Madrid 1,777 EUR -0,02 (-0,98 %)
ZoomTalento Prensa

5
continentes

 

34.000
empleados

Invertimos por principios, convencemos por rentabilidad

Asumimos la parte que nos toca en el desarrollo sostenible

Trabajamos con el conocimiento y la reflexión para crear debate público

Apostamos por la comunicación clara y transparente

M

SOSTENIBILIDAD| 08.04.2021

Ciudades amigables y espacios participativos donde cultivar el bienestar y la economía sénior 

Thumbnail user

El 40% del consumo mundial lo mueven los mayores de 65 años. Entre los 50 y 75 años, en Europa, su poder adquisitivo es de media un 12% mayor que el del resto de colectivos, están en otra etapa vital, cuidan su salud y pueden seguir trabajando, ahorrando y consumiendo.

La silver economy (la economía de las canas que llevó a MAPFRE y Deusto Business School a acuñar el neologismo ageingnomics, vinculando envejecimiento y economía) ofrece multitud de oportunidades que las políticas públicas deben estimular, más allá de mecanismos de protección social tradicionales, como sanidad pública y pensiones. Esta revolución de las canas exige fomentar la colaboración público-privada e incentivos para el desarrollo de tecnologías y nuevas actividades empresariales dirigidos al colectivo sénior.

Con ese prisma, el de abordar desde lo público la imparable transición demográfica, el Centro de Investigación Ageingnomics ha celebrado su último encuentro titulado Territorios a favor de la economía sénior, con cerca de 450 conexiones vía web y redes sociales, y más de 3.000 visualizaciones de post. El centro se creó por Fundación MAPFRE para conseguir que España lidere la estrategia mundial para que el envejecimiento abra oportunidades y divulgar una mirada positiva del cambio demográfico.

 

“Con cerca de 450 conexiones vía web y redes sociales, y más de 3.000 visualizaciones de post»

En el evento participaron el alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón; el vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea y la directora general de políticas contra la despoblación del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Juana López, moderados por la directora de Seguros y Previsión Social de Fundación MAPFRE, Clara Bazán, junto al director de Deusto Business School en Madrid, Iñaki Ortega. Al mismo asistieron Juan Fernández Palacios, director del Centro de Investigación Ageingnomics Fundación MAPFRE, y Eva Piera , directora general de Relaciones Externas y Comunicación de MAPFRE.


Combatir la soledad, epidemia en las ciudades

El alcalde de Zaragoza -ciudad pionera en España en la adhesión a la Red Mundial de Comunidades y Ciudades Amigables de la Organización Mundial de la Salud (OMS)- ha destacado que las ciudades deben repensar sus servicios públicos, su urbanismo y movilidad, y dar respuesta a las necesidades de ese segmento de la población creciente de los mayores.

“Las políticas municipales deben incluir partidas específicas para fomentar el envejecimiento activo y el fomento de redes sociales que ayuden a evitar la soledad de los mayores, la auténtica epidemia de este siglo en las grandes ciudades y un grave inconveniente para conseguir esa longevidad saludable y que genere beneficios”, reflexiona Azcón.

Por su parte, el vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, destacó que la suya no es solo la comunidad autónoma más extensa y con menos densidad de población en España, sino también una de las regiones con un número más alto de mayores de 65 años, por lo que la gestión de las políticas tendentes a promover la economía del envejecimiento requiere de más esfuerzos. “Hay que financiar los servicios que se prestan al territorio. Tenemos un sistema de financiación contrario actualmente, porque se basa en el cálculo por habitante. Deberíamos haber puesto el foco en nuestros sistemas de salud pública. Es más importante que tengamos un alto porcentaje de vida saludable, por lo que hay que hacer campañas desde ya mismo para concienciar de la importancia del ejercicio, del cuidado de la mente, de leer…”, reclamó.

España anunció recientemente un Plan de medidas ante el Reto Demográfico que contempla una inversión superior a los 10.000 millones de euros, destinado a combatir la despoblación y garantizar la cohesión económica y social.

Juana López recordó que reto demográfico y lucha contra la despoblación son dos elementos complementarios: “Tenemos un territorio con crisis demográfica (ciudades) y otro sobre envejecido (el rural)”. Apuntó igualmente que, en un mundo cada vez más digital, es importante “generar políticas públicas que cierren las brechas digitales, generar cuidadores que capaciten a las personas.  Lo dejo ahí como un elemento de futuro. No podemos dejar atrás a los mayores”, resumió.

 

Artículos relacionados:

Ciudades y barrios se redibujan lentamente

Los pueblos idean soluciones en su lucha contra la despoblación