Madrid 1,737 EUR -0,02 (-1,08 %)
ZoomTalento Prensa

5
continentes

 

34.000
empleados

Asumimos la parte que nos toca en el desarrollo sostenible

Trabajamos con el conocimiento y la reflexión para crear debate público

Apostamos por la comunicación clara y transparente

M
SOSTENIBILIDAD| 14.07.2021

Islas y territorios que marcan el camino para ser 100% renovables

Thumbnail user
Puede sonar a utopía, pero conseguir un abastecimiento energético que cubra todas nuestras necesidades a partir de fuentes 100% renovables es, sin duda, uno de los objetivos de nuestra sociedad a largo plazo.

Hay que ser conscientes de las dificultades técnicas, tanto para generar la energía como para almacenarla, y de la necesidad de garantizar que no haya interrupciones en el suministro a hogares y empresas.

Por ejemplo, la Comisión Europea fija una hoja de ruta con el horizonte puesto en 2050 con el objetivo de buscar una Europa climáticamente neutra. La estrategia, que nació en 2018 apuesta por la inversión en soluciones tecnológicas realistas. Se definieron siete ámbitos estratégicos de actuación y uno de ellos es el despliegue de energías renovables.

En el momento actual nuestra dependencia de los combustibles fósiles sigue siendo muy grande y la renovación del parque de vehículos hacia modelos híbridos y eléctricos también es un camino largo de transitar. Tal vez no se llegue en muchas décadas a un modelo de generación de energía íntegramente renovable, pero cada paso que se de en ese sentido es positivo. Y mientras nos preguntamos si alcanzar ese utópico 100% es posible, podemos fijar la vista en pequeñas zonas de nuestro planeta, en algunos casos insulares, que lo han conseguido.

Tasmania se suma al club de los más limpios

Uno de los últimos territorios de los que hemos tenido noticia que han conseguido autoabastecerse de energía 100% limpia es Tasmania. Es bastante relevante, y aunque, sí, es una isla, estamos hablando de uno de los estados de Australia y el territorio insular número 26 por extensión en el mundo, con una población superior al medio millón de habitantes.

Ha sido el ministro de energía de Tasmania el que ha asegurado que son autosuficientes energéticamente gracias a la energía renovable proporcionada por diversos proyectos puestos en marcha para producir energía eléctrica y energía eólica. Se unen así a otro territorio australiano, la ACT de Canberra (el distrito federal donde se sitúa la capital australiana), como los dos únicos territorios del país con jurisdicción propia que solo utilizan energías renovables. El logro ha sido aplaudido por las organizaciones locales de WWF y Greenpeace, así que el respaldo podríamos decir que ha sido unánime.

Otras islas y terrritorios “100% renovables”

Para dejar claro que no vamos a hablar solo de islas, empezamos por uno de los casos más claros de éxito en la consecución de la autosuficiencia energética a través de fuentes renovables: Costa Rica.

Hablamos de un país centroamericano de 5 millones de habitantes que sí ha alcanzado el ansiado 100% renovable. Tal vez no un 100% técnico todos los días del año, ya que hablamos de fuentes de energía que dependen de elementos como la climatología. A falta del dato de 2020 sirva como ejemplo el de 2019, donde durante 300 días el 100% de la energía usada en el país fue de fuentes renovables.

No estamos hablando de una flor de un día, sino de un esfuerzo sostenido que ha dado sus frutos durante los seis últimos años. La principal fuente, con diferencia, es la energía hidroeléctrica, que cubre más del 70% de las necesidades energéticas de los costarricenses, seguida a distancia por la energía geotérmica y la energía eólica.

Venimos hasta Europa para hablar de Tilos, que ya en el año 2017 se dijo que iba a ser la primera isla en conseguir subsistir tan solo con energías renovables (estas etiquetas hay que tomarlas todas con precaución). El proyecto que se aprobó en mayo de ese año consistía en un molino de viento y una gran placa fotovoltaica.

Si bien es cierto que su población es pequeña, entre 500 y 800 habitantes, según la fuente de información a la que recurras, Tilos cuenta (en condiciones normales, no ahora) con un flujo continuo de visitantes, que antaño dependían del suministro de la vecina isla de Kos. El proyecto salió adelante y desde enero de 2019 Tilos es, a todos los efectos, independiente energéticamente gracias a la energía renovable.

Seguimos en Europa para hablar de un país que casi ha conseguido llegar también al 100% técnico de suministro de energía limpia y sostenible. Hablamos de Islandia. Un país que cuenta con un recurso del que otros carecen: la energía geotérmica, que se usa, por ejemplo, para calentar directamente 9 de cada 10 viviendas.

Los primeros pasos en Islandia no se dieron por motivos ecológicos, sino huyendo de la fluctuación de los precios del petróleo en las diversas crisis, cuenta Hrund Logadóttir, Directora de la Escuela Islandesa de Energía de la Universidad de Reykjavik. También relata que además de la geotérmica es muy importante el aporte de la energía hidroeléctrica y que, si fuera necesario, la energía eólica, que apenas se está utilizando, tendría un gran potencial.

Hablemos de la península ibérica: España y Portugal

Tal vez mirar los avances que hace nuestro vecino Portugal pueda servirnos como acicate. Hablamos de un país que, el dato es de hace un año, produce dos tercios de su energía con fuentes renovables, principalmente gracias a la energía hidroeléctrica y la eólica, mientras la fotovoltaica juega, de momento, un papel más residual.

Sirva como ejemplo del trabajo hecho en el país luso lo logrado en la isla de Graciosa, en el archipiélago de las Azores, que se alimenta únicamente de energía renovable desde hace años gracias a la construcción de una infraestructura que combina la generación mediante energía solar y eólica con el almacenamiento en baterías de iones de litio. Se empezó a construir en 2016 y se finalizó en 2018. Posteriormente se han puesto en marcha otros proyectos en otras islas del archipiélago.

Hablemos un poco de España. Podemos obtener de la web de Red Eléctrica el dato del aporte de la energía renovable durante el año 2020 directamente: un esperanzador 44% que a la vez nos sugiere que hay mucho trabajo por delante.

Desde hace años la isla canaria de El Hierro tiene el objetivo de convertirse en territorio 100% renovable. Su apuesta ha sido una central hidroeólica que produce energía eólica para su uso por parte de la población y cuyos excedentes se usan para bombear agua desde un depósito hasta otro que está situado a un nivel superior. Posteriormente, en época de escasez de viento, se genera un salto de agua que proporciona energía hidroeléctrica. Unos motores diesel cubren la demanda cuando la energía eólica no es suficiente.

Durante el año 2019 este sistema permitió que el 54% de la energía consumida en la isla tuviera origen limpio y sostenible; durante 1.905 horas la energía fue 100% renovable, siendo el mejor mes julio, donde se llegó al 97%. Para encontrar datos de 2020 hay que acudir a la web de la empresa gestora de la central hidroeólica, donde nos cuentan que el último año se cubrieron menos horas con energía renovable que en los dos años anteriores. Hay que seguir trabajando en busca del objetivo marcado.

En otra isla canaria, La Graciosa (no confundir con la isla portuguesa), están apostando por la energía fotovoltaica para conseguir ser 100% renovables. En su caso hablamos de una isla mucho más pequeña con una población de poco más de 700 habitantes.

El futuro en este ámbito es emocionante. Dentro de la Unión Europa, como ya se ha comentado, tenemos un horizonte de trabajo conjunto con miras a conseguir un continente no contaminante en el año 2050. La tecnología, el apoyo institucional y el impulso de las empresas privadas tendrán que remar en la misma dirección, y a buen seguro veremos colaboraciones entre países como el fomento conjunto de parques eólicos marinos entre Alemania y Dinamarca. Las siguientes páginas están por escribir.