Junta General Ordinaria 2024

MAPFRE
Madrid 1,948 EUR 0 (0,1 %)
Madrid 1,948 EUR 0 (0,1 %)

ECONOMÍA| 11.12.2023

El seguro ante un entorno de riesgos cambiante: ¿qué pueden hacer las aseguradoras?

Thumbnail user

La pandemia, el cambio climático, el nuevo entorno geopolítico, los ciberataques… La lista de nuevos riesgos cada vez es más larga, y supone todo un desafío para las aseguradoras, especialmente si se tiene en cuenta que las pérdidas financieras en estos casos superan con creces la capacidad de absorción que tienen las compañías.

Esto ha abierto una brecha entre lo que los ‘stakeholders’ esperan de la industria y lo que las aseguradoras pueden hacer realmente, según señala The Geneva Association en su informe ‘The value of insurance in a changing risk landscape’, en el que ha colaborado MAPFRE Economics.

“Con la pandemia de Covid-19, vimos la manifestación de un riesgo global y sistémico que afectó a muchas personas y negocios de todo el mundo y al mismo tiempo. Eso saca a la luz una dura realidad sobre la industria del seguro y la sociedad: aunque los seguros siguen siendo relevantes en una amplia gama de riesgos, hay otros que son demasiado grandes en términos de pérdidas financieras como para que las aseguradoras puedan hacerse cargo solas. Y, por desgracia, esa lista de grandes riesgos no deja de aumentar”, explica Jad Ariss, director general de The Geneva Association.

Las aseguradoras han estado tradicionalmente asociadas con la absorción del riesgo financiero, pero a medida que los riesgos escalan en complejidad, los clientes empiezan a buscar productos que no solo sean una red de seguridad. Por eso, The Geneva Association ha realizado una encuesta que muestra las perspectivas de los seis grandes mercados aseguradores: Estados Unidos, China, Reino Unido, Japón, Francia y Alemania, con una muestra representativa y compuesta por clientes particulares, grandes empresas y trabajadores del sector.

Los resultados confirman la importancia de la asegurabilidad, al mostrar los encuestados su preocupación por la disponibilidad y el precio de ciertos tipos de cobertura, especialmente en lo relacionado con la longevidad, las catástrofes naturales y la ciberseguridad: el 70% menciona la posible dificultad para conseguir un plan de pensiones, y el 50% destaca la insuficiencia de los ahorros para la jubilación y los desastres naturales.

Además, los resultados sugieren que los servicios de riesgo adicionales tienen un gran potencial, especialmente los relacionados con prevención y asistencia. Para los clientes particulares, el precio continúa siendo la clave a la hora de elegir un seguro, y todo apunta a que continuará siéndolo.

La importancia de la evaluación de riesgos

La evaluación de los riesgos se vuelve particularmente importante en este contexto, especialmente a la hora de afrontar riesgos sistémicos, como el cambio climático, e intangibles. Respecto a estos últimos, la organización identifica a aquellos que tienen en cuenta la pérdida de reputación, la inestabilidad sociopolítica y los riesgos comunes de ciberseguridad, como las filtraciones de datos.

“Se espera de las aseguradoras que complementen su propuesta de valor con servicios de evaluación de riesgos que apoyen la resiliencia ante catástrofes, por ejemplo, informando de escenarios que capten tanto el riesgo físico como de transición”, señala el informe.

Con base en una previa evaluación de riesgos, los servicios de predicción juegan un papel cada vez más importante en la industria aseguradora. Estas predicciones pueden ayudar a las compañías a realizar decisiones más precisas en lo que se refiere a precio y estrategia de gestión de riesgos, frente a procesos que requieren complicadas fórmulas actuariales.

Además, el informe insiste en que los clientes se benefician directamente de estos servicios de predicción en lo relacionado con la seguridad personal o los servicios de salud. No obstante, la falta de datos relacionados con desastres naturales y ciberataques hace muy difícil esa predicción, tal y como explica Ricardo González García, director de análisis, estudios sectoriales y regulación de MAPFRE Economics, en el podcast Economics Café.

“Hay falta de datos y limitaciones en modelos predictivos en eventos extraordinarios que permitan calcular precios y reservas, ya sean relacionados con los ciber riesgos o con desastres naturales. De momento, la solución de esas brechas sigue siendo compleja y requiere incluso de colaboraciones publico privadas”, explica González.

¿Qué pueden hacer las aseguradoras?

Para que las aseguradoras puedan mantener su relevancia social en este contexto, The Geneva Association introduce tres vías, que se unen a su rol ‘core’ de absorber el riesgo financiero:

  • La oferta de servicios de riesgos adicionales, como la evaluación, predicción, prevención, mitigación, asistencia y educación.
  • La oferta de productos de riesgos y de inversión que promuevan un desarrollo sostenible.
  • Colaboración público-privada para abordar los riesgos más grandes y complejos a los que se enfrentan las sociedades modernas.

Además, la encuesta realizada por la asociación da algunas pistas a las aseguradoras y su relación con los clientes. Por ejemplo, se prefiere que las interacciones sean personales en vez de virtuales, por lo que este punto es clave para las compañías del sector.

“La conclusión para la industria es clara: su propuesta de valor está cambiando porque los riesgos también lo están haciendo. Los clientes y la sociedad ven con buenos ojos que las aseguradoras desempeñen un papel que vaya más allá del mero pago de siniestros, y hay evidencias de que el sector va a poder cumplir con las expectativas”, comenta Ariss.

Para descargar el informe completo pinche aquí 

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS: