Madrid 1,8755 EUR -0,04 (-2,04 %)
ZoomTalento Prensa

5
continentes

 

34.000
empleados

Publicación de resultados 1T 2021
29 de abril de 2021

Consulta la documentación financiera publicada

Asumimos la parte que nos toca en el desarrollo sostenible

Trabajamos con el conocimiento y la reflexión para crear debate público

Apostamos por la comunicación clara y transparente

M

SALUD | 04.02.2021

“El mayor factor de riesgo para desarrollar un cáncer, mayor aún que el tabaco, es cumplir años”

Thumbnail user

María Blasco, fotografiada por Amparo Garrido / CNIO.En el Día Internacional contra el cáncer, una de las principales causas de muerte en el mundo, entrevistamos a María Blasco, Directora Científica del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), sobre la situación actual de la enfermedad en España y la importancia de mantener la ciencia y la investigación como mejores herramientas para afrontar los retos futuros de la humanidad.

En la imagen, María Blasco, fotografiada por Amparo Garrido / CNIO.


Pregunta (P.): Gracias a la investigación se ha alcanzado un elevado grado de supervivencia a algunos tumores, ¿en qué momento nos encontramos? ¿Cuáles son los desafíos más urgentes que enfrenta el CNIO?

Respuesta (R.): Uno de los objetivos del CNIO es el estudio de la metástasis para desarrollar estrategias terapéuticas y fármacos que vayan a impedir que se produzca. La metástasis sigue siendo la principal causa de muerte por cáncer.

(P.): Según la Red Española de Registros de Cáncer, se diagnostican anualmente 277.000 casos nuevos de cáncer en España. ¿Este escenario irá a más o conseguiremos atajarlo?

(R.): Se prevé que irá a más y esto es debido a que en nuestro país cada vez habrá más personas mayores, es lo que se denomina el “envejecimiento demográfico” de la población. El mayor factor de riesgo para desarrollar un cáncer, mayor aún que el tabaco, es cumplir años. Esto es debido a que cada vez que se tienen que reparar o regenerar nuestros tejidos, nuestras células han de multiplicarse copiando el material genético a las células hijas. Este proceso de copia no es perfecto y genera daños en nuestro ADN que pueden dar lugar al cáncer.

 

“La ciencia ha respondido rápido al Covid-19, precisamente porque se han adaptado muchos de los descubrimientos ya realizados por los científicos en otras ramas»

(P.): Muchos de los factores de riesgo asociados al cáncer tienen que ver con el abuso sustancias como el tabaco o el alcohol, o con el sedentarismo. ¿Estamos en el momento actual sometidos a mayor riesgo?

(R.): El tabaco aumenta el daño en nuestro ADN y eso hace que aumente el riesgo de desarrollar cáncer. Lo mismo ocurre con otras sustancias tóxicas asociadas con la contaminación, los asbestos, radiación y alimentación.

(P.): Este año pasado ha marcado un hito para la ciencia, pero también ha relegado todas las enfermedades que no eran Covid-19 a un segundo plano, demorando la detección, los tratamientos… La Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) ha alertado del «limbo». ¿Cómo lo resolvemos?

(R.): Los científicos sabemos que la ciencia no puede parar nunca, pues los tratamientos que hoy funcionan se han originado de investigaciones que no estaban en el candelero en el momento en que se produjeron. Parar la ciencia es parar las esperanzas de un futuro mejor con menos enfermedades. Ahora la ciencia ha respondido rápido al Covid-19, precisamente porque se han adaptado muchos de los descubrimientos ya realizados por los científicos en otras ramas de la ciencia a esta nueva enfermedad. La ciencia es la mejor herramienta para afrontar los retos futuros de la humanidad y no se puede parar ninguna investigación.

(P.): El coronavirus podría aumentar el riesgo de complicaciones en algunos tratamientos contra el cáncer, lo que se ha denominado sindemia del cáncer en el actual contexto. ¿Cómo proteger a este grupo de riesgo? ¿Puede y debe vacunarse?

(R.): Las directrices de vacunación las determina el Gobierno, entiendo que tendrán éste y otros aspectos en cuenta a la hora de elegir los grupos que han de vacunarse prioritariamente.