logo-mapfre
Madrid 1,843 EUR -0,01 (-0,27 %)
Madrid 1,843 EUR -0,01 (-0,27 %)

SOSTENIBILIDAD | 27.12.2022

Reciclar una tonelada de papel salva hasta 20 árboles

Thumbnail user

En MAPFRE somos conscientes de que  el desarrollo de nuestra actividad depende e impacta en el capital natural, que incluye tanto la biodiversidad y los servicios que prestan los ecosistemas, como los recursos naturales (agua, energía, combustibles, etc.). Por ello , hemos desarrollado una estrategia corporativa de compensación de emisiones de gases de efecto invernadero y otras iniciativas como el nuevo Bosque Virtual de MAPFRE,  una plataforma digital en la que los empleados de MAPFRE España podrán ver el consumo de papel de impresión y tóner de su área geográfica y así ser conscientes de la importancia  de reducir el consumo  y los residuos generados.

¿En qué consiste esta iniciativa?

Desde MAPFRE nos preocupamos por el gran tesoro natural que nos conecta y sabemos que, entre todos, podemos hacer posible el cambio necesario para protegerlo. Con cada pequeña acción y cada pequeño gesto, cada uno en la parte que nos toca, podemos hacer frente al gran desafío que tenemos delante. Uno de los pequeños gestos que puede marcar una gran diferencia es reducir el volumen de papel que consumimos diariamente en nuestros espacios de trabajo. Impulsar esto es precisamente es el objetivo del nuevo Bosque Virtual de MAPFRE.

Para ello hemos creado un espacio web desde el cual nuestros empleados en España van a conocer cuál es su consumo de papel, de tóner o el energético de las máquinas de impresión de su sede de trabajo, de la provincia y  erritorial y/o central. Con esta información, pueden retarse a sí mismos e ir reduciendo el volumen de papel que imprimen y, con ello, ayudar a proteger nuestro medio natural.

Reciclando una tonelada de papel podemos salvar hasta 20 árboles

Cada año se talan 4.000 millones de árboles en el mundo para fabricar papel. Para producir una tonelada de papel virgen, se requiere de 2 a 3,5 toneladas de árboles, es decir, una media de 28 a 49 árboles. ¿Sabías que por cada  tonelada de papel que dejamos de imprimir, evitamos la tala de hasta 20 árboles, el consumo de 7000 kWh y el de 5000 litros de agua? Dejando de imprimir aquello que no es estrictamente necesario generamos un impacto positivo en el planeta, evitando malgastar nuestros recursos.

Con la acción del Bosque Virtual de MAPFRE, nuestros empleados pueden acceder regularmente para conocer los datos de su consumo y, poco a poco, gracias a esta concienciación, ir reduciendo el volumen de papel que imprimen. Es importante mencionar que, si no nos queda más remedio que imprimir, podemos hacerlo configurando la impresión de la forma más responsable posible, controlando el papel, tóner y energía utilizada, alcanzando así un ahorro de hasta el 20 por ciento. Además, cuando el papel deje de tener utilidad, debe depositarse en el contenedor de seguridad para papel para su destrucción y posterior reciclaje.

Nuestra estrategia de compensación de emisiones de gases de efecto invernadero

El Plan Corporativo de Huella Ambiental de MAPFRE integra una estrategia corporativa de compensación de gases de efecto invernadero (GEI), que recoge los criterios internos que la compañía valora a la hora de seleccionar proyectos de compensación para aquellas emisiones que no se pueden reducir. El objetivo es actuar preferentemente sobre la recuperación de los ecosistemas mediante soluciones basadas en la naturaleza y la preservación de la biodiversidad.

Como parte de dicha estrategia creamos en 2021 el “Bosque MAPFRE” que, partiendo de las actividades de reforestación para compensar la huella de MAPFRE en España y Portugal, engloba todas las actuaciones de reforestación dirigidas a preservar la biodiversidad, el capital natural y crear sumideros de carbono que apoyen la lucha contra el cambio climático.

Gracias a esta acción, hemos contribuido a repoblar casi 5 hectáreas de zonas afectadas por la deforestación entre España y Portugal con la plantación de más de 6.500 árboles, contribuyendo, así, a eliminar 4.000 toneladas de CO2 de la atmósfera y reduciendo el 21 % de las emisiones de carbono emitidas por la aseguradora en estos dos países.

Con el proyecto CO2 REVOLUTION en España, hemos plantado un total de 4.874 árboles en el municipio de Cerdedo-Cotobade, en Pontevedra, para regenerar la biodiversidad de un espacio degradado por incendios. En Portugal, junto a la asociación “Plantar Uma Árvore” hemos colaborado para promover la regeneración de los espacios protegidos con la plantación de 1.667 árboles de especies nativas en el Parque Natural de Sintra-Cascais, lo que mejora la tasa de supervivencia, la biodiversidad y la resistencia al fuego.

Además de estas acciones en la península Ibérica, en Brasil se han plantado 1.200 árboles en un área de interés ambiental a través del proyecto Amigos del Bosque y se ha iniciado el proyecto piloto con ECOACSA y el Instituto LIFE (Lasting Initiative for Earth) de Brasil, que promueve la participación del sector empresarial en la conservación de la biodiversidad y el mantenimiento de los servicios de los ecosistemas.

Más allá de los grandes proyectos de reforestación, la responsabilidad corporativa, y sus acciones por la sostenibilidad, empiezan por cada uno de los empleados de la compañía. Este bosque virtual que ahora inauguramos es una ventana que ayudará a cada uno a ser más consciente del efecto que una decisión como imprimir una documentación puede tener, con datos exactos, en tiempo real y ligados al impacto real sobre el ecosistema.

ARTICULOS RELACIONADOS: