objetivo de concienciar a la humanidad sobre los problemas generados por nuestras acciones en la naturaleza. 

El lema para este año es “Invierte en nuestro planeta” haciendo, de esta manera, una llamada al conjunto de la población, a la clase política, y a las empresas a apostar en verde y a combatir la crisis climática para “construir un planeta sano para nuestros hijos”. Y cita a todas las partes a actuar, ya que ahora es el momento de cambiar en todos los ámbitos de la sociedad: “ahora es el momento de tener el valor imparable de preservar y proteger nuestra salud, nuestras familias, y nuestros medios de vida”

Éstas son nuestras acciones para combatir la crisis climática

Uno de nuestros objetivos es ser parte activa de esta necesaria y urgente transformación hacia una economía baja en carbono, y hacia el desarrollo sostenible del planeta, asumimos #LaParteQueNosToca con acciones en ámbitos como la protección de especies y sus hábitats, proyectos de reforestación, el programa de voluntariado corporativo, la reforestación del Parque Nacional de Doñana, el proyecto Bosque, y la limpieza de los espacios naturales.

Además, contamos con una serie de certificados ambientales que avalan nuestra labor por el medioambiente en nuestro modelo de gestión, como el ISO 14001, ISO 50001 e ISO 14064 y Residuo Cero, los cuales garantizan nuestro compromiso ambiental a partir de los servicios corporativos generales, de diseño, desarrollo y comercialización de actividades aseguradoras, y la cuantificación y verificación de la Huella de Carbono de nuestro grupo empresarial.

Ante la urgencia climática mundial, y la necesidad de una solución a escala global, desde MAPFRE queremos ser parte del cambio a través de la creación de nuestro Plan Corporativo de Huella Ambiental 2021-2030, dando continuidad al anterior Plan de Eficiencia Energética y Cambio Climático 2014-2020, incorporando en esta ocasión otras variables ambientales en los procesos de adaptación y mitigación.

Este plan incluye 8 líneas de acción determinantes para lograr en 2030 la reducción de, al menos, el 50 % de la huella de carbono del Grupo.

  1. Eficiencia Energética: mejorar la eficiencia energética de los inmuebles es crucial para reducir el impacto ambiental.
  2. Edificios sostenibles: tenemos el compromiso de ejecutar todas las nuevas construcciones y grandes reformas con el objetivo de conseguir certificados de edificación sostenible lo que supondrá importantes ahorros en múltiples aspectos ambientales.
  3. Huella de carbono: nos comprometemos a reducir la huella de carbono del Grupo al menos un 50 % en 2030 respecto al año 2019.
  4. Movilidad sostenible: reduciremos el impacto de la huella de carbono de nuestra flota realizando una reducción del número de desplazamientos, fomentando métodos de trabajo que requieran menos presencia física y el uso de medios de transporte más ecológicos.
  5. Gestión del agua: Reduciremos el consumo de agua a 2024 y a 2030 respecto a la línea base 2019, aprovechando las aguas pluviales y reutilización de aguas de consumo, además de identificar instalaciones en zonas de estrés hídrico, y la ejecución de campañas de concienciación.
  6. Economía circular: realizaremos una transición hacia una economía circular a través del uso de materiales sostenibles, la reducción en la generación de residuos, la contratación de gestores con modelos de negocio que vayan en consonancia con los principios de circularidad y la promoción de proyectos relacionados con la economía circular.
  7. Compra verde: tenemos como objetivo desplegar un modelo de adquisición de productos, servicios, obras y contratos, en cuya valoración se incluyan aspectos ambientales que aseguren el mínimo impacto ambiental durante su ciclo de vida.
  8. Gestión del capital natural y preservación de la biodiversidad: actuaremos sobre la recuperación de los ecosistemas mediante soluciones basadas en la naturaleza y la preservación de la biodiversidad.

Promover el cambio y emprender acciones para combatir el cambio climático y conmemorar el Día Internacional de la Madre Tierra no está solo al alcance de instituciones y empresas. También, podemos invertir en nuestro planeta de forma individual, ya sea con nuestras decisiones de consumo, organizando un evento de limpieza de nuestro entorno, o siendo voz de la problemática para difundir los principios de reducción de huella de carbono y otros efectos nocivos sobre nuestro planeta.

 

ARTICULOS RELACIONADOS: