ZoomTalentoPrensa

5
continentes

 

34.000
empleados

Invertimos por principios, convencemos por rentabilidad

Asumimos la parte que nos toca en el desarrollo sostenible

Trabajamos con el conocimiento y la reflexión para crear debate público

M

SALUD| 08.10.2020

Covid-19: la primera experiencia de telemedicina para muchos usuarios

Marta Villalba

Pedro Díaz Yuste

Durante los meses más duros del confinamiento, con todo el mundo en sus casas, pero con la necesidad de consultar a un especialista médico o simplemente conseguir una receta para poder seguir un tratamiento, muchos usuarios han tenido su primera experiencia de telemedicina. Una experiencia exitosa, muy bien valorada, en general, y que avala la teoría de que la telemedicina ha llegado para quedarse.

Esta situación no ha tenido en cuenta edades, sexo, condición social ni lugar de residencia. La telemedicina se ha utilizado igual por personas jóvenes, hombres, mujeres, mayores, gente que reside en una gran ciudad o en núcleos rurales. Todos hemos hecho un máster acelerado en tecnología durante estos meses. Todos hemos aprendido a utilizar diferentes herramientas tecnológicas para comunicarnos, cuando estábamos confinados. Hemos hecho de la necesidad, virtud. Todos hemos aprendido también a contactar con un médico a través de un chat o de una videollamada. Esto que antes de la llegada a nuestras vidas del coronavirus podría parecer ciencia ficción para muchas personas se ha convertido en una realidad, que, es muy probable que sigan utilizando.

Desde Savia, la plataforma digital de servicios de salud, que MAPFRE lanzó al mercado en febrero de 2019, hemos realizado más de 150.000 consultas durante el periodo en que estuvimos confinados. Para la mitad de los usuarios, ésta fue la primera experiencia de telemedicina. Savia fue la solución para muchas personas que necesitaban contar con una opinión médica, en unos momentos en los que se desaconsejaba acudir a los hospitales o centros de salud si no era indispensable. La opinión de un profesional genera confianza y eso fue lo que ocurrió en ese momento. Savia fue la opción para clientes de MAPFRE y para aquellos que no lo eran, pues decidimos abrir gratuitamente esta plataforma a toda la población…. Y los profesionales médicos que atendían esas consultas también lo hicieron de forma altruista.

La tragedia que ha supuesto la aparición en nuestras vidas del coronavirus debemos convertirla en una oportunidad para avanzar en la digitalización de la salud. Una digitalización en la que el sector privado ya estaba trabajando, pero que sin duda alguna, esta pandemia ha acelerado, y a la que se debe sumar también el sector público de forma decidida.

Las ventajas son múltiples y precisamente, según se vaya incrementando su uso serán más tangibles. En unos momentos como los actuales, en los que la situación económica nos obligará a buscar fórmulas de ahorro, la eficiencia en el control del gasto sanitario en los próximos años es probablemente una de las ventajas más significativas de la apuesta por la telemedicina.

Es necesario un impulso, por parte de todos, tanto de las Administraciones como de los diferentes agentes privados que participan en este proceso, para poner a disposición de todos los usuarios las posibilidades que la telemedicina nos ofrece. La tecnología nos ofrece la posibilidad de consultas con fácil acceso, a cualquier hora y desde cualquier lugar. Demos a los usuarios la posibilidad de elegir, que sean ellos los que decidan qué relación quieren tener.

Es cierto que la telemedicina o una consulta por chat, por ejemplo, no sirve para todas las patologías. Es verdad que existen situaciones en las que la exploración física es necesaria y hoy por hoy es insustituible…pero también es verdad que existen otras circunstancias en las que no es necesario ir físicamente a la consulta de un médico. Para todas esas situaciones, la telemedicina se convierte en una opción con una calidad asistencial muy elevada y así lo han valorado los usuarios. De hecho, el 98% de las personas que han utilizado Savia durante el confinamiento muestran un nivel de satisfacción muy alto con el servicio recibido. Si el usuario está satisfecho y ha tenido una buena experiencia, es muy probable que repita. La primera experiencia deja huella y durante esta crisis, para muchos ésta ha sido su primera experiencia de telemedicina…. Probablemente, para muchos, también, no sea la última.