logo-mapfre
Madrid 1,882 EUR 0,02 (+1,29 %)
Madrid 1,882 EUR 0,02 (+1,29 %)

SOSTENIBILIDAD| 24.01.2023

La educación como camino hacia la igualdad

Thumbnail user

La Agenda 2030 de desarrollo sostenible prevé un conjunto de objetivos globales que buscan impulsar el desarrollo global y humano sostenible. El 24 de enero, Día Internacional de la Educación, desde MAPFRE queremos recordar la importancia que tiene el Objetivo de Desarrollo Sostenible número 4: Educación de Calidad, y cómo contribuimos al cambio.

Según Naciones Unidas, durante la última década se han conseguido grandes avances en el campo de la educación: han aumentado las tasas de alfabetización,  especialmente de niñas, pero todavía queda mucho camino por recorrer, muchas iniciativas en las que invertir y muchos gobiernos que necesitan entender que la educación permite la movilidad socioeconómica ascendiente y ayuda a eliminar la pobreza. De hecho, actualmente 1 de cada 11 niños sigue sin recibir ningún tipo de educación por culpa de la falta de escuelas cercanas, los conflictos activos en distintas partes del mundo y otras problemáticas de diversa índole. Es tan alarmante como suena: 244 millones de niños y jóvenes de todo el mundo siguen sin escolarización.

La falta de educación vulnera el artículo 26 de la Declaración Universal de Derechos Humanos: el derecho a la educación, que permite el crecimiento personal, nos aleja de la pobreza, acaba con la desigualdad y garantiza el desarrollo sostenible de la sociedad. 

La educación reduce la pobreza

La brecha que separa la riqueza de la pobreza es cada día mayor, y la educación es uno de los conectores necesarios entre ambas realidades socioeconómicas. Sin educación no hay progreso y sin progreso la brecha económica sigue creciendo.

La educación no es una manera de escapar de la pobreza, sino de combatirla” Julius Nyerere, expresidente y fundador de Tanzania

Recibir una buena educación aumenta considerablemente las probabilidades de obtener ingresos más elevados y de reducir los niveles de pobreza. Según el informe de Oxfam Intermón sobre el papel de la educación en la lucha de la desigualdad, se estima que cada año de educación aumenta los ingresos de los hombres en hasta un 10 % y hasta un 20 % en el caso de las mujeres. Con esto, si toda la infancia del mundo recibiese educación de primaria y de secundaria, se reduciría a la mitad la pobreza extrema actual. Además, las escuelas son un punto de encuentro de alumnos donde se desarrollan valores y habilidades sociales, que pueden derivar en amistades o contactos de interés en un futuro.

La educación impulsa la igualdad de género

Tras una larga historia donde las mujeres de alrededor del mundo no tenían derecho a la educación, actualmente el acceso a una educación universal, en la mayoría de los países, garantiza la posibilidad de conseguir la misma educación y el mismo trabajo tanto a las mujeres como a los hombres.

Cuanto mayor es el nivel educativo de las mujeres, más autonomía y poder de decisión sobre sus vidas tienen. La escolarización de las niñas les posibilita, cuando son adultas, conseguir un trabajo, elegir si contraen matrimonio o cuándo tener hijos, por tan solo enumerar algunas, entre otras muchas, de las problemáticas actuales para la población femenina en países con una tasa baja de escolarización, especialmente en África y Asia.

En general, un nivel de educación elevado permite ser más libre y tomar tus propias decisiones.

El compromiso de MAPFRE con la educación

Las grandes corporaciones pueden aportar su granito de arena en términos de educación para contribuir a que todas las personas tengamos las mismas oportunidades. En MAPFRE, desde hace años, nos comprometemos a trazar una hoja de ruta en sintonía con la Agenda del Desarrollo 2030 de Naciones Unidas. Invertir en educación es una de las prioridades del grupo para contribuir al objetivo de conseguir un mundo más sostenible, justo y equitativo.

La educación financiera también constituye una pieza clave para la consecución de los ODS de la Agenda 2030 y forma parte, por lo tanto, de nuestros propósitos en materia de educación.

Este tipo de formación es esencial en el día a día actual para guiarnos en pos de una estabilidad económica, tranquilidad, y para ser capaces de tomar decisiones informadas. En palabras de la CNMV:

“La educación financiera permite a los individuos mejorar la comprensión de conceptos y productos financieros, prevenir el fraude, tomar decisiones adecuadas a sus circunstancias y necesidades y evitar situaciones indeseables derivadas bien de un endeudamiento excesivo o de posiciones de riesgo inadecuadas.”  Comisión Nacional del Mercado de Valores de España (CNMV).

Con esto, una buena gestión de las finanzas personales se convierte en una herramienta para la seguridad y la libertad personal. Desde MAPFRE, compartimos contigo de forma regular artículos e informes relacionados con la materia. Conoce todos los beneficios de la educación financiera en este artículo.

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS: