MAPFRE
Madrid 2,018 EUR 0,01 (0,5 %)
Madrid 2,018 EUR 0,01 (0,5 %)

INNOVACIÓN| 08.05.2023

Inteligencia Artificial (IA): cómo te ayudará en tu trabajo

Thumbnail user

La inteligencia artificial o IA, es una rama de la informática que se centra en el desarrollo de sistemas y programas informáticos capaces de realizar tareas que requieren inteligencia humana, como el aprendizaje, el razonamiento, la percepción, la toma de decisiones y la resolución de problemas. En otras palabras, la IA se refiere a la capacidad de las computadoras para “pensar” y “aprender” como lo hace un ser humano.

Esta tecnología se basa en algoritmos y modelos matemáticos que permiten a las máquinas procesar grandes cantidades de datos y tomar decisiones en función de patrones y tendencias identificadas en esos datos.

En general, la IA se utiliza en una amplia variedad de aplicaciones, desde asistentes virtuales hasta sistemas de recomendación, desde el diagnóstico médico hasta los sistemas de conducción autónoma. Con el tiempo, la IA ha demostrado ser una herramienta poderosa para mejorar la eficiencia, la precisión, la toma de decisiones y la personalización en una variedad de campos y ha continuado evolucionando y mejorando a medida que se desarrollan nuevos algoritmos y tecnologías.

Hay muchas razones por las cuales usar herramientas de inteligencia artificial en tu trabajo puede ser muy beneficioso. Tenemos que pensar en la IA como un complemento en el futuro para algunas de las tareas que realizamos, en función del tipo de trabajo, y en ningún caso como un sustituto.

Principales beneficios que puede aportarte la inteligencia artificial

Aprender a usar la herramienta de inteligencia artificial que mejor encaje con tus tareas puede facilitarte mucho tu trabajo y te ayudará a optimizar recursos. Los beneficios básicos que te pueden complementar en tu día a día son los siguientes:

  1. Automatización de tareas: dejar en manos de la IA tareas repetitivas y monótonas, permite a los humanos centrarse en tareas más complejas y estratégicas.
  2. Eficiencia: Las IA puede analizar grandes cantidades de datos de manera mucho más eficiente y precisa que los humanos, lo que puede conducir a una toma de decisiones más informada en un tiempo mucho menor.
  3. Personalización: personalizar la experiencia del usuario en función de necesidades y preferencias individuales.
  4. Predicción y toma de decisiones: la IA puede ayudar a predecir futuros resultados y eventos, lo que puede ser útil en una variedad de campos, desde finanzas hasta atención médica.
  5. Aprendizaje automático: una inteligencia artificial es un modelo informático que puede aprender y mejorar de manera rápida a medida que se le presenta más información y datos, pudiendo procesar estos en gran volumen.

Sectores que ya invierten en la inteligencia artificial

Según el estudio realizado por Deloitte sobre la implementación de la inteligencia artificial en los negocios, el 82 % de las compañías que invierten en IA obtienen un alto rendimiento financiero, con una rentabilidad media del 17 %.

La IA también ayuda a mejorar las operaciones y ofrecer una mejor experiencia al cliente. Por ejemplo, Netflix utilizó la IA para mejorar los resultados de búsqueda y evitar la frustración de los clientes a la hora de elegir qué contenido ver, lo que ahorró a la empresa 1.000 millones de dólares al año en posibles pérdidas de subscripciones por no encontrar contenido de interés para el usuario, personalizando las sugerencias de contenido gracias a la IA.

Las industrias tradicionales y las startups también están utilizando la IA para hacer que la producción sea más eficiente, mejorando los procesos repetitivos y permitiendo a los empleados centrarse en tareas más complejas y de mayor rédito.

Las empresas sanitarias y de ciencias de la vida también están invirtiendo en IA, de hecho, ya podemos observar los avances en campos tan diversos como la radiología o la gestión de reclamaciones hospitalarias que demuestran que la IA ofrece muchas ventajas en el sector salud. La IA tiene el potencial de crear un gran valor en la atención sanitaria como, por ejemplo, en la detección precoz de algunas patologías como el cáncer de mama, que a partir de una imagen logra una detección del 100 % antes de que se produzca.  Sin embargo, hasta ahora solo se han producido en laboratorios y se tardará tiempo antes de que entren en la práctica clínica, de la mano de médicos formados en el uso de la inteligencia artificial como aliada para la detección.

En resumen, las herramientas de Inteligencia Artificial han llegado para facilitarnos tareas arduas, pero también pueden crear nuevos puestos de trabajo y oportunidades de carrera en áreas como la programación, el desarrollo de algoritmos y la supervisión y mantenimiento de sistemas de IA. Además, la IA también puede mejorar la eficiencia y la productividad en muchos trabajos, lo que puede llevar a una mayor demanda de trabajadores capacitados o especializados.

En general, el impacto de la IA en los trabajos dependerá en gran medida del tipo de trabajo y de cómo se utilice la IA en ese trabajo. Evidentemente, los trabajos que requieren habilidades interpersonales, como psicólogos, atención al cliente, cuidadores, creativos o toma de decisiones complejas seguirán siendo necesarias e irremplazables.

ARTÍCULOS RELACIONADOS: