Madrid 1,667 EUR 0 (0,12 %)

SOSTENIBILIDAD| 15.06.2022

Las nuevas tendencias que impulsan la compra de vehículos eléctricos

Thumbnail user

La emergencia climática nos mueve a todos en la transición hacia un modelo energético más justo y sostenible para nuestra forma de vida en común. En MAPFRE cumplimos la parte que nos toca sumando con equidad a toda nuestra cadena de valor al movimiento por una movilidad alternativa, basada en energías renovables y de bajas emisiones de carbono.

Hace unos meses os contábamos en este artículo todo lo que necesitabas saber antes de pasarte a los vehículos eléctricos, hoy en línea con esta temática os traemos las tendencias que están impulsando la compra de estos vehículos y lo que se espera de este sector en este 2022.

Las ventas de los vehículos eléctricos han ido creciendo año tras año desde que se ha puesto el foco en la necesidad de buscar alternativas menos contaminantes a los coches de combustión a los que estábamos acostumbrados hasta hace muy poco. Ya no es extraño verlos en las grandes ciudades y en las carreteras, y cada vez lo será menos porque la emergencia climática así lo reclama y porque la industria empieza a ofrecer modelos atractivos.

¿Qué factores influyen en la compra de vehículos eléctricos?

  • Contribuyen a frenar el cambio climático

Encabezando la lista de factores es el de la reducción de la contaminación, porque estos no emiten gases de efecto invernadero (GEI) lo que permite reducir el impacto ambiental de este modo de transporte y contribuir a combatir el cambio climático.

  • Gasto y consumo medio

Otro de los factores que puede hacer decantarse por un vehículo eléctrico es el menor gasto en comparación con uno de motor de combustión. Con estos últimos, considerando un consumo medio de 6 l/100km y un precio de 1,50 euros el litro, se puede calcular un consumo medio de 9 euros cada 100 kilómetros, algo superior a los 100 km de un coche eléctrico, que estaría por debajo de los 2 euros.  Este hecho, acompañado de la subida del precio de los carburantes, puede acelerar la implantación de estos vehículos.

  • Autonomía de los vehículos eléctricos

Una de las grandes preguntas a la hora de comprar un coche eléctrico es la autonomía. Actualmente los modelos más comunes del mercado ofrecen baterías con una autonomía de entre 200 a 450 kilómetros. Esto nos permite realizar cómodamente los desplazamientos diarios por la ciudad, pero puede suponer más inconvenientes para aquellos que quieren hacer viajes más largos.

En estos próximos años esperamos avances sustanciales en la tecnología de las baterías, mejoras en sus capacidades y con ello su autonomía. Puede que tarden un poco en incorporarse a los vehículos que están a la venta, pero crecen las iniciativas de mejoras en la mayoría de los fabricantes. Hablamos por ejemplo de Our Next Energy y su “batería dual” que permitiría autonomías de 1.200 km, o de las baterías de sodio que podrían ser una alternativa a las de litio. También hay otros que apuestan por la velocidad de recarga como Desten, su proyecto de recarga permitiría recargas en menos de 5 minutos, con una potencia de 900 kW. Hay muchas empresas en todo el mundo con diferentes líneas de investigación, y seguiremos viendo avances a lo largo de este 2022.

De hecho, este año, en la ciudad de Girona se ha levantado la primera electrolinera ultrarrápida. Su ubicación no es casual, ya que es una localización estratégica ya que se encuentra muy cerca de la frontera con Francia. Esta red de estaciones de servicio de gran velocidad se irá creando para fomentar esta transición también para el sector del transporte de mercancías.

  • Disponibilidad y variedad en la oferta

Otro factor que se añade a la lista es el de la disponibilidad y variedad en la oferta de vehículos eléctricos del mercado. Poco importa que mejoren las características de estos si el cliente encuentra poca variedad de modelos, algo que no sucede con la oferta de modelos diésel y gasolina. Pero esto es algo que está cambiando y que va a impulsar la compra de los vehículos eléctricos, ya que la mayoría de las marcas ya han anunciado su apuesta por seguir aumentando su flota. De hecho, si en 2018 solo había 28 modelos eléctricos, el año pasado en Europa ya se podía elegir entre 74 modelos y este número se prevé que aumente todavía más este 2022.

  • Precio

Un factor clave a la hora de decidir apostar por estos vehículos es su precio. No importa si nuestra marca de confianza saca cinco o diez modelos eléctricos si no podemos permitírnoslo. Pese a que existen ayudas de los gobiernos, en las que profundizaremos en uno de los puntos siguientes, los eléctricos han de empezar a ser más competitivos a nivel económico a corto plazo. Los analistas de Bloomberg señalan que será a partir de 2025 cuando los eléctricos igualarán los precios, y que antes de 2030 serán incluso más baratos que los diésel y gasolina.

Otro punto que tiene que ver con el precio de estos es el coste de los puntos de recarga, hasta ahora algunos de ellos eran gratuitos, pero muchos de ellos han dejado de serlo, como por ejemplo los de Barcelona. Es probable que para evitar que estos puntos se utilicen como plazas de aparcamiento haya diferentes tramos de coste en las recargas, por ejemplo, que las primeras horas sean más baratas o gratuitas, y que luego suba el precio progresivamente.

Este punto tiene mucho que ver con la subida de los precios de la electricidad, que el pasado año fueron constantes y son motivo de preocupación en este. Por otro lado, las tarifas nocturnas y la posibilidad de contratar dos potencias para tramos horarios diferentes puede resultar algo muy interesante para los usuarios de vehículos eléctricos, así que esto a la larga podría ser una de las ventajas del coche eléctrico, si tenemos en cuenta que los precios de los carburantes, como comentábamos anteriormente, han ido subiendo.

Ayudas públicas para la compra de vehículos eléctricos

La evolución de las ventas de los coches eléctricos depende también en gran parte de las ayudas de los diferentes gobiernos europeos a la adquisición de vehículos de cero emisiones. En el caso de España este hecho se observa con la aprobación, en abril del año pasado, del Real Decreto 266/2021 con el que se da la concesión directa de ayudas a las comunidades autónomas para la ejecución de programas de incentivos ligados a la movilidad eléctrica (Plan MOVES III) en el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia Europeo, dotado con 400 millones de euros. Este presupuesto se dirige a la compra de vehículos eléctricos, con ayudas de hasta 7.000 € para la compra de un vehículo eléctrico nuevo, achatarrando uno usado, y el despliegue de infraestructura de recarga para estos vehículos. Además, en España, los vehículos eléctricos también están exentos de pagar el impuesto de matriculación y reciben un descuento en el impuesto de circulación (en el caso de Madrid y Barcelona, del 75%).

Si ponemos la vista en Europa, no hay mejor ejemplo que Noruega para ver el efecto positivo que pueden tener las políticas públicas para acelerar la transición, donde los compradores de vehículos eléctricos están exentos de pagar el IVA (25%) en vehículos eléctricos nuevos o usados. El país que ofrece la mayor subvención para la compra de vehículos eléctricos en Europa es Estonia, donde el gobierno contribuye con hasta el 50% del precio del vehículo.

Leyes y restricciones a la movilidad contaminante

Según el último informe la Federación Europea de Transporte y Medio Ambiente (T&E), la normativa europea en materia de movilidad sostenible ha permitido aumentar las ventas de vehículos enchufables. Además de leyes como la de zonas de bajas emisiones de las que ya hemos hablado en otras ocasiones, algunos países hacen apuestas más grandes. Ejemplo de esto también es Noruega, que podría convertirse en pocos años en el primer país del mundo donde los coches de combustión dejen de venderse, ya que tienen prevista la prohibición de estos coches en 2025.

Datos y cifras de las ventas de vehículos eléctricos

2021 fue el año de mayor crecimiento del coche eléctrico a nivel global. Según datos de Jato Dynamics, las ventas mundiales de automóviles eléctricos ascendieron a 4,2 millones de unidades, un 108 % más que en 2020 y un 198 % en comparación con 2019.

El pasado año también ha hecho que se consolide la posición de Europa como el segundo mercado del mundo en términos de ventas para el coche eléctrico. Solo lo supera China, donde el vehículo eléctrico registró una cuota de mercado del 12,3%. Según la Asociación China de Fabricantes de Automóviles, las ventas de coches eléctricos en 2021 aumentaron 2,6 veces respecto al año anterior, llegando a los 2,91 millones de unidades vendidas.

Estos resultados son fruto de los esfuerzos de los principales fabricantes para aumentar su oferta de vehículos eléctricos y con esto la llegada de propuestas más económicas, que abre el abanico de potenciales clientes.

 

NUEVAS TENDENCIAS GRAFICO

 

Como ya comentamos en nuestro último artículo sobre vehículos eléctricos, en MAPFRE somos testigos de este cambio de rumbo. Solo en España, los nuevos seguros de la compañía de coches electrificados aumentaron un 150 % con respecto al año pasado; en el caso de los híbridos enchufables, esta cifra casi se multiplicó por 5.

Según la Agencia Internacional de la Energía, en 2030 habrá 145 millones de coches eléctricos en el mundo, una cifra muy alta teniendo en cuenta que en 2020 había 8,5 millones, pero aún es una pequeña parte del total.

Aunque hay países que avanzan más rápidos, el claro ejemplo es Noruega, en la mayoría el ritmo va a ser lento, como pasa en Latinoamérica. Donde, pese a que hay países en los que están haciendo grandes esfuerzos, como Costa Rica, Colombia o Chile, la falta de infraestructura y recursos económicos plantean un escenario más tardío.

En el primer trimestre del 2022, las ventas de vehículos eléctricos en el conjunto de Europa se situaron en 325.285 unidades. ¿Y qué podemos destacar de este dato? Pues según datos de la Asociación Europea de Constructores de Automóviles (ACEA), esto representa una subida del 60,8% si se compara con el mismo periodo de 2021, si seguimos a este ritmo 2022 va a ser un segundo año para enmarcar para este sector. Un sector claramente en expansión y que se perfila como el que prevalecerá en el futuro si queremos fomentar una movilidad más sostenible y contribuir a un planeta más sano.

 

ARTICULOS RELACIONADOS: