Madrid 1,7985 EUR -0,02 (-0,96 %)
ZoomTalento Prensa

5
continentes

 

34.000
empleados

Asumimos la parte que nos toca en el desarrollo sostenible

Trabajamos con el conocimiento y la reflexión para crear debate público

Apostamos por la comunicación clara y transparente

M

SOSTENIBILIDAD | 23.12.2020

6 ideas para vivir unas fiestas más sostenibles y reducir el despilfarro

Thumbnail user

Digestiones pesadas, cuentas en números rojos y decenas de regalos con los que no sabemos qué hacer. Son situaciones que forman parte del imaginario popular en estas fechas. Sin embargo, la pandemia amenaza las fiestas tal y como las conocemos, limitando los encuentros con familia y amigos y las aglomeraciones en tiendas y restaurantes. Cada vez más voces se preguntan si este puede ser también el año en el que repensemos las navidades y pongamos freno al excesivo consumismo al que estamos acostumbrados. 

La COVID-19 no descansa en Navidad y ya hemos asumido que las celebraciones de este año serán diferentes. Italia ya ha anunciado que mantendrá el toque de queda hasta las 22 horas, no permitirá reuniones de más de seis personas y no autorizará movilidad entre regiones.

En una entrevista reciente, el reconocido conferenciante sobre el desarrollo humano, Mario Alonso Puig, señalaba que la pandemia nos podía servir para “poner más en valor lo humano y dejar de vivir tan atrapados en la pura materia”. En este mismo sentido, desde organizaciones ecologistas animan a la población a que 2020 sea el año en el que pongamos freno al despilfarro asociado a estas fechas.

Saltar de comida en comida hasta acabar con dolor de estómago y comprar decenas de regalos por puro compromiso no es la única forma de vivir estas fiestas. En internet hay cantidad de recursos gratuitos con ideas para disfrutar de estas vacaciones de una manera más sostenible. Vamos a repasar algunas de esas recomendaciones.

Para los regalos: comercio local y experiencias

Un consejo muy repetido en estas fechas es, sencillamente, comprar menos. Y, cuando compremos, priorizar hacerlo a pequeños comerciantes, comercio justo y de kilómetro cero.

Hace poco hablábamos de la situación tan difícil que está enfrentando el mundo de la cultura, con el 89% del Patrimonio mundial está cerrado total o parcialmente. Una opción para ayudar a este sector tan perjudicado por la pandemia es regalar entradas a espectáculos o experiencias que puedan disfrutarse respetando las medidas de seguridad.

Para los regalos: comercio local y experiencias

Según un informe realizado por la organización Carbon Trust, la huella de carbono de un árbol artificial, que se fabrica con plásticos que no se degradan como el PVC, es de hasta 40 kg de CO2. No hay solución fácil, dado que usar durante un mes un árbol natural para después tirarlo a la basura tampoco parece una opción muy eco-friendly. Desde Ecologistas en Acción, recomiendan que “Si se opta por tener un árbol de navidad dentro de casa, lo razonable sería utilizar una especie autóctona e informarse activamente de los cuidados necesarios para su supervivencia y bienestar”. 

Animar a los más pequeños de la casa a crear las decoraciones navideñas o a darle otro aire a los adornos de otros años es una buena forma de reducir el consumo de estos objetos, que suelen ser de plástico, así como de pasar un rato agradable en familia.

El menú navideño sostenible se cocina con producto fresco, local y de temporada

Algunos ingredientes tradicionales en nochebuena viajan más de 5.000 km antes de llegar al plato. Por ese motivo, se recomienda a todos aquellos que quieran reducir el impacto ambiental de sus comidas navideñas que busquen recetas donde primen los productos locales, frescos y de temporada. 

Reducir el consumo de energía con bombillas LED

Las luces LED consumen hasta un 90% menos de energía que las tradicionales. Priorizar el uso de este tipo de bombillas y limitar las horas en las que están encendidas pueden ayudar a reducir tu consumo energético durante las fiestas y también la factura de la luz.

Menos envoltorios, también en las fiestas

Todas las navidades en el Reino Unido acaban en la basura 83 kilómetros cuadrados de papel de regalo, una cantidad suficiente como para cubrir la isla de Formentera, según la asociación ecologista ECODES.

Cómo envolvemos los productos que compramos es uno de los focos de la lucha medioambiental durante todo el año, pero cobra especial importancia durante las fiestas. Por eso, es importante prestar atención no solo a qué compramos, sino también a cómo lo envolvemos.

Si queremos envolver los regalos, una forma más sostenible (y vintage) de hacerlo es usar papel de periódico usado en vez de comprar papel de regalo que acabará en la basura inmediatamente después.