logo-mapfre
Madrid 1,867 EUR 0,01 (0,38 %)
Madrid 1,867 EUR 0,01 (0,38 %)

INNOVACIÓN| 25.10.2022

Lysa, la inteligencia artificial amiga de las personas con discapacidad visual

Thumbnail user

Lysa fue el proyecto ganador en la última edición de los Premios Fundación MAPFRE a la Innovación Social en la categoría de prevención y movilidad. Hablamos con Neide Sellin, creadora en Brasil de una innovadora solución que consiste en un perro guía robot dotado de GPS y que brinda seguridad y autonomía en sus recorridos a quienes han perdido parcial o íntegramente la vista.

El fiel robot, que busca caminos con menos obstáculos para estas personas, ya está disponible en el mercado carioca, acaba de dar el salto al mercado europeo y proyecta ampliar la camada con 20 nuevas unidades este año y otras 360 proyectadas para 2023. Fundación MAPFRE, en colaboración con IE University, ha lanzado la VI edición de los Premios a la Innovación Social para identificar nuevos proyectos con alta capacidad de transformación social y de impacto positivo, que demuestren valor y potencial para mejorar la vida de las personas. Puedes inscribir el tuyo aquí.

LYSA ROBOTNeide Sellin era una maestra de robótica que trabajaba en una escuela pública de Brasil cuando decidió centrar su labor en construir un instrumento automatizado que le permitiera a una de sus estudiantes, que tenía discapacidad visual, poder desenvolverse con mayor facilidad en el día a día y, a su vez, poder ayudar a más personas que tenían esta misma condición.

Tras años de trabajo, se pudo consolidar la creación de Lysa, un perro guía robot que cuenta con un sistema guiado por medio de GPS y que busca ayudar a la movilidad de estas personas. El dispositivo está diseñado para proporcionar mayor autonomía, independencia y seguridad a sus propietarios, al recibir órdenes mediante comandos de voz y emitir señales por medio de sensores sonoros cuando encuentra obstáculos en el camino, estableciendo la ruta más segura y brindando al usuario nuevas y mejores alternativas para cada camino asignado.

Actualmente, se estima que en Brasil existen más 6,5 millones de ciudadanos con discapacidad visual, de los cuales solo alrededor de 200 personas tienen perros guía convencionales; es ahí donde Lysa se convierte en una solución más asequible para miles de personas con esta condición, que, con un buen manejo, es además mucho más económica que la manutención de un perro guía.

Cada Lysa tiene un peso entre 2,5 y 3 kilos, cuenta con una batería de 8 horas en uso normal -recargable con enchufes estándar a través de su cable USB-, posee dos ruedas y un asa retráctil que permite graduar la altura de agarre para todo tipo de usuarios. Con estas características, este perro guía robot brinda mayor facilidad de manejo y proporciona más libertad, independencia, seguridad y accesibilidad.

Ya se han producido 24 unidades de Lysa, las cuales se encuentran activas en establecimientos públicos y privados como hospitales, centros comerciales y bibliotecas, entre otros sitios que son frecuentados por personas tanto con discapacidades visuales como con movilidad reducida.

Este proyecto, que ya cuenta con renombre en Brasil, es fruto de años de trabajo, dedicación y constancia. Su enfoque en el cuidado e interés por mejorar la vida de quienes buscan desarrollar sus actividades de manera independiente le ha permitido ser ganador en la categoría de prevención y movilidad en la última edición de los Premios Fundación MAPFRE a la Innovación Social.

En 2021, concurrieron al certamen más de 200 iniciativas creadas por científicos, investigadores, estudiantes de universidades y escuelas de negocios en torno a tres regiones geográficas: Brasil, resto de Latinoamérica y Europa. Allí se eligieron tres propuestas en cada una de las regiones para acudir a la final en representación de la esencia de la innovación social, el talento, la capacidad transformadora y el compromiso con la mejora del entorno en el que vivimos.

Gracias al galardón recibido, Lysa ha podido abrirse puertas en un nuevo continente con la venta de su primera unidad en España, marcando un gran hito para la organización que recompensa el arduo trabajo y compromiso que ha caracterizado a su equipo de trabajo durante los últimos años y permite dar a conocer esta invención que fomenta nuevos diseños y adaptaciones de los robots.