MAPFRE
Madrid 2,166 EUR 0 (0,09 %)
Madrid 2,166 EUR 0 (0,09 %)

SEGUROS| 26.02.2024

¿Qué temores quitan el sueño al sector asegurador?

Thumbnail user

Los riesgos externos a la empresa pueden destrozar una cuenta de resultados, dar al traste con las proyecciones elaboradas con cautela y poner en jaque la cotización de cualquier compañía. Pueden ser riesgos macroeconómicos, de mercado o algo tan en boga y peligroso, como son los ciberriesgos. Estos son algunos de los retos a los que se enfrenta la industria aseguradora en el futuro inmediato, según EIOPA, la Autoridad Europea de Seguros y Pensiones de Jubilación.

El riesgo de mercado o lo que es lo mismo, el impacto negativo en los resultados es la principal preocupación del sector ahora mismo. Las causas son variadas y entre las que señala EIOPA destacan la elevada volatilidad del mercado de renta fija y una menor rentabilidad de las inversiones inmobiliarias del sector asegurador.

“La incertidumbre sobre el momento en el que los bancos centrales comenzarán a relajar la política monetaria es alta y no está ayudando en este sentido. Esto hace también que el riesgo de crédito permanezca en un nivel amarillo en la clasificación de EIOPA, por el posible deterioro crediticio que se puede producir al mantener unas condiciones de financiación endurecidas”, subraya Ricardo González García, director de Análisis, Estudios Sectoriales y Regulación de MAPFRE Economics.

Las perspectivas —aún moderadas— de crecimiento del PIB y, sobre todo, la evolución a la baja de la inflación en los últimos meses ha propiciado que el impacto macroeconómico, pese a seguir siendo una de las preocupaciones del sector, haya disminuido. En los últimos trimestres se ha visto cómo las elevadas tasas de inflación disparaban los costes y repercutían en los resultados del sector. Por tanto, la inflación es una de las variables a las que no hay que quitar ojo, por el impacto que puede tener en la cuenta de resultados y en un indicador tan relevante para el sector asegurador como es el ratio combinado.

La digitalización y los ciberriesgos, con todas sus consecuencias, siguen siendo relevantes, pero parecen haber pasado a un plano inferior en cuanto a preocupaciones, aunque las perspectivas implican que esta relajación es temporal. Las previsiones, según la evaluación que realizan los supervisores nacionales de seguros agrupados en EIOPA, apuntan a un aumento en los próximos 12 meses de este riesgo.

La sostenibilidad cada vez está más inmersa en todos los negocios y, lógicamente, también en el asegurador, tanto de forma directa (será difícil —por no escribir imposible— encontrar una compañía aseguradora que no contemple en su plan de negocio aspectos sostenibles), como de forma indirecta (a través de las inversiones en otras empresas. De hecho, alrededor del 7% de los bonos verdes que hay en circulación ahora mismo están en manos del sector asegurador).

Otros riesgos inherentes al negocio, como pueden ser los relacionados con la financiación, la liquidez, la rentabilidad o la solvencia de las empresas son preocupaciones constantes en el sector y que se mantienen a lo largo del tiempo. De hecho, están constantemente en el punto de mira de los gestores y supervisores. Son ratios esenciales para conocer la evolución y salud del negocio.

Estos son los riesgos y vulnerabilidades que quitan el sueño al sector asegurador en Europa ahora mismo… pero la profesionalidad acreditada, la solvencia y la respuesta que el sector ha dado en los momentos más difíciles generan tranquilidad y confianza en los clientes. Y precisamente, la confianza es la base de esta industria.

 

ARTICULOS RELACIONADOS: