Madrid 1,8255 EUR 0,02 (0,91 %)
ZoomTalentoPrensa

5
continentes

 

34.000
empleados

Asumimos la parte que nos toca en el desarrollo sostenible

Trabajamos con el conocimiento y la reflexión para crear debate público

Apostamos por la comunicación clara y transparente

M
SOSTENIBILIDAD| 16.11.2021

J. M. Inchausti: “Recibimos más de lo que damos con nuestras políticas de inclusión laboral de personas con discapacidad”

Thumbnail user
Se acaba de celebrar el II Foro del Observatorio MAPFRE de Finanzas Sostenibles organizado junto a El Confidencial. Este acto se enmarca en el propósito que persigue el Observatorio MAPFRE de Finanzas Sostenibles, lanzado el año pasado con el objetivo de convertirse en un punto de encuentro entre MAPFRE y las principales instituciones académicas para impulsar el desarrollo de instrumentos financieros, seguros y pensiones, que cumplan con criterios de inversión socialmente responsable.

José Manuel Inchausti, vicepresidente de MAPFRE y CEO de MAPFRE Iberia, y Mª Paz Robina, directora general de Michelin España y Portugal, han expuesto, en el marco de la celebración del Foro, su visión sobre “El compromiso de la gran empresa con la sociedad y el territorio”. Ambos ejecutivos han enumerado las diferentes iniciativas de cada Grupo en materia de sostenibilidad y, en concreto, sobre su apuesta por la inclusión laboral de personas con discapacidad. “Recibimos más de lo que damos con nuestras políticas de inclusión laboral con personas con discapacidad”, indicó Inchausti, quien destacó la labor que están llevando a cabo en este sentido muchas empresas, como es el caso de Michelín. “Esto es así hasta el punto de que cuando vamos al mercado a buscar personas con capacidades especiales para determinados puestos nos encontramos con dificultades dada la elevada demanda que hay por parte de las empresas”, añadió.

Por su parte, la directiva de Michelín apuntó que “las personas con capacidades diferentes aportan a nuestra empresa una inteligencia colectiva mayor”. “Nos pueden ayudar a ver el mundo de una forma diferente a lo que lo vemos otros. Este concepto de inclusión viene desde nuestros valores de respeto a las personas y lo integramos con naturalidad, con puestos específicos, ayudando a organizaciones para que den empleo a estas personas”, añadió.

Antes de la pandemia ya existía una gran concienciación de la sociedad en la lucha contra el cambio climático. Pero ambos directivos coincidieron en que esta crisis ha acelerado esas tendencias. “La pandemia nos ha hecho reflexionar que no hay marcha atrás y que hay que avanzar en temas sociales, porque el mundo puede cambiar de un día para otro. Hemos perdido el control que teníamos. Ese cambio se ha acelerado”, apuntó Robina. Por su parte, Inchausti explicó cómo este fenómeno ha acelerado a su vez la necesidad de la transformación digital. “Se habla mucho de la E (de medioambiente), pero debería hablarse más de la S (Social). La propia actividad económica sin el seguro sería inconcebible. En MAPFRE, ya incluimos en los Estatutos fundacionales que debíamos devolver a la sociedad parte de lo que la sociedad le daba. Esto ha ido ganando relevancia porque las necesidades sociales son más acuciantes, no sólo en España sino también fuera”.

El Foro también ha reunido a expertos financieros para debatir sobre “El impacto social de la empresa, desde el punto de vista del inversor”. En concreto, José Luis Jiménez, director general de Inversiones de MAPFREJuan Luis López, CEO de Renta 4, y José Mª López, director de sostenibilidad de Unicaja, han coincidido en la mayor resistencia y en el mejor comportamiento de las empresas con unas políticas de sostenibilidad más sólidas durante los peores episodios de la pandemia. “En los últimos años, el comportamiento de nuestra carteras más vinculadas a criterios ASG ha sido excelente, y este último año, especialmente complicado, nuestros fondos han batido al mercado en entre 5 y 8 puntos”, explicó el directivo de MAPFRE, que puso como ejemplo la buena marcha del MAPFRE AM Inclusion Responsable, un fondo que sube un 28% en lo que va de ejercicio y que incluye en cartera compañías que apuestas de forma firme por la inclusión laboral de las personas con discapacidad, entre estas, Michelín, que se ha llevado el galardón a la empresa más responsable, el premio MAPFRE Inclusión Responsable.

“José Luis Jiménez: “Los fondos de inversión más sostenibles ofrecen mejores rentabilidades que los tradicionales”

En este sentido, el máximo responsable de Renta 4 incidió en que cada vez más estudios ponen en evidencia ese mejor comportamiento de estas inversiones. “Se están obteniendo retornos positivos, incluso más positivos que aquellos que no lo son, especialmente en momentos más delicados como los que hemos vivido en la pandemia”. En su opinión, “empresas con políticas más sostenibles lo han hecho mejor cuando se han producido las fuertes correcciones de los mercados. Y es que aplican políticas de gestión a largo plazo que les permiten hacer ese mejor desempeño”.

Los participantes en esta mesa de diálogo coincidieron a su vez en la creciente demanda que se está produciendo por parte de los inversores. “Se aprecia un fuerte movimiento tanto por parte de la oferta como de la demanda de estos productos”, indicó el representante de Unicaja. “Hablamos de transición sostenible, pero el reto es aunar el binomio rentabilidad/riesgo con las preferencias ESG de los inversores. No sólo debemos saber qué quiere el cliente, sino que vemos cómo determinados sectores van a verse excluidos de la inversión”, añadió.

Existe una demanda creciente, pero como apuntó Jiménez “todavía queda mucho camino por recorrer, porque debemos hacer entendible al inversor final la importancia de la ESG”. “Debemos asumir un rol de convencer a las personas de la calle de que con la inversión se puede generar un impacto social, un impacto en el medioambiente”. Eso no quita para que “el inversor sea cada vez más exigente con estos asuntos”, añadió el ejecutivo de Renta 4. Además, la regulación está ayudando mucho en este sentido: “Con MIFID II tenemos que preguntarle al inversor si desea canalizar su ahorro hacia este tipo de inversiones y estoy seguro de que más del 90% va a decir que sí, con lo que se trata de un avance importante”, concluyó Jiménez.

Montserrat Martínez Parera, vicepresidenta de la CNMV, ha sido la encargada de clausurar el II Foro Anual del Observatorio MAPFRE de Finanzas Sostenibles. La representante del supervisor ha indicado “la necesidad de incorporar la dimensión social en las decisiones de inversión”. “Los factores sociales están muy bien recogidos en los ODS. Pero tenemos que incorporar también elementos sociales en la realidad financiera, en las decisiones de inversión.Y esto no es tarea sencilla”, añadió durante el discurso de clausura del foro.

En este sentido, Martínez Parera recodó que la Comisión Europa ha empezado a desarrollar la taxonomía social, que viene después de la taxonomía medioambiental, y que servirá de guía para las empresas. “Identificar los elementos sociales no podemos hacerlo de forma taxativa en un sentido absoluto, hay particularidades. Esto no quiere decir que no se pueda medir y ya hay mucho hecho en este ámbito. En España, por ejemplo, las empresas ya nos informan sobre muchos elementos sociales, como la brecha salarial, porcentaje de accidentes laborales…necesitamos estas métricas y ese marco común”, apuntó a la vez que recordó que la Plataforma de Finanzas Sostenibles está asesorando sobre el desarrollo de criterios técnicos .  No obstante, la vicepresidenta de la CNMV explicó que los objetivos de ambas taxonomías son comunes: “La verde ya tiene en cuenta algunos de los elementos sociales. No existe contradicción, no podremos avanzar en medidas medioambientales si no incorporamos la dimensión social”.

Las empresas que no tengan en cuenta aspectos sociales en sus decisiones de inversión pueden verse penalizadas no sólo por reputación sino cómo responden los clientes ante determinadas situaciones

En cuanto a la respuesta del mercado a los avances en la regulación, explica que ya se observa observamos un creciente interés y una demanda por el desarrollo de estos productos. Existe, según explicó, una concienciación cada vez mayor de por qué no debe haber una disyuntiva entre rentabilidad y compromiso social, sino más bien al contrario.

Desde las empresas no se puede ignorar el efecto en sus actividades de ello y los inversores son muy conscientes de esa realidad. Martínez Parera reconoce que faltan definiciones homogéneas, criterios, métricas que permitan comparar, pero la transición hacia una economía sostenible debe serlo en un sentido amplio.