Madrid 1,614 EUR -0,03 (-1,59 %)

INNOVACIÓN| 21.04.2022

“La creación de un spin-off o startup independiente aporta innumerables ventajas”

Thumbnail user

En el Día Internacional de la Creatividad y la Innovación aplaudimos el win-win de colaborar con startups y la creación de nuevos negocios, espina dorsal de modelos como MAPFRE Open Innovation, nuestra apuesta estratégica para la transformación centrada en el cliente. La innovación es uno de los valores intangibles clave para el crecimiento.

El director global de Transformación de MAPFRE, Joan Cuscó, participó recientemente en el podcast Generación de Oportunidades, de Europa Press junto a McKinsey, en el que explicó el modelo MAPFRE Open Innovation (MOi) -ha originado proyectos que ya han beneficiado a más de 1,5 millones de clientes- y el compromiso de invertir el 1% del beneficio bruto en iniciativas de innovación.

MOi integra distintas líneas de trabajo; además de la colaboración con startups y scaleups a través de insure_space, que acaba de cerrar la cuarta convocatoria de su call, promueve las inversiones en capital riesgo, la construcción de nuevos negocios y adquisiciones que permitan crecer. 

Sobre cómo se acuerda la creación de nuevos modelos de negocio, productos o servicios, en MAPFRE se utilizan las 4 palancas tradicionales de innovación que, en inglés, se conocen por Health Partner Invest y articula la colaboración con startups en todo el mundo a través de insure_space. MOi apoya al ecosistema con inversiones en capital riesgo a través del fondo Alma Mundi. Igualmente, cuando la compañía ve una oportunidad, apoya la construcción de negocios desde cero, como se hizo con Savia para el negocio de salud, así como las adquisiciones que permitan crecer e implantar internacionalmente el modelo de inversión.

A la pregunta de si MAPFRE está incorporando modelos operativos semejantes a las startups, y qué retos y oportunidades propicia dicha colaboración, Cuscó insiste en que “la creación de un spin-off o una startup independiente aporta muchísimas ventajas”. Por un lado, a nivel de atracción de talento, resulta sugerente para determinados perfiles de interés para la compañía. Permite diseñar modelos operativos y arquitecturas tecnológicas desde cero, “sin lo que llamamos legacy”, advierte. El modelo facilita trabajar canales de distribución ajenos al sector asegurador y, lo más importante, adecuar la inversión al plan de crecimiento exponencial de negocio, en lugar de sumergirse en una inversión astronómica acompañada de una incertidumbre elevada que, en el mejor de los casos, aportaría un crecimiento lineal y prácticamente inmaterial. “Cuando el modelo ya está asentado, puede integrarse en nuestra estructura matriz sin problemas”, advierte.

Movilidad y salud

El incremento de nuevos modelos de negocio, dentro del negocio asegurador, se están dando en los ámbitos de la movilidad y la salud. La irrupción de los nuevos modelos de movilidad compartida, personal y conectada, intermodal y urbana -en opinión de Cuscó- hacen que el producto asegurador deba dirigirse a las personas y a los trayectos, y no tanto a los vehículos. En ese viraje ganan peso los datos en tiempo real y los modelos predictivos, complementando o incluso sustituyendo los datos históricos y los modelos estadísticos que utilizamos. Por otro lado, la demanda de servicios de salud y avances científicos, como la edición genética, harán que el seguro de salud, “además de cubrir una prestación médica cuando sea necesario, ponga el foco en hacer que la enfermedad o la dolencia no ocurran”.

Además de MAPFRE, participaron en este programa representantes de Aena, Amazon World Services, BBVA, Enagás, Esade, Grupo Red Eléctrica, GSK, Iberdrola, Ikea y Telefónica, todos ellos partidarios de promover y potenciar la innovación mediante la colaboración con startups, estableciendo una relación de la que se beneficien ambas partes.

Asignatura pendiente

Según un reciente informe de McKinsey la innovación es uno de los valores intangibles claves para el crecimiento, y las empresas así la han potenciado  por ende ante sus propias necesidades de transformación y adaptación impuestas por la crisis de la Covid-19, si bien se mantiene como asignatura pendiente en España.

Lo cierto es que la innovación no es una alternativa, sino una palanca para hacer frente a los retos que tenemos por delante. En 2018 MAPFRE Open Innovation asumió el compromiso de invertir el 1% de su beneficio bruto en iniciativas de innovación. En este tiempo ha aportado mejoras a más de un millón y medio de personas en el mundo.

Según la última encuesta de Percepción Social de la Innovación de Cotec Cotec -en cuyo patronato participa MAPFRE-, elaborada junto a SigmaDos, se considera un ingrediente fundamental para la confianza en pymes y grandes empresas.