Junta General Ordinaria 2024

MAPFRE
Madrid 1,962 EUR 0,01 (0,62 %)
Madrid 1,962 EUR 0,01 (0,62 %)

SOSTENIBILIDAD| 13.06.2023

Edificaciones sostenibles: diseños que reducen hasta en un 90 % la factura de energía

Thumbnail user

Las edificaciones sostenibles son aquellas que están diseñadas y construidas de manera que maximizan la eficiencia energética, minimizan su impacto ambiental y proporcionan un espacio seguro, saludable y eficiente para sus ocupantes. En MAPFRE, como parte de nuestro Plan Corporativo de Huella Ambiental 2021-2030, tenemos el objetivo de que, para 2030, el 50% de la superficie de los edificios principales de oficinas y en propiedad tengan Certificación Sostenible.

Estas edificaciones buscan maximizar la eficiencia en el uso de la energía y el agua, reducir los residuos y las emisiones de gases de efecto invernadero, utilizar materiales y recursos renovables y no tóxicos, y minimizar los impactos negativos en el entorno natural.

Además, este tipo de edificaciones también se enfocan en el bienestar y la salud de las personas que las habitan, mediante la optimización de la calidad del aire interior, la luz natural, el control de la temperatura y la humedad, y la selección de materiales y acabados saludables.

Este tipo de edificaciones sostenibles son una respuesta al desafío global de construir de una manera más responsable y consciente con el medio ambiente y la sociedad, asegurando una mejor calidad de vida para las personas que habitan en ellas.

Casas Pasivas: las viviendas más eficientes

Cuando vamos a construir una vivienda nueva, lo mejor es contemplar la opción de construir casas pasivas, también conocidas como “casas de consumo energético casi nulo”, que son edificaciones diseñadas y construidas para minimizar el uso de energía y reducir su impacto ambiental.

Estas casas se caracterizan por tener un alto nivel de aislamiento térmico, una estanqueidad al aire muy alta, ventanas y puertas de altas prestaciones, y un sistema de ventilación mecánica con recuperación de calor.

El objetivo de estas edificaciones es reducir la necesidad de energía para calefacción y refrigeración, permitiendo que la temperatura interior se mantenga confortable con el uso de fuentes de energía pasivas, como la luz solar, el calor generado por electrodomésticos y la respiración humana.

En las casas pasivas, el consumo energético se reduce drásticamente, en algunos casos hasta en un 90% en comparación con las casas convencionales. Además, al utilizar fuentes de energía renovable y reducir la demanda energética, estas casas contribuyen a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y a proteger el medio ambiente.

En resumen, las casas pasivas son una forma innovadora y sostenible de construir edificaciones que sean confortables, saludables y eficientes energéticamente.

Rehabilitación de edificios

En caso de querer mejorar la eficiencia energética de una construcción ya existente, se puede contar con empresas especializadas en rehabilitación sostenible de edificios. La rehabilitación de una casa para hacerla más sostenible es una tarea que requiere de una planificación cuidadosa y una serie de cambios que pueden ir desde pequeñas mejoras hasta una reforma completa de la vivienda.

Pasos a seguir para rehabilitar tu vivienda de forma sostenible:

  1. Realizar una auditoría energética: Antes de comenzar cualquier trabajo de rehabilitación, es importante conocer el estado actual de la vivienda en términos de eficiencia energética y consumo. Una auditoría energética puede ayudar a identificar los puntos débiles de la vivienda y los cambios que se pueden hacer para mejorar su eficiencia energética.
  1. Aislar la casa: El aislamiento de las paredes, el techo y los suelos de la casa es clave para reducir la pérdida de calor en invierno y mantener la frescura en verano. El uso de materiales aislantes de alta calidad y la eliminación de los puentes térmicos pueden ayudar a reducir el consumo de energía para calefacción y refrigeración.
  1. Mejorar las ventanas y puertas: Las ventanas y puertas de una casa pueden ser responsables de una gran cantidad de pérdida de calor en invierno y ganancia de calor en verano. La sustitución de ventanas y puertas por modelos de alta eficiencia energética puede reducir significativamente el consumo de energía para calefacción y refrigeración.
  1. Utilizar sistemas de energía renovable: La instalación de paneles solares, sistemas de energía eólica o geotérmica pueden ser opciones para reducir la dependencia de la energía de la red eléctrica. Estos sistemas pueden ser una inversión a largo plazo que, a medida que se amortizan, pueden contribuir a reducir los costos de energía y la huella de carbono.
  1. Usar materiales sostenibles: Al renovar o actualizar la casa, es importante elegir materiales sostenibles como madera, piedra natural, ladrillos, pinturas no tóxicas, etc. Estos materiales no solo son más respetuosos con el medio ambiente, sino que también pueden mejorar la salud y el bienestar de los ocupantes.

La rehabilitación de cualquier edificio para convertirlo en más sostenible puede requerir una alta inversión inicial, pero es una forma efectiva de reducir el impacto ambiental y los costos a largo plazo. La clave es tener una planificación cuidadosa y buscar la asesoría de expertos en eficiencia energética y construcción sostenible para obtener los mejores resultados.

En MAPFRE, como parte de nuestro Plan Corporativo de Huella Ambiental 2021-2030, tenemos el objetivo y el compromiso de que, para 2030, el 50% de la superficie de los edificios principales de oficinas y en propiedad tengan Certificación Sostenible. Para ello, incluimos criterios ambientales en el diseño, obras y reformas de nuestros edificios e instalaciones, optando por las mejores soluciones constructivas con menor impacto en el medio ambiente y que dan cumplimiento a los estándares de calidad más estrictos en materia de edificación sostenible.

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS: