Madrid 1,796 EUR 0,02 (+1,3 %)

SOSTENIBILIDAD| 12.05.2022

“Ciudades 2030”: la transición hacia ciudades sostenibles

Thumbnail user

Hace poco hablábamos de Smart Cities y reflexionábamos sobre los nuevos modelos de ciudades inteligentes donde el urbanismo, unido a la máxima innovación, devuelve a las personas al centro. En este artículo volvemos a poner el foco en las ciudades del futuro y hablamos sobre la importancia de la transformación hacia urbes climáticamente neutras como el reto de las comunidades del mañana.

En el contexto actual, tanto a nivel europeo como nacional, se está apostando por promover ciudades más sostenibles y climáticamente neutras. Fruto de este paradigma, la Comisión Europea tiene entre sus compromisos prioritarios la transformación verde de los entornos urbanos, para lo que ha promovido la Misión ciudades inteligentes y climáticamente neutras para 2030. Este proyecto aterriza en España de la mano de CitiES 2030’, una iniciativa impulsada por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, que cuenta ya con ocho ciudades adheridas (Madrid, Barcelona, Sevilla, Valencia, Soria, Valladolid, Vitoria-Gasteiz y Zaragoza) y que aspira a convertirse en la palanca principal de la transformación económica y social que deberán abordar las ciudades europeas para lograr la transición ecológica.

¿Cómo se definen las ciudades sostenibles?

Las ciudades del mundo ocupan únicamente el 3 % del territorio mundial, pero representan el 75 % de las emisiones de carbono. A este riesgo climático se suma una  urbanización acelerada, que trae numerosas dificultades, como la falta de infraestructuras y el crecimiento urbano descontrolado, que está ejerciendo presión sobre los suministros de agua dulce, las aguas residuales, el entorno de vida y la salud pública.

Considerando que son uno de los focos más activos en la contaminación atmosférica, las ciudades tienen un papel fundamental en la lucha contra el cambio climático pudiendo convertirse en líderes en la transición energética hacia un desarrollo bajo en carbono basado en la eficiencia y las energías renovables.

Y es aquí donde entra el papel de lo que conocemos como ciudad sostenible. Una ciudad sostenible es aquella que es capaz de integrar los espacios verdes en el entorno urbano y reducir las emisiones de CO2 para mejorar la calidad del aire, también es la misma que fomenta el uso de energías renovables y la que es capaz de implementar con éxito la movilidad sostenible y el uso eficiente del transporte público y que impulsa la economía circular entre sus habitantes. En resumen, una ciudad sostenible es aquella que ofrece calidad de vida a sus habitantes sin poner en riesgo los recursos, ya que también vela por el bienestar de las generaciones futuras.

Objetivo de Desarrollo Sostenible 11: Ciudades Sostenibles

Desde 2016, el 90 % de los habitantes de las ciudades respiraba aire que no cumplía las normas de seguridad establecidas por la Organización Mundial de la Salud (OMS), lo que consecuentemente provocó 4,2 millones de muertes debido a la contaminación atmosférica. Más de la mitad de la población urbana mundial estuvo expuesta a niveles de contaminación del aire al menos 2,5 veces más altos que el estándar de seguridad.

Fruto de esta situación, en 2015 la Asamblea General de la ONU adoptó la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, un plan de acción a favor de las personas, el planeta y la prosperidad. Esta Agenda 2030 establece 17 Objetivos con 169 metas de carácter integrado e indivisible que abarcan las esferas económica, social y ambiental. Entre los 17 objetivos, encontramos el número 11: lograr que las ciudades sean más inclusivas, seguras, resilientes y sostenibles.

Además, entre sus metas también quiere lograr el acceso de todas las personas a viviendas y servicios básicos adecuados, proporcionar acceso a sistemas de transporte seguros, asequibles, accesibles y sostenibles y mejorar la seguridad vial, aumentar la urbanización inclusiva y sostenible, reducir el impacto ambiental negativo per cápita de las ciudades, prestando especial atención a la calidad del aire y la gestión de los desechos municipales y proporcionar acceso universal a zonas verdes y espacios públicos seguros, inclusivos y accesibles.

Ciudades Sostenibles 2030

Como mencionábamos anteriormente, las ciudades están en el epicentro de gran parte de los retos y las soluciones en materia de sostenibilidad a nivel global. En el marco de este paradigma, Forética ha lanzado la segunda edición de la iniciativa Ciudades Sostenibles 2030, en la que participan un total de 23 empresas y entidades, entre las que se encuentra MAPFRE, y que tiene el objetivo de potenciar la acción empresarial para la transformación hacia ciudades climáticamente neutras, con foco en la movilidad sostenible y la colaboración público-privada como palancas clave para impulsar esta transición.

Las ciudades, como gran epicentro de generación de emisiones de gases de efecto invernadero –casi el 80% de emisiones directas e indirectas– y consumo de recursos y energía –cerca del 75 % a nivel global–, se convierten en uno de los puntos fundamentales para hacer frente a la crisis climática global“, explica la directora de Proyectos y Servicios de Forética, Ana Herrero.

En este contexto, el sector privado juega un papel fundamental a la hora de ofrecer soluciones sostenibles y alinearlas con los compromisos y las necesidades de las administraciones públicas locales, para que estas últimas puedan seguir avanzando en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030 y en concreto, el ODS 11 para impulsar la contribución de las empresas en el desarrollo de un modelo de ciudad resiliente, segura, inclusiva y sostenible. La iniciativa busca, por tanto, avanzar en la comprensión e integración por parte de las empresas de enfoques y acciones estratégicas vinculadas a la sostenibilidad de las ciudades desde la perspectiva ASG. Las siglas ASG hacen referencia a la toma de decisiones empresariales siguiendo criterios Ambientales, Sociales y de buen Gobierno, también conocidos por sus siglas en inglés ESG (Environmental, Social & Governance).

Colaboración a través de alianzas con todos los implicados

“Para impulsar la descarbonización de las ciudades es clave el establecimiento de alianzas con los diferentes grupos de interés presentes en los entornos urbanos y el impulso de la colaboración público-privada para resolver los retos vinculados a la sostenibilidad. Por ello, en el marco de esta iniciativa, promovemos espacios de diálogo entre representantes de ayuntamientos y las empresas y organizaciones participantes para conversar acerca de los desafíos y oportunidades de la neutralidad climática en las ciudades, así como sobre los mecanismos de colaboración”, afirmaba Julia Moreno, manager del proyecto Ciudades Sostenibles 2030 de Forética.

“Además, en esta segunda edición profundizaremos sobre las tendencias más destacadas en materia de movilidad sostenible, desde diferentes enfoques, como instrumento fundamental para contribuir a la lucha contra el cambio climático en las ciudades”, concluye.

Como aliados, forman parte de la iniciativa a nivel global el World Business Council for Sustainable Development (WBCSD), a nivel nacional el Congreso Nacional del Medio Ambiente (CONAMA), y a nivel local el proyecto Madrid Nuevo Norte y la asociación Madrid Capital Mundial de la Construcción, Ingeniería y Arquitectura. Asimismo, Forética mantiene alianzas estratégicas con encuentros de relevancia internacional en este ámbito como la Smart City Expo World Congress o el Foro de las Ciudades, en sus distintas ediciones.

El encuentro empresarial organizado en el marco de la iniciativa Ciudades Sostenibles 2030 ha permitido a las empresas dialogar sobre la ambición de las ciudades en materia climática, los retos y oportunidades de alcanzar estos compromisos y el papel clave del sector privado en el avance hacia la descarbonización de las ciudades.

Enfrentarnos al reto de la transición hacia ciudades más sostenibles pasa por buscar soluciones y nuevos modelos de planificación urbanística que sitúen al ciudadano en el centro para fomentar ciudades más verdes, frenar el cambio climático y a su vez, mejorar la calidad de vida de las personas. Es de vital importancia, por tanto, mejorar la gestión urbana para que estos espacios sean más seguros, resilientes, inclusivos y sostenibles, tal y como pide el Objetivo 11 de la Agenda 2030.

ARTICULOS RELACIONADOS: