MAPFRE
Madrid 2,216 EUR -0,02 (-1,07 %)
Madrid 2,216 EUR -0,02 (-1,07 %)

ECONOMÍA | 17.07.2023

Reto clave para Latinoamérica: la reinserción de su economía en el mundo

Thumbnail user

Una economía, igual que un edificio, necesita cimientos sólidos para ser sostenible. Latinoamérica ha sorprendido a todos los gurús económicos por su fuerte recuperación durante la primera parte del año, aunque lo que resta del año su dinámica muestra signos de debilitamiento. Así lo reconocieron los participantes en una de las mesas del VIII Encuentro de Empresas Multilatinas, organizado por Fundación Iberoamericana Empresarial en Santander, denominada América Latina, panorama económico: aspectos sectoriales. Sin embargo, estos cimientos siguen sin ser sólidos.

En opinión de Manuel Aguilera, director general de MAPFRE Economics, “el contexto económico para América Latina no es favorable”. Según el experto, “a la propia desaceleración de la economía global, que ya supone una desventaja, están los retos particulares, como el final del rally de las materias primas, una demanda externa menor, los efectos en la economía real de una política de tipos de interés restrictiva y unos términos de intercambio más desfavorables”.

 

Manuel Aguilera en el VIII Encuentro de Empresas Multilatinas

 

El Servicio de Estudios de MAPFRE espera que la economía latinoamericana crezca un 1,2% en 2023 y el 1,4%, el año que viene, gracias a la mejora en las economías de México, que se está beneficiando del ‘nearshoring’, y el tirón de Brasil. Esto, como reconoce Aguilera, supone un ritmo de crecimiento cercano al potencial de Latinoamérica, pero es, a su vez, la mitad que el crecimiento previsto para la economía mundial y un tercio de lo esperado para Asia Pacífico, sin considerar China. “Una de las principales debilidades de las economías de la región tiene que ver con el bajo nivel de ahorro. En sus mejores años, durante la primera parte de los 70 del siglo pasado, el ahorro bruto llegó a representar un 26% del PIB; ahora se sitúa en torno al 20% del PIB”, señala Aguilera.

Precisamente, esta situación lleva a algunos analistas a pensar que, a diferencia de lo que ocurre en Europa y la Fed, el ciclo de suidas de tipos podría estar cerca de llegar a su final. “México está cerca del tipo terminal, así como Colombia y Perú”, comenta Rafa Doménech, responsable de Análisis Económico de BBVA. Es más, desde la entidad auguran ya rebajas del precio del dinero el año que viene.

¿Qué se puede hacer para darle la vuelta a esta coyuntura? Varios expertos hicieron referencia a dos posibles motores, la digitalización y la transición energética. Ángel Melguizo, socio de ARGIA, recordó apoyándose en un estudio de Google, que América Latina podría ser un 30% más rico si se digitalizara. “Hemos visto un aumento de la conectividad en los hogares, del comercio electrónico, pero poco avance de las empresas, poco en Inteligencia Artificial y ningún uso de la tecnología para afrontar los retos del medioambiente”, añadió. Según el experto, “lo digital y lo verde y lo digital y lo social tienen que ir juntos”. Con ello, también estuvieron de acuerdo el resto de participantes: Fernando Cloppet, head multilatinas Project para América del Sur de Banco Santander; José Manuel Rodríguez, director de Asuntos Públicos de Iberdrola; y Diego Mesa, economista principal del FMI y Exministro de Energía de Colombia.

Sin embargo, Aguilera cree que para el marco de aplicación de políticas instrumentales logre su mayor efecto hay que empezar por arreglar lo básico: reformas fiscales para elevar el ahorro interno y las políticas públicas para incentivar inversión privada, doméstica y externa. Pero, principalmente, el economista ve crucial la “reinserción de la economía Latinoaméricana en el mundo como una forma de aislar la dinámica del crecimiento económico de la gobernanza”, en definitiva, una mayor integración comercial global e interregional. En este sentido, recordó cómo países como México se está acercando a EEUU, cuando los países del Sur lo están haciendo hacia China. ¿Y Europa? “Esta década es determinante en la redefinición de la integración de los grandes bloques económicos a nive global y Europa es la gran ausente”, concluye.

El rol de las empresas como inversoras sociales

En esta nueva edición del Encuentro de Empresas Multilatinas, Eva Piera, directora general de Relaciones Externas y Comunicación, participó en la mesa El rol de las empresas como inversores sociales: las mejores prácticas. La experta de MAPFRE destacó el protagonismo que está cobrando la región para el Grupo. “La importancia de MAPFRE en el seguro mundial no se puede explicar sin la presencia de la compañía en América Latina”. De hecho, recordó que casi el 50% del beneficio viene ya de la región.

 

Eva Piera en el VIII Encuentro de Empresas Multilatinas

 

Y, durante su discurso, hizo especial hincapié en el compromiso social de MAPFRE, no sólo en LATAM, sino en los casi 40 mercados en los que opera de forma directa. “Nuestro propósito corporativo refleja lo que nos preocupa y también la vocación que tenemos de, además de ser financieramente rentables, producir una rentabilidad social”, añadió.

En MAPFRE, como recordó Eva Piera, impulsamos la sostenibilidad social a través de la mejora constante en la calidad del empleo. Las políticas de igualdad, inclusión, sostenibilidad, y de reducción de todo tipo de brecha son globales, es decir, “somos un caballo de troya en lo social”. Y remarcó que, aunque tenemos un plan que trabaja sobre las tres vertientes de la sostenibilidad, sobre la ESG, “nos sentimos especialmente cómodos en la S, de social”.

Por último, la directiva explicó cómo MAPFRE aplica todo esto también a las inversiones y a los productos que comercializa entre sus clientes. En concreto, hizo dos referencias a dos proyectos. El primero, el MAPFRE AM Inclusión Responsable, un fondo de inversión que incorpora en cartera a las empresas que cuentan con las mejores políticas de inclusión laboral de personas con discapacidad. Y también nombró otro proyecto más reciente: el primer fondo puro de biometano. Se trata de un fondo artículo 9, es decir, de impacto social, porque, entre otros objetivos, vamos a mejorar el medio rural, con foco en la agricultura y la ganadería, y vamos a crear empleo. En concreto, pretendemos captar 100 millones de euros, en una primera fase, para destinarlos a la construcción y desarrollo de entre 20 y 25 plantas en España en un periodo de cinco años, lo que pretende generar un total de 70 puestos fijos y 240 puestos indirectos de trabajo.

En la mesa participaron también Montserrat Civera, directora académica de Planeta Formación y Universidades; Sergio Contreras, vicepresidente ejecutivo de COMCE; Javier Güemes Pedraza, director de relaciones internacionales del Grupo Social ONCE vicepresidente ejecutivo de la Fundación ONCE; y Al Wagenberg, director de programa de Bridge for Billions.

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS: