MAPFRE
Madrid 2,16 EUR 0,01 (0,56 %)
Madrid 2,16 EUR 0,01 (0,56 %)

NEGOCIO | 24.06.2024

La piel debe protegerse de los rayos del sol, también en interiores e incluso en días nublados

Thumbnail user
  • Son recomendaciones de la doctora Mª Dolores Sempere, experta médica de MAPFRE España, que nos ofrece unos consejos acerca de cómo cuidarnos todo el año, y especialmente en estos meses 

    Las horas de sol aumentan una vez llega la primavera y en especial tras el cambio de hora. El buen tiempo anima a las personas a hacer más planes al aire libre: ir a la playa, de picnic, pasear por la montaña… Por tanto, la protección solar es algo todavía más indispensable en esta época del año.  

    Seguro que esto es algo que has oído muchas veces, pero quizá hay algunos aspectos que desconoces en torno a la protección solar. Los expertos de MAPFRE Salud tratan de aclarar tus dudas, y te aconsejan sobre cómo protegerte y en qué situaciones es más importante. Podrás contar con claves para considerar durante los próximos meses de primavera y verano. 

    La piel tiene memoria 

    Las quemaduras solares de la infancia dejan huellas invisibles que nos acompañan toda la vida. Estudios revelan que las quemaduras solares tempranas pueden aumentar significativamente el riesgo de desarrollar cáncer de piel en la edad adulta. Por ello, es imprescindible protegerse del sol desde temprana edad.  

    Rayos UV en días nublados 

    Incluso cuando las nubes cubren el cielo, los rayos UV tienen el poder de atravesarlas, alcanzando nuestra piel con su intensidad. Este fenómeno significa que, aunque no veamos brillar el sol, nuestra piel está expuesta a sus efectos. Conscientes de esto, es vital protegernos durante todo el año, no solo en los días soleados. 

    Horas doradas del sol 

    Los rayos UV alcanzan su máxima intensidad entre las 10 a.m. y las 4 p.m., horas que muchos amantes del sol eligen para sus actividades al aire libre. Por ello se recomienda buscar sombra en esta franja del día, usar sombreros y aplicar protector solar regularmente para disfrutar del sol con seguridad. 

    Más de una vez 

    En caso de exposición al sol, no basta con aplicar el protector solar una vez, es esencial renovarlo cada dos horas y especialmente después de nadar o sudar, ya que el agua y el sudor pueden reducir la eficacia del producto. Además, hay que aplicar el protector solar al menos 30 minutos antes de exponerse al sol. ¿Por qué? Para permitir que la piel tenga tiempo de absorberlo correctamente y proporcione una protección efectiva.  

    No hay que olvidar aplicar también crema de protección solar en las orejas, la nuca, el dorso de las manos y de los pies, e incluso el cuero cabelludo, porque también son susceptibles de sufrir quemaduras por el sol. 

    Superficies reflectantes 

    La arena y el agua actúan como espejos naturales que reflejan hasta un 80% de los rayos UV. Esta reflexión aumenta el riesgo de quemaduras solares, incluso en lugares donde menos lo esperamos. Es fundamental recordar protegerse en cualquier entorno, especialmente cerca de estas superficies. 

    Protección en interiores 

    Aunque estemos en espacios cerrados, los rayos UV pueden atravesar ventanas y afectarnos incluso dentro de casa o en el trabajo. Una forma eficaz de protegerse del sol en estos entornos es mediante la instalación de vidrios de control solar. Estos cristales reducen la intensidad de los rayos solares directos, ofreciendo además un aislamiento térmico que mantiene los espacios luminosos y frescos en su interior. 

    Aun así, lo recomendable es que siempre se aplique protector solar, independientemente de tener cristales especiales o no, ya que estos no anulan al completo los rayos de sol directos, sino que los repele parcialmente. En cualquier caso, es importante incorporar la protección solar en tu rutina diaria, tanto para estar en la oficina como en el hogar, y así cuidar la piel ante la exposición solar. 

    También hay que proteger los ojos 

    Los ojos también requieren cuidado y protección. Las gafas de sol con protección UV no solo son un accesorio de moda, sino una barrera esencial que bloquea los rayos dañinos, reduciendo el riesgo de enfermedades oculares como cataratas y degeneración macular. 

    En este sentido, Mª Dolores Sempere, experta médica de MAPFRE España, recuerda que “la exposición al sol sin la protección adecuada puede tener consecuencias graves para la salud, desde quemaduras hasta un aumento del riesgo de cáncer de piel. Es vital ser consciente y tomar medidas preventivas”. 

    MAPFRE es la aseguradora de referencia en el mercado español, líder en el negocio de hogar y empresas, entre otros ramos, con más de 7,4 millones de clientes, alrededor de 11.000 empleados en España y más de 3.000 oficinas distribuidas por todo el territorio, en las que ofrece asesoramiento personalizado a sus clientes.