logo-mapfre
Madrid 1,867 EUR 0,01 (0,38 %)
Madrid 1,867 EUR 0,01 (0,38 %)

SOSTENIBILIDAD| 04.11.2022

“Hay mucha diversidad entre la gente de más de 55, quizás más que entre los jóvenes”

Thumbnail user

Después de tres décadas de una exitosa carrera profesional en el campo jurídico, Julia Randell-Khan dedica ahora su vida profesional a promover y defender el talento de las personas mayores, que cree que injustamente olvidamos con frecuencia. Como emprendedora en el campo de la longevidad, cofundó en 2021 The Purpose Xchange, es socia consultora del Stanford Centre for Longevity y su proyecto del Nuevo Mapa de la Vida, y senior fellow de la ONG estadounidense CoGenerate.org. Fue una de las invitadas a la conferencia sobre salud y envejecimiento organizada en Madrid por MAPFRE y la Asociación de Ginebra, la agrupación global de las aseguradoras.

JULIAN RANDELLEn esta entrevista, Randell-Khan aboga por una nueva imagen colectiva del envejecimiento y por tener en cuenta el peso de la experiencia. Rechaza la visión simplista que se tiene a menudo de los mayores, entre las que hay al menos tanta diversidad como entre los jóvenes, e invita a quienes están jubilados o cerca de hacerlo a encontrar un propósito en su vida, en una etapa en la que tener un impacto positivo en los demás se convierte para muchos en una prioridad, lo que los hace especialmente valiosos. Y es que, según recuerda, los estudios al respecto muestran que quienes están socialmente comprometidos viven más y con mejor salud.

¿Cree que tenemos actitudes negativas hacia el envejecimiento y la gente mayor? ¿Es necesario un cambio en este sentido?

Necesitamos un cambio de actitud, porque tenemos una visión del aumento de la longevidad como de un “tsunami gris”, de que va a ser malo para para la economía. Pero en realidad, si miras todo el talento, la sabiduría y la contribución que una persona mayor puede hacer para el cambio social, para el mundo del trabajo, puede marcar una enorme diferencia.

Y hay una tendencia a ver a la gente mayor como un bloque, algo que ya no tiene sentido. Hay mucha diversidad entre la gente de más de 55 años, quizás más que entre las generaciones más jóvenes. Así que necesitamos llamar la atención a cualquiera que hable del “tsunami gris” y el efecto negativo del aumento de la esperanza de vida, porque eso ya no es verdad.

¿Las empresas y las instituciones deberían aprovechar mejor el talento senior?

Sí, especialmente ahora que existe tanta escasez de talento en múltiples sectores, desde la ingeniería hasta la salud. Tenemos que volver la vista a los trabajadores mayores y el valor que pueden aportar y encontrar maneras creativas de retener esas habilidades en una compañía, por ejemplo dando la opción de regímenes de trabajo más flexibles o de jubilación progresiva, que serían buenos para todo el mundo y ayudarían a los trabajadores mayores a que pudiesen adoptar diferentes responsabilidades, ofreciéndoles oportunidades de permanecer vinculados al trabajo de diferentes formas.

Debemos tener en cuenta también el valor de un equipo multigeneracional. Los estudios muestran que un equipo multigeneracional es mucho más productivo, porque cuentas con la experiencia de toda una vida de las personas mayores, de las decisiones difíciles que han tomado, su habilidad de analizar temas complejos, y los jóvenes realmente aprenden de eso. Hay una sabiduría colectiva que emerge de un equipo multigeneracional, lo que es enormemente valioso, y eso es por lo que una empresa que no retiene a sus trabajadores mayores de una manera creativa y promueve tener una plantilla multigeneracional estará en desventaja.

Recientemente ha cofundado “The Purpose Xchange”, una iniciativa para ayudar a las personas cerca de la jubilación o recién jubiladas a encontrar un propósito laboral y vital. ¿Puede explicar este concepto de propósito? ¿Por qué es tan importante en esa etapa de la vida?

Los estudios muestran que cuando las personas a los 50, comienzan a ver prioritario hacer algo más allá de ellos mismos, el deseo de contribuir al bien común, a la sociedad, se vuelve mucho más importante. La gente busca un significado y un propósito en lo que hace. The Purpose Xchange está diseñado para facilitar a la gente que piense en qué es importante para ellos a medida que cumplen años, en qué cambios les gustaría hacer en su trabajo y en su vida, que imaginen cómo podría ser su futuro. Lleva tiempo, no se puede hacer de la noche a la mañana, pero es muy importante para lograr una vida más larga y saludable.

¿Qué desafíos tenemos por delante en cuanto a la relación entre generaciones?

En los medios de comunicación se habla mucho de “conflicto entre generaciones” y es una expresión horrible, no creo que exista algo así. Periodistas y políticos a veces hablan de una suerte de guerra cultural, de desigualdades entre generaciones, cuando en realidad las diferentes generaciones buscan lo mismo. Todo el mundo quiere ser valorado, tener formación, que se invierta en su desarrollo, tener buenas condiciones de trabajo… El debate intergeneracional es bueno, pero reconociendo el valor de todas las voces.

En su intervención se ha hablado de la importancia de los factores socioeconómicos. ¿Estas desigualdades afectan a la manera en que se vive el aumento de la longevidad?

Sí, y tenemos que abordar estas desigualdades, tienen que ser parte de la agenda de salud pública. Tenemos que dar incentivos para que las empresas ofrezcan a sus trabajadores ayudas en cuestiones de salud, finanzas, ahorros, educación… Y no dejarlo solo a nivel individual, sino asumir la responsabilidad y apoyarles a lo largo de su vida laboral. Encontrar formas de abordar los problemas de desigualdad, en terrenos como la salud, va a ser crítico para tener una sociedad más justa. Actualmente tenemos esperanzas de vida muy diferentes incluso dentro de un mismo país, y eso no es aceptable.

¿El aumento de la longevidad también puede ser una oportunidad económica?

Para mí es indudablemente una oportunidad, pero requiere de un cambio de mentalidad y dejar atrás los prejuicios heredados que tenemos en torno a la edad. El desarrollo científico está cuestionando la manera de tomar decisiones o diseñar políticas en base a la edad cronológica, porque puede que esta no sea la mejor manera de medir la salud y la vitalidad de una persona. Se debería valorar a las personas de una manera holística, porque la nutrición o el ejercicio que hace una persona puede ser un mejor indicador de cómo podemos aprovechar la oportunidad de una vida más larga, en vez de guiarse solo por la edad, que limita a personas, Gobiernos y empresas. Debemos reformar legislaciones y métodos de trabajo para mantenernos al día de los cambios en salud y biotecnología, que están haciendo posible que tengamos vidas más sanas y longevas.

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS: