Madrid 1,76 EUR -0,07 (-3,83 %)
ZoomTalento Prensa

5
continentes

 

34.000
empleados

Asumimos la parte que nos toca en el desarrollo sostenible

Trabajamos con el conocimiento y la reflexión para crear debate público

Apostamos por la comunicación clara y transparente

M

INNOVACIÓN| 28.07.2021

Empresa e investigación universitaria, la alianza perfecta para acelerar el ecosistema insurtech

Marta Villalba

Neus Martínez

Todo apunta a que, en pocas décadas, las ciudades estarán cohabitadas por los vehículos autónomos. Ante ese panorama, ¿qué consecuencias tendría un ciberataque masivo de coches? A este y otros muchos interrogantes en campos diversos, como la salud o la movilidad, ya se les está buscando respuesta desde un trabajo conjunto entre universidades y grandes empresas. Una unión de talento, recursos y visión innovadora en primera línea de la investigación en la que MAPFRE participa aliándose con las instituciones académicas más punteras.

El cambio de paradigma social y tecnológico que vivimos es evidente y la importancia de apoyar la investigación y buscar la anticipación en el ecosistema insurtech es imperativa. La universidad es una de las arterias de conexión entre estos dos mundos.

Las alianzas entre lo académico y la empresa rompen el modelo tradicional y estático y resquebrajan los límites para sumar esfuerzo, perspectiva de futuro y multiplicar el valor de esa sinergia. MAPFRE colabora en varias líneas de investigación que unen el talento con los recursos. Estos proyectos no solo contribuyen a enfrentarse ahora a los desafíos que están por llegar, sino que impulsan el trabajo de los investigadores más allá del ámbito académico y los acercan a un espacio profesional real.

 

“Después de hablar con universidades de todo el mundo, literalmente, hemos visto que teníamos los recursos delante y eso dice mucho del ecosistema español” (Joan Cuscó)

Hablamos de un modelo de trabajo colaborativo como “pegamento” que fusiona el capital humano que la universidad tiene en los departamentos universitarios especializados con el expertise de las grandes corporaciones, donde los estudiantes encuentran el lugar para desarrollar sus investigaciones con una proyección palpable.

 

Universidad Francisco de Vitoria, investigación puntera con cuatro actores

FIGUR8, startup creada por dos doctores del Massachusetts Institute of Technology (MIT) e invertida por el fondo de la misma universidad, ha desarrollado una tecnología que mide la severidad y evolución de las lesiones musculoesqueléticas para facilitar su tratamiento. La compañía entró en el programa de aceleración Insur_Space de MAPFRE con dos propósitos: dar solidez al proyecto y acercar su producto, focalizado inicialmente a los deportistas de élite, al mundo asegurador.

En la primera ronda, con 25 pacientes involucrados, se colocó el epicentro de la investigación en las lesiones corporales por accidente de tráfico. En los resultados se comprobó que el sistema de inteligencia artificial biomecánica de FIGUR8 era excepcionalmente preciso y se planteó entonces dotar de validez científica al producto colaborando con dos instituciones.

 

 

La Universidad Francisco de Vitoria, como entidad independiente sin ninguna relación, ni financiación de FIGUR8, diseña un estudio de validación clínica donde participarán entre 500 y 1000 pacientes, tanto sanos, como lesionados. Una muestra lo suficientemente amplia como para que el grupo de expertos médicos que forma parte de la investigación certifique que la solución mide lo que dice medir, con la precisión que dice tener. La ejecución de esta investigación está liderada por la universidad y, al finalizar, publicará un paper abierto a todo el mundo que otorgará la solidez científica al producto de FIGUR8.

Para la siguiente etapa de ejecución del experimento, FREMAP pone a disposición del estudio su aula de biomecánica, especialmente diseñada para la investigación con los lesionados por distintas tipologías de accidentes laborales que conforman la muestra.

La suma de esta colaboración a cuatro bandas es la prueba de que el ecosistema español del emprendimiento y la investigación puede tener tanta potencia como cualquier alianza internacional de primer nivel.

Universidad Carlos III y CESVIMAP, el acceso al talento joven investigador 

CESVIMAP, el Centro de i+D de MAPFRE, trabaja mano a mano con las universidades a través de diferentes alianzas distribuidas por proyectos. Los acuerdos se pactan valorando el interés mutuo en cada investigación y la participación de varias instituciones permite tener acceso directo a los temas innovadores que se gestan desde la universidad.

Para Rodrigo Encinar, responsable de I+D, “estas colaboraciones permiten a MAPFRE tener acceso a talento que puede incorporarse en los equipos de innovación cuando llega la etapa laboral. La relación que establecemos con las universidades va más allá, somos un partner que construye conjuntamente ese ecosistema”.

En este marco, un acuerdo con la Universidad Carlos III permite avanzar en la investigación tecnológica de los coches autónomos que CESVIMAP lleva a cabo en diferentes fases desde 2018. En el estudio que se realiza, se evalúan los riesgos y los factores que impactan en el sector asegurador, permitiendo adaptar los productos a los nuevos contextos. El proyecto resulta muy atractivo para los jóvenes universitarios, que ven una oportunidad valiosa de estar en el núcleo de la innovación que impactará en las organizaciones y en la sociedad, además de ser una opción profesional realista donde se valora su trabajo investigador a todos los niveles.

 

 

Martín Palos Lorite, estudiante del Máster en Robótica y Automatización, define su experiencia: “la colaboración de CESVIMAP con la UC3M nos permite ir más allá en nuestra investigación al poder integrar y validar nuestros diseños y algoritmos en una plataforma real siempre que lo necesitemos”.

Parte del futuro del ecosistema insurtech está en las aulas. Contar con la universidad es afinar la búsqueda del lugar donde se está investigando a través de proyectos que adaptarán el sector a las nuevas necesidades. Como aseguradora global, MAPFRE busca este tipo de colaboraciones en todo el mundo. En este proceso se ha podido constatar que, pese a que en el imaginario colectivo los focos de innovación están en regiones como Estados Unidos o Asia, cuando hablamos del talento junior puede haber sorpresas positivas, como que esté mucho más cerca de lo que muchos piensan.

Joan Cuscó, director global de Transformación, define las sensaciones experimentadas durante el proceso como “un baño de realidad, de optimismo. Porque después de hablar con universidades de todo el mundo, literalmente, hemos visto que teníamos los recursos delante y eso dice mucho del ecosistema español”.

 

ICAI, aliada en la mejora de la seguridad vial

Toyota lleva desarrollando, desde el año 2000, sus dummies virtuales THUMS, Total Human Model for Safety, generados mediante software de elementos finitos. En 2021 ha liberalizado sus modelos para que cualquier persona o entidad que quiera investigar en los accidentes de tráfico y la seguridad de los ocupantes lo use, con el objetivo de promover una movilidad más segura. ¿Qué pueden suponer -especialmente en términos económicos-, para las marcas automovilísticas, en comparación con los ensayos tradicionales? La posibilidad de evitar la realización de ensayos destructivos con modelos reales supone a priori, no solo un ahorro económico para los fabricantes, también la posibilidad de diversificar el tipo de ensayos a realizar.

 

 

Toyota parte para crear los THUMS del análisis del cuerpo humano, según diferentes modelos (adultos, niños, hombres, mujeres…), modelizando con técnicas de escaneo y reproduciendo mediante técnicas de elementos finitos las características y el comportamiento de cada parte del cuerpo humano (huesos, órganos internos, piel…). CESVIMAP, el centro de i+D de MAPFRE, en colaboración con la Universidad de Comillas (ICAI), ha comenzado a desarrollar diferente proyectos en torno a las posibilidades de uso de los THUMS para estudiar el comportamiento del cuerpo humano en diferentes tipos de siniestros, así como las posibilidades de uso de los THUMS en la realización de reconstrucciones de accidentes de tráfico y en la seguridad vial. Buen ejemplo de sinergia entre universidad y empresa al servicio de la sociedad.