Madrid 1,777 EUR -0,02 (-0,98 %)
ZoomTalento Prensa

5
continentes

 

34.000
empleados

Invertimos por principios, convencemos por rentabilidad

Asumimos la parte que nos toca en el desarrollo sostenible

Trabajamos con el conocimiento y la reflexión para crear debate público

Apostamos por la comunicación clara y transparente

M

SOSTENIBILIDAD| 26.03.2021

Enedina González: “Las empresas quieren pronunciarse, poner voz a los desajustes sociales y hacer algo para evitarlo”

Thumbnail user

Desde hace más de una década, esta arquitecta venezolana de 39 años organiza eventos corporativos y experiencias basadas en energía verde, cero desperdicio y bajo impacto ambiental. Lo hace desde For Planet, una pequeña empresa especializada en eventos sostenibles que creó en 2019 con el propósito de contribuir a un mundo mejor.

2020 fue un año difícil para Enedina González. Justo por estas fechas, hace exactamente un año, vio cómo en un solo día se cancelaban todos los eventos corporativos, ferias y congresos que estaba organizando. Fue entonces cuando recordó lo que le dijo su abuelo. “En tiempos difíciles tienes dos opciones: llorar o vender pañuelos”. Y a esto último, a emprender, a detectar oportunidades, es justamente a lo que se ha dedicado en los últimos meses. También, a implementar hábitos más sostenibles en su día a día, cuidar más su alimentación y dejar de consumir carne.

¿Cómo llega una arquitecta al mundo de la sostenibilidad?

Como estudiante de arquitectura siempre tuve interés por las construcciones sostenibles. Todavía recuerdo lo impresionada que me quedé con un curso que hice para aprender a edificar con estructuras de bambú. Un arquitecto conoce que los mejores materiales son los locales, los autóctonos, aquellos que puedes conseguir a tu alrededor y que ya están adaptados a las condiciones del lugar de donde proceden. Creo que la arquitectura no debe ser invasiva, debe adaptarse a su contexto para generar el menor impacto posible y encontrar un equilibrio con su alrededor. Así deberíamos pensar en todas las áreas de nuestra vida.

¿Cómo definirías un evento sostenible?

Son encuentros con triple impacto (People, Profit y Planet), responsables, tanto con el medio ambiente como con las personas, que permiten hacer un esfuerzo para minimizar cualquier potencial impacto y que dejan un legado que beneficia a la comunidad anfitriona y a todos los involucrados. También haría hincapié en una palabra clave, el propósito, porque en este tipo de eventos hay que tener claro qué es lo que queremos lograr y qué estrategia queremos utilizar para avanzar, para dejar huella y para ser más conscientes de la importancia de proteger el entorno.

¿Qué crees que motiva a los clientes que apuestan por este tipo de encuentros?

Sin duda la posibilidad de contribuir a un mundo mejor, demostrar que sus objetivos de negocio deben ir en línea con un impacto social y medioambiental positivo y ser coherentes con sus valores. Hoy, las empresas quieren pronunciarse, poner voz a los desajustes sociales y hacer algo para evitarlo, demostrar que el valor que pueden aportar a la sociedad es muy alto. Más que nunca, el binomio rentabilidad y propósito es inseparable en muchas de ellas. Considero que un evento sostenible es una excelente ocasión para poner encima de la mesa todos estos valores, es decir, tratar a los proveedores como verdaderos socios en la creación de valor, cuidar a las personas con respeto y dignidad, y reducir el uso de recursos.

 

“Más que nunca, el binomio rentabilidad y propósito es inseparable en muchas empresas”. 

¿Cómo te iniciaste en este mundo?

Todo comenzó cuando tenía unos 7 años y mis padres me llevaron al Museo de los Niños, en Caracas, mi ciudad natal, donde participé en un taller de papel reciclado, que nunca olvidaré. Años después creé mi propia empresa, dedicada a la organización de bodas y eventos corporativos. Un día me fijé en cómo tres camiones repletos de basura salían del hotel donde había montado dos eventos simultáneos. Me sentí tan mal que me comprometí a hacer algo al respecto y empecé a diseñar muebles de exteriores que estuvieran realizados con basura industrial, como barriles de metal, ruedas de camiones y cajas de embalajes, entre otros.

¿En qué consistieron tus primeros encuentros sostenibles?

Estaban enfocados a reducir o eliminar los residuos, así como a usar productos y proveedores locales. El primer evento que organicé basado en estos principios fue un encuentro de moda sostenible y fue todo un éxito.

¿Qué otras ventajas, además de preservar el medio ambiente, crees que tiene para una empresa o un particular organizar eventos de carácter sostenible?

Efectivamente, este tipo de encuentros van más allá de la protección del entorno. Permiten apoyar el comercio local, crear alianzas con empresas con los mismos valores y generar engagement con los asistentes. Son absolutamente inspiradores y trasladan el mensaje de que entre todos podemos transformar el mundo. Y eso o tiene precio.

 

“Las personas están cada vez mejor informadas. Creo que las nuevas generaciones llevan la sostenibilidad en su ADN”

 

¿Qué otras ventajas, además de preservar el medio ambiente, crees que tiene para una empresa o un particular organizar eventos de carácter sostenible?

Efectivamente, este tipo de encuentros van más allá de la protección del entorno. Permiten apoyar el comercio local, crear alianzas con empresas con los mismos valores y generar engagement con los asistentes. Son absolutamente inspiradores y trasladan el mensaje de que entre todos podemos transformar el mundo. Y eso o tiene precio.

¿Consideras que existe mayor demanda global de este tipo de eventos? ¿Qué países o sectores se comprometen más?

Por supuesto que lo son. Las personas están cada vez mejor informadas sobre lo que es sostenible, lo que es bueno para el planeta y lo que no. Creo que las nuevas generaciones llevan la sostenibilidad en su ADN y las empresas lo saben, por eso promueven e implantan la sostenibilidad en muchos de sus procesos. Los eventos sostenibles son un vehículo inmejorable para trasladar el mensaje y creo que Alemania y Francia llevan la delantera.

Imaginemos que ya estamos todos vacunados y que para celebrarlo organizas una fiesta con más de 50 amigos. ¿Qué aspectos tendrías en cuenta?

Ante todo, sería una fiesta de agradecimiento, por lo vivido y aprendido, pero también para poner de manifiesto que las celebraciones no pueden ser como las de antes. Creo que debemos avanzar, así es que claramente sería un evento donde se gestionen los residuos y donde apenas se produzcan desperdicios, donde se utilicen productos orgánicos, locales y de temporada, y donde se proporcione a los asistentes opciones de transporte limpio, que ayude a reducir su la huella de carbono.

¿Qué papel cree que tienen las grandes empresas en la preservación del medio ambiente y el cuidado del entorno?

Las grandes empresas pueden hacer cambios muy pequeños pero que significan mucho para el medio ambiente. También tienen mucho poder de comunicación y permiten dar ejemplo a sus grupos de interés, empezando por sus empleados.

¿Cómo cuidas del medio ambiente en tu día a día?

A lo mejor soy un poco radical porque ya no como productos que provengan de animales, excepto huevos ecológicos. Realizo muchas pequeñas acciones en el día a día, que sumadas tienen un verdadero impacto. Entre ellas, elaboro mis propios productos de limpieza, utilizo artículos de belleza naturales en envases reutilizables o reciclables, y compro alimentos sin envoltorio, principalmente ecológicos y en mercados locales. También trato de no comprar más de lo que realmente necesito, calculo y compenso mi huella de carbono plantando árboles, y hago regalos que tengan algún componente sostenible. Mi máxima es, reducir y reutilizar lo más posible.