Madrid 1,667 EUR 0 (0,12 %)

SOSTENIBILIDAD| 09.09.2022

Día Mundial del Vehículo Eléctrico

Thumbnail user

Desde 2020 se conmemora, cada 9 de septiembre, el Día Mundial del Vehículo Eléctrico, una efeméride creada por iniciativa de las empresas ABB y Green TV para impulsar el reconocimiento y la adopción de soluciones de movilidad eléctrica, poniendo el foco en la preservación del medio ambiente.

Este año se pretende, a través de campañas digitales y presencia en diferentes eventos y entornos políticos, consolidar este Día Mundial para impulsar los medios de transporte descarbonizados con cero emisiones de CO2 o lo que es lo mismo, los vehículos eléctricos.

Orígenes y evolución de la movilidad eléctrica

La explosión de popularidad de los vehículos eléctricos en las últimas décadas quizá nos haga pensar que su origen es relativamente reciente, pero ¿sabías que aparecieron antes incluso que los vehículos de combustión?

Los descubrimientos e inventos de Faraday y Davenport en la década de los treinta del siglo XIX abrieron la puerta a los primeros experimentos con vehículos movidos por la electricidad. Pero fue en 1881 cuando Gustave Trouvé presentó el primer vehículo eléctrico impulsado únicamente por electricidad:  un triciclo con una velocidad máxima de 12 km hora y una autonomía de 26 km.

Bastaron menos de veinte años para que invenciones como las de Nikola Tesla y nuevos vehículos eléctricos presentados en Alemania o Estados Unidos pavimentaran el camino hacia la movilidad eléctrica, con una verdadera época dorada durante dos decenios.

Ya en el siglo XX, la baja autonomía y la falta de una infraestructura adecuada para la carga empezaron a sobreponerse a las ventajas que habían popularizado el vehículo eléctrico en las grandes ciudades. En 1908 Henry Ford presentó su icónico Ford Model T y la caída del precio de la gasolina y una mayor infraestructura de carreteras hicieron crecer el mercado de los vehículos de combustión, que ofrecían mayor autonomía.

Aun así, desde 1960 y hasta 1990, resurgió el interés de los fabricantes en soluciones eléctricas, gracias a una mayor infraestructura de carga como los cargadores de vehículos eléctricos y la mejora de la tecnología y autonomía de las baterías. Más tarde, a esto se sumó la creciente preocupación por las emisiones de CO2 y los compromisos internacionales por el clima que pusieron el foco e interés de nuevo en alcanzar nuevos estándares de movilidad eléctrica, facilitando la explosión actual de la e-movilidad.

Beneficios y ventajas del uso de vehículo eléctrico

Cero emisiones

¿Preocupado por el medio ambiente? Los vehículos eléctricos no emiten ningún tipo de contaminante o gas de efecto invernadero (GEI). Aunque es cierto que durante la fabricación de un coche eléctrico se genera más huella de carbono que durante la de un coche convencional de combustión, las emisiones cero compensan rápidamente este hecho.

Ahorro

La carga completa de un vehículo eléctrico, aun realizándola en casa, puede suponer un coste de entre 6 y 8 euros para una autonomía de unos 400 kilómetros (según el tipo de vehículo y motor). Por si esto no fuese suficiente incentivo, en muchas grandes ciudades existen puntos de recarga gratuitos como forma de impulsar la adopción de la movilidad eléctrica.

Más allá, los vehículos ECO disponen de muchas ventajas fiscales, tanto en el momento de la compra como posteriormente en impuestos como la matriculación o circulación y son cada vez más asequibles.

Infraestructura

La red de puntos de carga no deja de crecer y ya no existe la preocupación de dónde poder cargar en ruta nuestro vehículo eléctrico, pero esta no es la única ventaja. En muchas ciudades los vehículos eco disponen de zonas de aparcamiento reservado y en algunas de ellas pueden circular por carriles bus o VAO sin límite de ocupantes, lo que facilita enormemente la movilidad urbana.  Además, cada vez más podemos encontrar cargadores en parkings públicos y crecen las empresas que realizan la instalación del cargador en nuestro propio aparcamiento.

Fiabilidad

Un vehículo con motor eléctrico tiene menos partes móviles y fricciones por lo que su mantenimiento se reduce enormemente (otro punto importante de ahorro) y el número de averías es significativamente más bajo. Podrás olvidarte, además, de cambiar el aceite, filtros, correas de distribución y otras tareas de mantenimiento del motor.

Comodidad

Podrás conducir sin preocuparte por el cambio de marchas, sin vibraciones del motor y disfrutando del silencio del motor eléctrico y una aceleración constante y suave sin interrupciones. Son vehículos sin embrague ni caja de cambios, lo que los hace especialmente fáciles de conducir.

Los objetivos de MAPFRE en movilidad y sostenibilidad

Dentro del modelo de Innovación Abierta de MAPFRE, CESVIMAP es un centro de innovación y desarrollo dedicado a contribuir a la movilidad conectada, autónoma, compartida y eléctrica, implementando soluciones innovadoras.

La sostenibilidad es el foco principal, impulsando las cero emisiones, el reciclaje y la economía circular a través de la formación, la consultoría y el desarrollo de soluciones, ayudando no solo a MAPFRE sino a muchas otras empresas y entidades.

Además, MAPFRE tiene objetivos en materia de movilidad dentro de nuestro plan de huella ambiental, como son; alcanzar que el 100 % de su flota esté integrada por vehículos ECO, reducir en un 20 % los viajes de negocio e implantar el trabajo remoto en al menos un 40 %.

Ponemos a disposición de nuestros empleados servicios para fomentar la movilidad sostenible, buscando alternativas al vehículo privado. Estas medidas incluyen lanzaderas que conectan algunas sedes con los principales puntos de la ciudad y con el transporte público, estacionamientos para bicicletas, renting de vehículos eléctricos, puntos de recarga para vehículos ECO y un sistema de videoconferencia para conseguir nuestro objetivo de limitar los viajes de negocio. 

Nuestro objetivo principal en materia de sostenibilidad es conseguir reducir en un 50 % la huella de carbono del grupo en 2030, lograr la neutralidad en carbono en los principales países para 2024 y en todos los países en 2030. 

¿Cómo hacerte más fácil la transición hacia el vehículo eléctrico?

El precio de un coche eléctrico suele ser una de las principales barreras a la hora de hacer la transición, pero existen múltiples opciones para reducirla o superarla.

Inicialmente, existen numerosas ventajas fiscales en la adquisición de vehículos eléctricos, como bonificaciones al impuesto de circulación o iniciativas como Plan MOVALT, en España, que incluyen descuentos directos al precio de adquisición.

Si, aun así, la compra de un vehículo nuevo no es viable, la bajísima tasa de averías y la fiabilidad de los vehículos eléctricos hace que comprar un coche de segunda mano sea una opción muy recomendable, ya que los precios son mucho más asequibles y seguiremos contando con la tranquilidad que ofrece el escaso mantenimiento de este tipo de vehículos.

Por último, existen modelos de suscripción como el leasing u otros planes mensuales que incluyen otros servicios como seguros y que ayudan a reducir la barrera de entrada del precio.

Como vemos, la movilidad eléctrica no es tan solo una opción más. Es la alternativa real para lograr la descarbonización de las ciudades y el cuidado del medio ambiente. El impulso y compromiso desde las instituciones, las empresas y los ciudadanos no deja de crecer, facilitando la transición hacia este modelo, por ello, el Día Mundial de Vehículo Eléctrico es un momento ideal para impulsar el cambio.

 

ARTICULOS RELACIONADOS: