MAPFRE
Madrid 2,216 EUR -0,02 (-1,07 %)
Madrid 2,216 EUR -0,02 (-1,07 %)

SALUD| 13.11.2023

“Mens sana in corpore sano” también en el trabajo

Thumbnail user

Ya lo recogió el poeta romano Junio Juvenal en el siglo I d.C en su Sátira X, “mens sana in corpore sano”, y 20 siglos después los expertos lo siguen suscribiendo: no hay nada más importante que tener la mente equilibrada y el cuerpo saludable.

La salud integral del empleado es un pilar fundamental para cualquier organización que aspire al éxito. En MAPFRE somos conscientes de la necesidad de cuidar al talento teniendo en cuenta su bienestar físico y mental.

De hecho, la relación simbiótica entre la salud mental y física es clara: un cuerpo saludable contribuye a una mente clara y enfocada, mientras que una buena salud mental puede ayudar a superar los desafíos físicos y a mantener hábitos de vida saludables.

¿Por qué debe el “mens sana in corpore sano” ser un pilar para las empresas?

El ODS 3 de la Agenda 2030 de Naciones Unidas, establece la importancia de garantizar una vida sana y promover el bienestar para todos en todas las edades.

Es por ello que las empresas tienen el deber de crear entornos de trabajo que promuevan esta conexión saludable. La inversión en programas de bienestar no solo es un acto de responsabilidad social corporativa, sino también una estrategia empresarial inteligente. Los empleados felices y saludables tienden a ser más productivos, están más comprometidos y muestran una mayor lealtad hacia la empresa.

¿Qué acciones pueden realizar las compañías en relación con el bienestar de los empleados?

En MAPFRE, la adopción de políticas y prácticas centradas en el bienestar es una prioridad, como por ejemplo el programa para empleados “¡Poténciate!”, con el que se cuida de la salud mental. Crear espacios de trabajo ergonómicos y promover una cultura que valore las pausas y la desconexión después del trabajo, además de  ofrecer servicios como asesoramiento psicológico y programas de control del estrés, reconociendo que la salud mental es igual de importante que la salud física, son algunas de las iniciativas que las empresas cada vez están poniendo más en marcha.

La implementación de horarios flexibles y la posibilidad de teletrabajar también forman parte de las medidas que eligen las empresas para apoyar el equilibrio entre la vida laboral y personal de los empleados. Esta flexibilidad ha demostrado ser beneficiosa, permitiendo a los trabajadores gestionar mejor su tiempo y reducir el estrés relacionado con los desplazamientos.

La formación continua es otra área en la que las compañías invierten para asegurar el bienestar mental de sus empleados. Al fomentar el desarrollo de habilidades y ofrecer oportunidades de aprendizaje, la empresa no solo mejora las competencias de su equipo, sino que también aumenta su sentido de logro y satisfacción.

La comunicación abierta y transparente es otro pilar de la estrategia de bienestar de muchas empresas. Se alienta a los empleados a compartir sus ideas y preocupaciones, sabiendo que serán escuchados y que sus opiniones son valoradas. Esto no solo mejora la moral, sino que también puede llevar a innovaciones y mejoras en los procesos de trabajo.

En el ámbito de la responsabilidad social, desde MAPFRE lideramos iniciativas que fomentan el bienestar no solo dentro de la empresa, sino también en la comunidad. Esto incluye programas de voluntariado y apoyo a causas benéficas, lo que permite a los empleados sentirse parte de algo más grande y contribuir al bienestar social.

Al poner en práctica políticas y programas que enfatizan la salud física y mental, desde MAPFRE no solo cuidamos la vida de nuestros empleados, sino que demostramos que el cuidado integral de los trabajadores es esencial para el éxito de cualquier organización.

En conclusión, las empresas que tienen el bienestar de los empleados en el centro de su estrategia de talento no solo están invirtiendo en su recurso más valioso: las personas, sino que también están contribuyendo a una sociedad más saludable y productiva. Debemos seguir asegurando la antigua sabiduría de “mens sana in corpore sano” para que se mantenga como un eje relevante y vital para las corporaciones modernas. 

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS: