Madrid 1,8125 EUR 0,03 (+1,83 %)
ZoomTalentoPrensa

5
continentes

 

34.000
empleados

Publicación de resultados 3T 2021, 29 de octubre de 2021
Accede al webcast de analistas e inversores, 13:00 (CET)
Avance de primas 9M 2021

Asumimos la parte que nos toca en el desarrollo sostenible

Trabajamos con el conocimiento y la reflexión para crear debate público

Apostamos por la comunicación clara y transparente

M

INNOVACIÓN| 24.09.2021

El coche autónomo, la inteligencia artificial del futuro: ¿dónde nos encontramos?

Thumbnail user

La consultora PwC estima que, en 2030, el 40% del kilometraje por carretera lo podrán realizar vehículos autónomos. Waymo, filial de Google, ya ha probado su sistema de conducción robotizada en 25 ciudades de Estados Unidos. En otros tantos lugares, se suceden los ensayos de automóviles automatizados en los que todavía se sienta un conductor.

En este contexto, CESVIMAP, el Centro de Experimentación y Seguridad Vial de MAPFRE, lidera una iniciativa pionera para conocer el comportamiento, establecer posibles riesgos y reducir los fallos de las tecnologías de percepción del entorno instaladas en estos vehículos.

Junto con la Universidad Carlos III de Madrid y la Universidad Politécnica de Madrid, investigamos en todas las tecnologías necesarias para la implantación de la conducción autónoma: sensores ultrasónicos e infrarrojos, herramientas de navegación y posicionamiento por satélite, sistemas de cámaras y radares, entre otros. Las conclusiones extraídas resultarán esenciales para posicionar a MAPFRE como aseguradora referente en este ecosistema innovador.

 

Entonces, ¿me monto en el coche y no hago nada más?

“Queda mucho para el vehículo autónomo tal y como lo entendemos todos: me subo al coche y él solo me lleva al trabajo” explica Rodrigo Encinar, responsable de I+D en CESVIMAP. “La conducción autónoma de transporte de personas es muy complicada. En recorridos cautivos, con limitaciones y cerrados, ya existe, pero en rutas abiertas lo veo más difícil”.

En este punto hay que entender que, cuando hablamos de conducción autónoma, nos encontramos con varios niveles: desde el 0, en el que un ser humano realiza todas las tareas de conducción, y un asistente automatizado detecta vehículos en los ángulos muertos; hasta el 5, en el que los sistemas del vehículo finalmente podrían prescindir del conductor humano. Entre ambos escenarios, un amplio rango de posibilidades en el que todavía queda mucho por investigar.

No obstante, el paradigma plantea otros interrogantes más allá de lo puramente tecnológico. En primer lugar, vacíos legales. En nuestro país, la Ley sobre Responsabilidad Civil y Seguro no está actualizada y aún no contempla la circulación sin conductor. Por otro lado, nos enfrentamos a debates éticos. ¿De quién sería la responsabilidad en caso de accidente? En un coche plenamente autónomo, ¿a quién deberíamos asegurar?

En nuestra revista corporativa El Mundo de MAPFRE encontrarás un reportaje completo en el que podrás considerar estas y otras cuestiones, además de conocer a fondo la investigación que estamos desarrollando sobre el vehículo que, sin duda, cambiará la forma en que concibamos la movilidad en un futuro no muy lejano.