MAPFRE
Madrid 2,36 EUR 0 (0,17 %)
Madrid 2,36 EUR 0 (0,17 %)

INNOVACIÓN| 28.02.2023

Impacto de las tecnologías 5G y 6G en la atención a la salud

Thumbnail user

No hay duda de que el desarrollo de las comunicaciones móviles es una de las grandes transformaciones de nuestro tiempo. Desde sus inicios, y hasta los actuales desarrollos en 5G y el futuro 6G, estos avances no solo afectan a la forma en que nos comunicamos y accedemos a la información, sino que también pueden tener un gran impacto en el ámbito de la salud, proporcionando herramientas y oportunidades de cambios asistenciales.

Este 2023, y como cada año, se celebra en Barcelona el Mobile World Congress, que este año se centra, entre otras temáticas, en la implantación de 5G y evolución hacia 6G.

¿Qué son el 5G y el 6G?

Los nombres hacen referencia a la quinta y la sexta generación, respectivamente, de conectividad móvil, una tecnología que evoluciona en diferentes ámbitos, con dos principales áreas: velocidad y latencia. Se prevé que 6G utilice bandas de frecuencia más altas que las anteriores, y una tecnología de red muy rápida que permitirá ofrecer velocidades récord y una latencia mínima. Esto, simplificando conceptos, permitirá que el tiempo entre el envío de un dato y la recepción del mismo pase el menor tiempo posible llevando la comunicación un paso más hacia el “tiempo real”, una característica que, como veremos, tiene una enorme importancia cuando hablamos de medicina y salud.

Del Internet of Things (IoT) al Internet of Healthcare Things (IoHT)

La red 5G permitió la expansión del Internet de las cosas (Internet of Things), un concepto que engloba una multitud de objetos físicos capaces de conectarse a internet, enviar y recibir datos para mantenerse en comunicación con otros objetos. Estos dispositivos pueden ser cualquier cosa: sensores mecánicos industriales u objetos cotidianos como un televisor, un frigorífico, o una bombilla inteligente. Todos con capacidad de conectarse a internet e interaccionar sin necesidad de la intervención humana.

Dentro de este concepto, y gracias a las mejoras en conectividad que permiten redes como 5G avanzado o 6G, podemos hablar del Internet of Healthcare Things, donde los dispositivos conectados y las soluciones diseñadas tienen que ver con la atención a pacientes médicos, como en los siguientes casos.

Telemedicina

La conexión de alta velocidad y baja latencia de estas tecnologías permite que las imágenes médicas y otros datos se transmitan con rapidez y precisión, lo que puede ser especialmente importante en situaciones de emergencia. E incluso en situaciones más cotidianas, como la atención a personas dependientes que no puedan desplazarse de su hogar, o ancianas, la posibilidad de una videollamada de baja latencia genera más confianza y mejor atención.

Monitorización remota

Los pacientes que tienen enfermedades crónicas o que necesitan seguimiento constante, podrán beneficiarse de una monitorización en tiempo real. También los implantes que puedan conectarse a la red, como válvulas, marcapasos y otros wearables de uso externo, podrán transmitir datos sobre la salud de un paciente a los profesionales de la salud en tiempo real, lo que puede permitir una respuesta rápida en caso de cualquier problema.

Realidad aumentada y virtual

Pueden ser herramientas muy útiles para la educación y el entrenamiento de los profesionales de la salud, así como para el tratamiento de los pacientes. La conexión de alta velocidad y baja latencia puede permitir la transmisión de imágenes en tiempo real y la colaboración entre profesionales en diferentes puntos del mundo, y la realización de procedimientos virtuales con mayor precisión.

Automatización y robotización

La automatización de ciertos procesos en la atención médica puede ayudar a reducir errores y mejorar la eficiencia. Por ejemplo, los robots quirúrgicos controlados remotamente pueden utilizar la conexión de estas tecnologías para realizar procedimientos quirúrgicos de manera más precisa, gracias a la latencia prácticamente inexistente.

MAPFRE ha participado en 4YFN, el evento de Mobile World Congress centrado en startups e innovación, con la presencia de Savia, la plataforma online de salud de la compañía. Para conversar sobre el futuro impacto de las tecnologías que hemos visto y de la transformación digital del sector salud, hoy hablamos con Alma Fernández, directora médica de Savia y directora de Salud Digital en MAPFRE.

Savia, nuestro servicio innovador de telemedicina

Savia está enmarcada en la apuesta de MAPFRE por la innovación y la digitalización. Es un servicio de salud online —a través de app y web— que ofrece consultas con médicos especialistas y de otras ramas de la salud a través de chat o video consulta.

Mediante la implementación de herramientas digitales, Savia permite llegar a más usuarios, acceder a un perfil de paciente mucho más exigente e hiperconectado. Pero en Savia no solo se ofrecen servicios digitales, también contempla servicios presenciales.

El modelo de Savia de pago por uso era muy necesario porque hay que tener en cuenta que hay personas que no tienen un seguro de salud, pero a las que en determinados momentos les gustaría acceder a algunos servicios (por rapidez, por comodidad, por horario…) y Savia les permite comprar esos servicios, en digital o presencial.” nos comenta Alma Fernández sobre el modelo de pago de Savia.

Los resultados de Savia en los últimos tres años reflejan el éxito de esta apuesta: más de 400.000 usuarios registrados, 75.000 clientes. Y un Crecimiento de 2021 a 2022 de más de un +40%.

Según datos del estudio “Radiografía de la salud digital en España” publicados por Savia en febrero de 2022, el 69 % de los usuarios declararon que utilizaron servicios de salud digital en los últimos 12 meses y el 79 % de los usuarios encuestados afirman que usarán servicios de telemedicina en los próximos 12 meses.

El crecimiento de Savia desde la pandemia

Savia lleva cuatro años presente en el ámbito de los servicios de salud digital, lo que quiere decir que gran parte de su existencia ha sido en tiempos de pandemia. La COVID-19 transformó nuestros hábitos de forma radical. En la actualidad, de una u otra manera, todos somos clientes digitales y hemos interiorizado los servicios online como parte de nuestro día a día. La disponibilidad creciente de dispositivos móviles y el acceso a Internet y redes sociales ha hecho que muchas más personas realicen online múltiples tareas que no mucho tiempo atrás se hacían de forma presencial, como ir al banco, realizar compras, etc. Y en este contexto, el cuidado de la salud no es una excepción.

En palabras de Alma Fernández, “la situación provocada por la COVID-19 puso de relieve la importancia de la telemedicina como nuevo modelo asistencial y las videoconsultas han demostrado ser una alternativa efectiva, que facilita la atención médica centrada en el paciente, y que ofrece muchas posibilidades para monitorizar y tratar a los pacientes de una forma accesible y segura”.

Ventajas de soluciones digitales como Savia

Las soluciones de e-Health actualmente disponibles y las que llegarán en el futuro permitirán el despliegue de la medicina preventiva y predictiva, lo que contribuirá, sin duda, a una mejora en la detección y tratamiento integral de enfermedades crónicas. Estas herramientas estarán diseñadas para ayudar y no para sustituir a los profesionales sanitarios en la toma de decisiones, acortando los tiempos y minimizando riesgos, al ofrecer un mayor nivel de información y análisis.

“Las ventajas de la salud digital para el paciente son incuestionables. Con la videoconsulta, se evitan desplazamientos y la permanencia en salas de espera. Algo que resulta particularmente importante en el caso de pacientes mayores, con dificultades de movilidad o que habitan en áreas rurales. Además, se reducen costes. Y al no estar limitados a un área geográfica concreta, se amplía la accesibilidad a un mayor número de profesionales.” afirma Alma.

Retos en la transformación digital del sector salud

Para la directora médica de Savia, en primer lugar, encontraremos el reto de la seguridad. Resulta indispensable un entorno digital seguro, que asegure la privacidad de los datos. Incorporar plataformas digitales neutras e interoperables, en las que se cumplen los protocolos de cifrado de información y que soporten nuevos servicios digitales, incluyendo las últimas tecnologías disruptivas para el cuidado de la salud.

Y, en segundo lugar, encontraremos el reto de la accesibilidad. La pandemia ha acelerado el proceso de digitalización en muchos sectores. Pero esta rápida transformación digital puede incrementar la brecha digital y perjudicar especialmente a grupos ya muy vulnerables.

Como dicen los expertos, la tecnología debe ser creada con el fin de mejorar la vida de todos y es responsabilidad de las compañías facilitar soluciones digitales, personalizadas, útiles y simples.

ARTÍCULOS RELACIONADOS: