Madrid 1,64 EUR -0,02 (-0,97 %)
SOSTENIBILIDAD| 14.12.2021

Los mayores de 55 años son grandes consumidores y un apoyo para sus círculos cercanos

Thumbnail user
La semana pasada se presentó el II Barómetro del Consumidor Sénior elaborado en octubre de 2021 por el Centro de Investigación Ageingnomics y por primera vez con la ayuda de Google. Permite conocer los hábitos de los más 15 millones de españoles que superan los 55 años. La realidad que pone de manifiesto este estudio se aleja de clichés negativos sobre esta cohorte de edad y ayuda a acabar con el preocupante edadismo.

En diciembre de 2020, amadrinado por Teresa Ribera, vicepresidenta de Cambio Climático y Reto Demográfico del Gobierno de España, nació el Centro de Investigación Ageingnomics en el seno de nuestra Fundación MAPFRE, bajo la dirección del actuario y economista Juan Fernández Palacios. Este Centro tiene por objeto el estudio y promoción de la llamada ‘generación de las canas’, esa que se sitúa por encima de los 50 y hasta los 75 años. Son aquellas personas que tienen salud y calidad de vida para seguir aportando a la sociedad con su talento, trabajo social o capacidad de consumo.

Según el informe elaborado por el Centro de Investigación Ageingnomics y con la ayuda de Google, estas son las diez claves que definen al consumidor senior español:

  • Uno de cada dos consumidores sénior mantiene su capacidad de ahorro mensual, siendo optimistas a futuro.
  • La crisis sanitaria y económica no ha alterado estructuralmente la base del consumo sénior.
  • Los sénior son un apoyo para sus círculos cercanos.
  • Sienten que su mayor gasto se encuentra en vivienda y energía, superando a la alimentación (top1 en 2020).
  • Han viajado menos este año, pero planean recuperar sus hábitos de turismo en el próximo.
  • Mayoritariamente no desean cambiar de vivienda a futuro, pero la pandemia ha aumentado su nivel de incertidumbre.
  • El número de sénior en internet aumentó en la pandemia.
  • 6 de cada 10 sénior leen noticias a través de canales online, el 100% de aquellos que son digitales lo hace.
  • No se sienten valorados por el mercado laboral y planean su jubilación pasados los 40 años.
  • Consideran que las empresas deben liderar la transición hacia un modelo más sostenible, pero no desean pagar más

La investigación, ha sido el resultado de una encuesta a 1.525 mayores de 55 años en España. En la presentación del informe,  Antonio Huertas ha destacado que el crecimiento de la economía plateada va a ser el “elemento tractor del crecimiento económico en general”, una afirmación, ha indicado, con un alto grado de verosimilitud, a raíz de los datos del informe, que pone de manifiesto que “los sénior constituyen un grupo con nivel de renta, propiedades y poder adquisitivo, para impulsar la demanda nacional de bienes y servicios, que genera el 60% del PIB de nuestro país”.

Desde el año 2016, MAPFRE ha liderado en la opinión pública una estrategia para asociar el reto demográfico con oportunidades económicas. Mediante el impulso personal de nuestro presidente, Antonio Huertas, bajo el neologismo ‘ageingnomics’ y en asociación con diferentes instituciones académicas, se ha desarrollado una intensa actividad pública.

Optimistas y con poder adquisitivo 

Los mayores españoles forman una red de apoyo para sus círculos cercanos, lo que les permite ayudar económicamente a su entorno de forma habitual. El 43% reconoce ayudar a algún miembro de la familia, familiar o amigo cercano, y de ese porcentaje, el 67 lo hace de forma mensual y el 24%, más de dos veces al año. Se muestran optimistas ante su situación económica futura (el 58% cree que seguirá más o menos igual a partir de ahora), si bien seis de cada 10 prevé un aumento del gasto en vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles.

 

Trabajo flexible y jubilación 

Los mayores de 55 años no sienten que el mercado laboral valore su experiencia y trayectoria (49%) por eso, buscan trabajos que conecten más con sus valores y con su visión del mundo (53%) y que les aporten sentimiento de pertenencia y flexibilidad, una percepción que aumenta proporcionalmente a medida que el nivel de estudios es mayor. También muestran ciertas preferencias laborales, como sentirse parte de un equipo, aprender y poder crecer en entornos abiertos y flexibles, y valoran mucho más una remuneración por horas, entre otros.

En cuanto a la jubilación, seis de cada 10 reconocen estar satisfechos con su edad de jubilación (consideran que se han jubilado o jubilarán en el “momento deseado”), una realidad que choca con el hecho de que la mayoría deja para el último momento la planificación de la jubilación. En este sentido, solo 1 de cada 4 (24%) planifica su jubilación a partir de los 60 años, es decir, 20 años después de la edad recomendada.

Artículos relacionados:

https://www.mapfre.com/actualidad/sostenibilidad/dolar-plateado/

https://www.mapfre.com/actualidad/economia/poblacion-mayor-capacitada-activa/