Madrid 1,667 EUR 0 (0,12 %)

SOSTENIBILIDAD| 11.02.2022

Las mujeres en la ciencia, líderes en la lucha contra la COVID-19

Thumbnail user

Cada 11 de febrero celebramos el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia. Este día fue elegido en 2015 por la Asamblea General de las Naciones Unidas con el objetivo de lograr el acceso y la participación plena y equitativa para las mujeres y las niñas en la Ciencia, además de buscar lograr la igualdad de género y su empoderamiento. Este día es un recordatorio de que las mujeres y las niñas desempeñan un papel fundamental en las comunidades de ciencia y tecnología y que su participación debe fortalecerse.

Desde MAPFRE nos unimos a conmemorar esta fecha para animar a las niñas y las jóvenes a elegir carreras STEM, y para lograr la igualdad de género, en este campo y en todos los demás. Con motivo de este día, hemos entrevistado a cuatro mujeres en carreras STEM (acrónimo de Science, Technology, Engineering and Maths) en las que nos cuentan cómo ha sido para ellas la elección de escoger este futuro y cuál fue el mejor consejo que les dieron a la hora de elegir la carrera, animando así que cada vez más jóvenes opten por este tipo de trayectorias profesionales.


¿Cómo nace el día para las mujeres en la ciencia?

Hace 7 años, el 22 de diciembre de 2015, la Asamblea General decidió establecer un Día Internacional anual para reconocer el papel crítico que desempeñan las mujeres en la ciencia y la tecnología.

Desde hace mucho tiempo, la igualdad entre hombres y mujeres es una prioridad global de la UNESCO, además, el apoyo a los jóvenes en su educación y su plena capacidad para hacer oír sus ideas son los motores del desarrollo y la paz. La ciencia y la igualdad de género son fundamentales para el desarrollo sostenible. En las últimas décadas, la comunidad internacional ha hecho un gran esfuerzo para inspirar y promover la participación de las mujeres y las niñas en la ciencia.  Sin embargo, las mujeres siguen encontrando obstáculos en el campo de la ciencia y según los datos del IEU (Instituto de Estadística de la UNESCO), menos del 30 % de los investigadores científicos del mundo son mujeres.

 

Para poder hacer frente a algunos de los desafíos del siglo XXI y de la Agenda 2030 necesitamos aprovechar todo el talento. Esto implica conseguir introducir a más mujeres en estos campos. La diversidad en la investigación amplía el número de investigadores con talento, lo que aporta una nueva perspectiva, más talento y creatividad. Este día se enmarca como una fecha para recordar el papel fundamental que desempeñan las mujeres y las niñas en las comunidades de ciencia y tecnología y que su participación debe fortalecerse.

Informes recientes de la ONU señalan que millones de personas se quedarán sin acceso a servicios de agua potable, saneamiento e higiene antes de 2030 a menos que el progreso se multiplique por cuatro. El aumento de la demanda y la mala gestión de la conservación de los recursos hídricos, agravados por el cambio climático, son desafíos clave. Es por eso que este año la 7ª Asamblea del Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia se centra en el tema: “Equidad, Diversidad e Inclusión: El agua nos une”. Esta asamblea reconoce el papel de las mujeres y las niñas en la ciencia, no solo como beneficiarias, sino también como agentes de cambio hacia la consecución del ODS 6: Garantizar la disponibilidad de agua y su gestión sostenible y el saneamiento para todos.

 

Mujeres en la ciencia en números

A lo largo de la historia las mujeres han liderado investigaciones pioneras en materia de salud pública, vacunas, tratamientos y tecnologías innovadoras y, además, en el contexto actual de la COVID-19, han trabajado en la primera línea luchando frente al virus. No obstante, la brecha de género en el ámbito de la ciencia y la tecnología sigue existiendo. Como afirmábamos anteriormente, sólo el 30 % de quienes investigan son mujeres, a pesar del hecho de que representan el 45 % y el 55 % del conjunto de estudiantes en las carreras de grado y maestrías respectivamente, y el 44 % en los programas de doctorado. También es destacable que el 70 % del personal que trabaja en el sector sanitario y de asistencia social son mujeres, éstas reciben una remuneración inferior a la de los hombres, en concreto un 11 % menos, según datos de la ONU.

Son numerosos los estudios que han constatado que las mujeres en carreras STEM publican menos, cobran menos por las investigaciones y no progresan tanto en este campo como lo hacen los hombres en sus carreras. Sin embargo, encontramos pocos datos a nivel internacional que muestren el alcance de estas disparidades. Por eso, el IEU, a través de SAGA, trabaja con organizaciones regionales, para desarrollar un conjunto de herramientas con metodologías, indicadores y marcos para producir datos más precisos. Por ejemplo, han elaborado una encuesta que investiga los factores que impulsan y los obstáculos que dificultan una carrera en ciencia e ingeniería.

 


Líderes en la lucha contra la COVID-19

La pandemia de la COVID-19 ha demostrado el papel crucial de las mujeres, tanto como investigadoras, en los avances en el conocimiento del virus hasta el desarrollo de las pruebas y las vacunas contra este, como todas aquellas que han estado luchando en primera línea como personal sanitario.

Al mismo tiempo, la emergencia sanitaria ha tenido también un impacto negativo, ampliando las disparidades de género existentes. Ha afectado especialmente a las mujeres científicas en las primeras etapas de su carrera, lo que ha contribuido a que se ensanche la brecha de género existente en este campo. Este hecho marca la necesidad de corregir estas disparidades mediante nuevas políticas, iniciativas y mecanismos para apoyar a las mujeres en la ciencia. Ahora más que nunca debemos reconocer las contribuciones de las mujeres en el ámbito científico para erradicar la discriminación y los estereotipos y contribuir a su desarrollo.

 

En MAPFRE, comprometidos con la igualdad 

En MAPFRE, la igualdad de género se refiere a la igualdad de derechos, responsabilidades y oportunidades de las mujeres y los hombres. La igualdad no pretende homogeneizar sino reconocer la diversidad y actuar para conseguir los mismos derechos, oportunidades y libertades. Supone reconocer la diversidad de las mujeres y de los hombres y que se tengan en cuenta sus intereses, sus necesidades y prioridades.

En el marco con ese compromiso, contamos con una Política de Diversidad e Igualdad de Oportunidades, que se basa en el respeto a la individualidad de las personas, en el reconocimiento de su heterogeneidad y en la eliminación de cualquier conducta excluyente y discriminatoria.

Dentro de nuestro trabajo en el marco de la igualdad de género y de nuestro compromiso con el Objetivo de Desarrollo Sostenible 5 Igualdad de género, impulsamos distintas iniciativas como nuestras Redes de Liderazgo Femenino, implantadas en España, Brasil, Estados Unidos, México, Perú y Turquía y cuyo objetivo es impulsar iniciativas que contribuyan a avanzar en materia de igualdad en la empresa, y en concreto, para incrementar la presencia de mujeres en puestos de responsabilidad en los que se encuentren subrepresentadas.

También somos firmantes, desde 2020, de los Principios de ONU Mujeres, la organización de las Naciones Unidas dedicada a promover la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres; estamos incluidos, desde 2021, en el Índice de Igualdad de Género de Bloomberg (GEI: Global Gender-Equality Index) por nuestras políticas y prácticas en materia de género; formamos parte del Target Gender Equality del Pacto Mundial de Naciones Unidas, un movimiento mundial para acelerar la acción en el ODS 5 “Igualdad de Género; y somos una de las 30 empresas españolas del nuevo Índice de igualdad de género establecido por Bolsas y Mercados Españoles (BME).

 

ARTICULOS RELACIONADOS