MAPFRE
Madrid 2,16 EUR -0,04 (-1,73 %)
Madrid 2,16 EUR -0,04 (-1,73 %)

SOSTENIBILIDAD| 10.02.2023

El importante papel de las mujeres en la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas

Thumbnail user

Marie Curie fue la primera ganadora de un Premio Nobel en 1903 y, desde entonces, solo 16 mujeres han conseguido uno en materia científica frente a los 572 que han ganado hombres. De hecho, la UNESCO determina que solo el 28 % de las investigadoras en STEM (Science, Technology, Engineering and Mathematics) de todo el mundo son mujeres debido a la discriminación, los sesgos, y los pensamientos arraigados en muchas sociedades. Entre otras razones, por ello en el punto 5 de los Objetivos de Sostenibilidad marcados por la Agenda 2030 de Naciones Unidas se contempla “Lograr la igualdad entre los géneros y empoderar a todas las mujeres y las niñas”.

Actualmente, gracias a nuestras políticas en diversidad e igualdad de oportunidades, el 32,7 % de las mujeres que trabajan en MAPFRE ocupan puestos STEM en TI. Hoy, en el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, hacemos protagonistas a nuestras compañeras de estas disciplinas. Nos darán su visión sobre el importante papel que tienen en MAPFRE, así como en la sociedad, y cómo ha sido su trayectoria hasta llegar donde están ahora.

Mujeres de disciplinas STEM en MAPFRE

ThaysaThaysa Fernanda Elias es analista sénior en Tarifas y Modelos del Área Actuarial de MAPFRE Brasil. Inspirada por su madre, su mayor apoyo, y por una profesora de matemáticas con una paciencia infinita que le hizo enamorarse de las ciencias exactas, ya desde pequeña supo que estudiaría matemáticas. Pese a los obstáculos que encontró en el camino cuando decidió estudiar matemáticas en un país que infravaloraba esta ciencia, logró graduarse y posteriormente complementar su conocimiento con un MBA en Data Science & Analytics.

Patricia Gómez RañaPatricia Gómez Raña es jefa de Data & Analytics en el Área de Transformación de MAPFRE España. Patricia es hija de padres con perfiles STEM, de hecho, su madre decidió estudiar enfermería de mayor, mientras criaba a sus dos hijos, por lo que siempre ha sido su referente de valentía, “fue una labor titánica que merece ser reconocida”, cuenta Patricia. Cuando llegó el momento de elegir estudios, quiso seguir el camino de sus referentes, sus padres, y eligió estudiar telecomunicaciones, una carrera que cada día le gusta más porque ha visto la gran utilidad que tiene en un mundo tan tecnológico e hiperconectado como en el que nos encontramos.

Elena MoraElena Mora González es la directora de Privacidad y Protección del Dato dentro de la Dirección Corporativa de Seguridad de MAPFRE España. Inspirada por todo lo que consiguió Marie Curie pese a pertenecer a una época en la que el papel de la mujer, desgraciadamente, quedaba relegado a un segundo plano, decidió seguir sus pasos y estudiar lo que le apasionaba, su asignatura favorita: las matemáticas.

Kris ZenaroKristine Zenaro es la manager de Servicios de Aplicaciones TI de MAPFRE Estados Unidos. Se formó y fue ascendiendo una vez ya entró en el sector asegurador y tomó como referencia a sus propias managers, que le inspiraron a seguir estudiando en el campo de TI hasta llegar a su puesto actual.

Obstáculos en su trayectoria y la barrera del techo de cristal

Thaysa, Patricia y Elena coinciden en que han tenido que superar algunos retos que no han visto reflejados en sus compañeros. El ejemplo más claro es el de compaginar la maternidad con una profesión que requiere muchísima dedicación. Sin embargo, las tres se sienten afortunadas de trabajar con sus equipos, la mayoría paritarios, que les han ayudado a seguir avanzando y escalar posiciones, además de ganar amigos y amigas para toda la vida.

Todavía en la sociedad hay determinados estereotipos que hay que ir venciendo y muchas veces somos nosotras mismas las que nos los imponemos y autoexigimos, sobre todo cuando ya tienes tu familia y tienes que compaginar la vida personal con la profesional”, afirma Elena.

El sistema educativo y su papel en la vocación de los más jóvenes

La experiencia personal de Thaysa, que creció con muy pocas mujeres referentes del sector STEM a su alrededor (solamente coincidió con tres profesoras en la universidad), la lleva a afirmar que en las escuelas falta dedicar tiempo al desarrollo de las habilidades de liderazgo. Aparte del aprendizaje de calidad, que es muy importante, considera necesario empoderar tanto a niños como a niñas para evitar que, al llegar al mundo laboral, se sientan con baja autoestima e incluso con el síndrome del impostor.

Kristine, en cambio, se formó en materias STEM una vez entró en el mundo laboral ya que cuando le tocó elegir carrera en la universidad, la visibilidad de las carreras científicas era mínima y completamente desconocida para ella y sus compañeras, por lo que también afirma que es muy necesario que durante la etapa escolar se proporcionen las herramientas necesarias a las niñas en disciplinas STEM.

Esta falta de visibilidad de mujeres científicas durante la primera etapa de formación fue la misma razón por la que Elena tuvo que luchar contra los profesores que cuestionaban que una niña pudiese estudiar ciencias matemáticas, pero lucho por su meta y lo consiguió.

¿Cómo podemos ayudar a las niñas que quieran estudiar ciencias?

Luchar por sus sueños, dedicar horas al estudio, esforzarse para no quedarse con las ganas y sobre todo hacerlo con ilusión, ha llevado a todas nuestras compañeras a sus puestos actuales.

Para Patricia, los perfiles STEM son y van a ser, tanto en la actualidad como en el futuro, fundamentales para el desarrollo de la sociedad, por lo que inclinarse por este tipo de formación es una garantía de que vas a poder contribuir activamente en este mundo tan global y digitalizado:

A todas aquellas niñas que quieran estudiar alguna de estas disciplinas, les diría que no tengan miedo, que se atrevan, que sean curiosas, que nadie les haga dudar de sí mismas ya que, si realmente quieren inclinarse por una formación STEM, el ser mujer no es un impedimento, sino todo lo contrario. En mi experiencia personal, estudiar una ingeniería en la que las mujeres éramos minoría, no supuso ningún problema y me enriqueció muchísimo, tanto por los lazos estrechos que establecí con mis compañeras como las grandes amistades que aún conservo hoy en día con mis compañeros.”

A partir de iniciativas en todos los países como el Programa de Desarrollo de Liderazgo Femenino, la creación de consejos de diversidad o el Women’s Leadership Network, en MAPFRE queremos promover las profesiones STEAM entre las niñas y mujeres, para lograr así un futuro más justo e igualitario.

 

ARTICULOS RELACIONADOS: