Madrid 1,667 EUR 0 (0,12 %)

SEGUROS | 24.08.2022

El seguro como protector de bienes y su importancia en la economía

Thumbnail user

Los seguros juegan un papel fundamental en el desarrollo económico, ya que permiten y promueven la actividad económica protegiendo vidas y bienes contra los riesgos asegurables. Las compañías aseguradoras actúan de amortiguadores frente los acontecimientos adversos y como pegamento invisible de la sociedad.

Y es que en el horizonte del progreso económico y social pueden aparecer riesgos como la COVID-19 o el cambio climático, que han aumentado la vulnerabilidad en todo el mundo, pero con mayor impacto en aquellos países cuya economía aún se encuentra en fase emergente. Teniendo en cuenta el contexto actual, seguimos observado como la penetración del seguro en muchos mercados, que podrían ser los que más se beneficiaran de la tranquilidad que aportan, sigue siendo muy baja.

¿Por qué es importante contar con un seguro?

En nuestra vida vivimos infinidad de situaciones que no podemos prever y que pueden afectar a nuestro bienestar y el de nuestra familia, y es aquí donde empiezan a jugar un papel importante los seguros, ya que permiten anular el efecto de estos imprevistos o reducir su impacto.

La importancia de contratar un seguro para proteger tus bienes, tu salud y tu vida es precisamente esa, cuidar de lo que te importa, y estar seguro de que todo ello no se verá afectados en ningún caso. Aun así, como ya apuntábamos anteriormente, la penetración de los seguros no es igual en todos los países, como por ejemplo en Latinoamérica, donde la cultura de vivir asegurado es menos común.

¿De qué manera nos puede ayudar contar con un seguro?

  • Nos dan seguridad: Los seguros proporcionan protección y respaldo ante cualquier circunstancia inesperada. Es mejor tenerlo y no necesitarlo, que necesitarlo y no tenerlo.
  • Nos reduce las pérdidas y los riesgos: Tanto en el plano personal como en el de los negocios, tener un seguro aumenta la probabilidad de salir adelante ante imprevistos como los desastres naturales que se escapan de nuestras manos.
  • Nos aportan tranquilidad: Los seguros también nos ayudan a reducir nuestro miedo y nuestra frustración frente a la incertidumbre del futuro. No contar con una estabilidad financiera afecta a nuestra salud, ya que nos provoca tensión y ansiedad, por eso también promueven la educación financiera.

El seguro como pieza fundamental del desarrollo

Una cita atribuida a Henry Ford decía que “es el mundo entero el que descansa sobre la base de los seguros. Sin ellos cada hombre guardaría su dinero sin invertirlo en ninguna parte por temor a perderlo, y la civilización se habría paralizado poco menos que en la barbarie”.

Como hemos visto, existen una serie de pasos esenciales para cerrar poco a poco las brechas de protección que existen en mercados emergentes, donde las consecuencias de riesgos no asegurados pueden ser incluso más severa y perdurable que en otras economías. El seguro permite asumir riesgos que apoyen el desarrollo con la tranquilidad de estar respaldado por su protección.

Desde MAPFRE, impulsamos acciones que ayuden a cerrar estas brechas, ya sea promocionando la cultura financiera de todos, o estableciendo compromisos claros en nuestra política de buen gobierno. Esos compromisos, arraigados en la responsabilidad, la integridad y la transparencia, están enfocados a innovar de forma permanente en productos y servicios que faciliten y fomenten la accesibilidad al seguro para un número cada vez mayor de colectivos, incluidos aquellos en países emergentes, asegurando también un asesoramiento e información completos, previos a la contratación, como base de la transparencia y la creación de una relación de confianza.

Elementos básicos para un desarrollo eficaz de los seguros en los mercados emergentes

Recientemente la Asociación de Ginebra y el Foro de Desarrollo de Seguros (FDI) lanzó un informe en el que exploran como la regulación, así como las políticas gubernamentales, pueden facilitar o restringir el desarrollo de mercados de seguros robustos y receptivos que ayuden a cerrar las brechas en mercados emergentes. Entre otras conclusiones, se destacan los siguientes puntos como clave para ello.

Prioridad política

Primero, conseguir que la regulación del mercado de seguros sea una prioridad política, creando un marco legal y fiscal que permita su expansión. Los mercados emergentes requieren un enfoque distinto de la regulación y supervisión de los seguros.

Esta regulación debería tener en cuenta la madurez de cada mercado concreto y, como se menciona en el informe, las “técnicas y prácticas de regulación no deberían ir más allá de lo necesario para lograr su propósito y optar por equilibrar los objetivos prudenciales y de desarrollo del mercado.” Esto es, optar por la simplicidad.

Educación financiera y conciencia de riesgo

La falta de comprensión, por parte de un alto volumen de población, de conocimientos financieros, de los elementos y herramientas para gestionar una economía personal y familiar, o entender el riesgo y la vulnerabilidad en un entorno como el actual, es una de las principales barreras para la expansión del seguro, más allá de las políticas a nivel estatal.

Serían necesarios programas de educación financiera ya desde la educación primaria para construir esta base, tan útil, de conocimientos de finanzas básicas para el día a día. Adicionalmente, desarrollar una colaboración más estrecha entre los gobiernos, los reguladores y el sector de los seguros para mejorar entre la población la comprensión del papel de los seguros para las sociedades, y la importancia de una buena regulación de los seguros.

Una mayor educación financiera y mayor comprensión de la exposición a pérdidas y sus consecuencias ayudaría a entender el seguro, un producto intangible, no como un gasto sino como una inversión.

Simplicidad y asequibilidad

Como hemos visto, tanto por la parte regulatoria como por la educación financiera, un elemento esencial es la simplicidad. De cara al consumidor, deben ser productos con una contratación sencilla, evitando exclusiones y cláusulas complejas, que aporte claridad en sus beneficios y que satisfagan necesidades concretas y tangibles. No podemos olvidar tampoco que es necesario que el coste sea adecuado y en línea con la realidad económica de cada mercado.

Confianza

Una educación financiera de base, un marco regulador favorable a los seguros, y unos productos asequibles y de contratación clara y simple permitirá que se cree un contexto de confianza hacia esta pieza fundamental para el desarrollo económico.

 

ARTICULOS RELACIONADOS: