Madrid 1,8125 EUR 0,03 (+1,83 %)
ZoomTalentoPrensa

5
continentes

 

34.000
empleados

Publicación de resultados 3T 2021, 29 de octubre de 2021
Accede al webcast de analistas e inversores, 13:00 (CET)
Avance de primas 9M 2021

Asumimos la parte que nos toca en el desarrollo sostenible

Trabajamos con el conocimiento y la reflexión para crear debate público

Apostamos por la comunicación clara y transparente

M

CORPORATIVO| 06.10.2021

El movimiento imparable de la confianza

Thumbnail user

Somos confianza, porque creemos en nosotros mismos y no estamos solos. Tenemos la confianza de otras personas, que nos impulsa y nos refuerza. Bien protegido, el valor de la confianza no se rompe ni se deteriora y tiene un extraordinario poder multiplicador. En MAPFRE queremos que nada te detenga y seguir siendo tu aseguradora global de confianza. Lo llevamos en el ADN como la leyenda del hilo rojo que revela el destino.

Según una creencia de Asia oriental, todos tenemos un hilo del destino invisible que nos conecta con las personas que formarán parte de nuestras vidas. Ese cordón rojo es irrompible y conecta nuestros afectos hasta la eternidad, entrelazándonos firmemente sea cual sea la distancia o las circunstancias que nos separen.

Presente en la mitología china y japonesa, esta historia conocida como el mito del hilo rojo afirma que quienes tienen la fortuna de estar unidos por ese lazo que los dioses ataron a su tobillo o bien al dedo meñique están destinados a convertirse en lo que comúnmente conocemos como “almas gemelas”.

En Oriente predominan las historias sobre el amor, el destino y el karma de los que han de conocerse o ayudarse en un momento y de una forma determinada.

La leyenda más famosa que se recita en los hogares japoneses a los niños y jóvenes cuenta que un emperador pidió ayuda a una bruja muy poderosa capaz de ver los hilos rojos para encontrar a su futura esposa al otro extremo del cordón.

La búsqueda llevó a la bruja hasta un mercado, donde se encontraron a una pobre campesina con un bebé en brazos. En presencia del emperador la bruja señaló que allí mismo terminaba su hilo. El emperador, descontento con el resultado, enfureció empujando a la mujer que aún sujetaba a la niña, la tiró al suelo y provocó a la pequeña una gran herida en la frente. Posteriormente, creyéndose engañado, ordenó decapitar a la bruja y abandonó para siempre el contacto con la campesina.

Pero años después, llegado el momento de casarse con la hija de un general, ésta entró al interior del templo cubierta por un largo y hermoso velo. Al situarse frente a ella, comprobó que su esposa tenía una enorme cicatriz en la frente. La que él mismo había provocado y de pronto reconocía.

 

No pierdas el hilo (rojo)

La arteria cubital conecta nuestro corazón con el dedo meñique y, según la leyenda, esa vena o hilo rojo se extendería por el mundo hasta unirse a la arteria y, de esa forma, al corazón de otra persona.

El mito del hilo rojo es una forma de entender nuestro mapa de relaciones como un entramado donde las relaciones de pareja, las historias íntimas y lo que se cruza en nuestro camino jamás sucede por mero azar, sino que forma parte de un tapiz preconfigurado desde el nacimiento.

Todas las culturas se han preguntado qué mueve los pasos de las personas y muchas han concebido un hilo astronómico que guía nuestros movimientos. En el Moirai los griegos sujetan un hilo de oro por cada ser humano en la tierra que cortan repentinamente cuando llega su muerte. En la Cábala, un hilo rojo conecta a los creyentes con la tierra santa.

Fundación MAPFRE, entidad sin ánimo de lucro que impulsa la enorme labor social del grupo, también recuperó el hilo rojo en su vídeo Un futuro más humano, vinculando a un abuelo con una niña a quien enseña lo importante: que no hay nada más grande que ayudar a los demás. Y para ese viaje todo lo necesario cabe en una sola maleta: solidaridad, amor al prójimo, compañía para personas que están solas, apoyo a los que sufren enfermedades raras o voluntad para poner en valor el talento de personas con discapacidad.

En MAPFRE confiamos en seguir mejorando el presente y futuro de nuestros clientes, empleados, socios y colaboradores, y el de la sociedad en su conjunto.

No pierdas el hilo, porque tenemos mucho que compartir contigo.