ZoomTalentoPrensa

5
continentes

 

34.000
empleados

Invertimos por principios, convencemos por rentabilidad

Asumimos la parte que nos toca en el desarrollo sostenible

Trabajamos con el conocimiento y la reflexión para crear debate público

M

SALUD | 15.04.2020

La telemedicina como elemento de contención ante un masivo contagio

Thumbnail user

La llegada del COVID-19 ha cambiado nuestras vidas hasta límites que jamás hubiéramos podido sospechar. ¿Quién hubiera imaginado tener a miembros de la familia aislados en una habitación dentro de la misma vivienda? ¿Quiénes hubieran pensado en no poder acompañar a familiares enfermos en los hospitales o incluso no poder participar en los momentos de duelo tan arraigados en muchas culturas? En definitiva, la llegada de una pandemia como la que estamos viviendo provoca cambios fundamentales en las formas de relación. De ahí que la tecnología se haya convertido en el aliado fundamental en estos últimos meses.

En este aspecto, la telemedicina ha saltado a la palestra de una manera firme, y muchos son ya los que se preguntan si ha sido para quedarse o cuando finalice el periodo de confinamiento todo vuelva al lugar anterior a la pandemia.

Estos últimos días, podíamos leer en The New York Times un reportaje en el que se contaba que las visitas médicas virtuales estaban aumentando en Estados Unidos como una forma segura y eficaz de gestionar la salud de los pacientes, además de contener la propagación del virus, al no acudir a hospitales ni clínicas si no era estrictamente necesario. La verdad es que este tipo de atención a distancia ha sido utilizado en este país para atender y realizar una primera valoración de los pacientes con posibilidades de portar el virus.

Este puede ser un punto de inflexión para las plataformas de salud digital y la labor que pueden desempeñar en una crisis de salud pública como la que vivimos. Hasta hace muy pocos meses, parecía que la telemedicina no acaba de despegar, pero el confinamiento y la pandemia han promovido que sean muchas las aseguradoras que ofrezcan estos servicios a sus clientes.

Este es el caso de Savia, la plataforma de Salud digital de MAPFRE que cada día atiende a unos 2.000 pacientes que acceden a los más de 200 profesionales de diez especialidades distintas para tratar todo tipo de casos y resolver dudas sobre la Covid-19. En su primer año de vida Savia ha atendido a más de 120.000 clientes y el pasado 16 de marzo, la plataforma abrió sus servicios a toda persona que lo necesite, con solo registrarse en su web o bien descargándose su app.

Desde ese momento, el número de consultas telemáticas se ha duplicado, beneficiando claramente a todo el mundo. Cuantas más consultas se resuelvan de manera virtual, más se contribuirá a reducir la saturación de los centros hospitalarios. Pero, la telemedicina no es una novedad, es una realidad y la situación que se vive por la Covid-19 permitirá ese paso adelante para que la telemedicina se convierta en una manera habitual de relacionarnos ante cuestiones de salud.

Según declaraciones de Pedro Díaz Yuste, director general de Savia, “Estoy convencido de que esta nueva forma de interaccionar con el médico, que hoy aparece como una necesidad impuesta por el confinamiento, permanecerá como algo natural cuando podamos salir de casa, por los valores de inmediatez y de comodidad que aportan».

Videoconsultas 24 horas, un chat con un médico especialista, concertar una cita telefónica con el médico que se necesite, tener a nuestra disposición un evaluador de síntomas que nos indicará los pasos a seguir y disponer de un informe y receta en el móvil son razones para pensar que tenemos que colocar a la telemedicina en un lugar prioritario a la hora de pensar en nuestra salud. Inmediatez, movilidad o ausencia de horarios son muchas de las ventajas que nos aporta esta forma de concebir la medicina.