Madrid 1,86 EUR 0,03 (+1,75 %)
ZoomTalento Prensa

5
continentes

 

34.000
empleados

Asumimos la parte que nos toca en el desarrollo sostenible

Trabajamos con el conocimiento y la reflexión para crear debate público

Apostamos por la comunicación clara y transparente

M

ACTUALIDAD | 08.03.2021

Tres mujeres hacen historia en tres meses

 

Thumbnail user

Primera africana al frente de la OMC en un momento geopolítico crucial 

Ngozi Okonjo-Iweala se convierte el 15 de febrero de 2021 en la primera mujer y en la primera persona de origen africano al frente del organismo desde su creación en 1995.

Su currículo refiere al compromiso: ha sido ministra de Finanzas en Nigeria, alta funcionaria del Banco Mundial y presidenta de la junta directiva de Gavi, la alianza para las vacunas.

“Necesitamos una Organización Mundial del Comercio (OMC) fuerte si queremos recuperarnos plena y rápidamente de los efectos devastadores de la pandemia”, anunció en su nombramiento.

El apoyo del nuevo presidente electo de los EE.UU. a su candidatura fue definitivo en su designación.

“Nuestra Organización se enfrenta a un gran número de desafíos, pero trabajando juntos podemos lograr, de forma colectiva, que la OMC sea más fuerte, más ágil, y se adapte mejor a la situación actual”, admite la Dra. Okonjo-Iweala.

¿Cuáles serán sus principales retos?

“El comercio mundial vive un momento crucial. La andanada proteccionista previa al Covid-19, primero, y el efecto de las disrupciones sobre los sectores y cadenas de valor producidos por la propia pandemia, después, plantean para la nueva Directora General de la OMC -y para la organización en su conjunto- el desafío de reestructurar las bases del comercio global para que éste siga siendo el motor del crecimiento económico del mundo”, resume Manuel Aguilera, DG de MAPFRE Economics.

Nos encanta que esta economista nigeriana, símbolo de la lucha contra la desigualdad y la pobreza, vincule el comercio al desarrollo sostenible y los cargos, al mérito, no al género ni al país de procedencia. “Si resulta ser mujer; estupendo. Si resulta ser africana; estupendo. Espero que sea una señal de que el mundo está preparado”, dijo ella.

Kamala, vicepresidenta de EE.UU.: “La política tiene que ser relevante”

Kamala Devi Harris, política y abogada, se autodefine en su cuenta en Twitter como vicepresidenta, esposa, momala (como la llaman los hijos de su marido) y tía. Nada de su pasado como ex fiscal de distrito de San Francisco y fiscala general de California.

Hija de padre jamaicano y de madre india -al frente de la crianza, una madre soltera “que me enseñó a colocar a mi familia primero”- secunda a Joe Biden en el liderazgo de la primera economía del mundo.

Sus jornadas comienzan con una rutina de entrenamiento subiendo y bajando, junto a su marido, los 56 escalones del Lincoln Memorial, su edad. Se lo confesó al ex presidente Barak Obama diciéndole que era la mejor forma de empezar el día. En ese monumento han tenido lugar muchos discursos históricos, como el “I have a dream” (Tengo un sueño), de Martin Luther King.

Ella se aferra a realidades. Empezó un artículo de opinión en The Washington Post recordando una conversación con trabajadores alimentarios sobre la crisis. Dos millones y medio de mujeres han perdido su trabajo: llenarían 40 estadios de fútbol de “éxodo”. Hace tan solo unos días, calificó este hecho de “emergencia nacional”.

No para. Es ágil, enérgica y viral. Al aceptar la nominación de su partido en la tercera noche de la Convención Nacional Demócrata, Harris dijo: “No hay vacuna contra el racismo”, ofreciendo su visión de un país más incluyente.

En New York Times declaró: “La política tiene que ser relevante”.

¿Llegará a convertirse en la primera presidenta de los Estados Unidos de América?

Nos encanta su firmeza sonriente, su concepción abierta de la familia, su apoyo a la diversidad y el saludo informal al jefe chocando los nudillos.

Becquart, una entrada de aire fresco en la cúpula vaticana

Nathalie Becquart, religiosa francesa, nacida en Fontainebleau, fue responsable del apostolado de los jóvenes en Francia y se ha convertido este pasado febrero en la primera mujer con derecho de voto en un órgano de poder de la Iglesia católica. Refleja una nueva dirección vaticana y uno de los mayores hitos en su jerarquía en los últimos años.

En una entrevista dijo “Me encanta trabajar en un equipo diversificado, como siempre he hecho en mis diferentes experiencias. Para mí, el reto es éste: trabajar juntos en la diversidad de las vocaciones”, incluyendo mujeres y hombres, y también sacerdotes y laicos.

Lleva años acompañando a los jóvenes en las jornadas mundiales celebradas en Sydney (Australia); Madrid (españa), Río de Janeiro (Brasil); Cracovia (Polonia), y Panamá. Su aspecto es dinámico y moderno y su deseo poderoso: Una iglesia que se mueva.

Como ella. En 1992 se licenció en HEC, la prestigiosa Escuela de Estudios Superiores de Comercio francesa, estudió Filosofía y Teología en el Centre Sèvres – Facultés jésuites de París, Sociología en la École des Hautes Études en Sciences Sociales (EHESS) de la misma ciudad y se especializó en Eclesiología con investigaciones sobre la sinodalidad en el Boston College School of Theology and Ministry (Estados Unidos). También llegó a ejercer como consultora de comunicación y marketing y durante años, ha organizado regatas para estudiantes y retiros en alta mar, al frente del timón, una disciplina que requiere destreza y sacrificio.

Nos encanta su dinamismo, su modernidad y su pasión por la vela, disciplina que representa valores como la sostenibilidad y el trabajo en equipo.