Junta General Ordinaria 2024

MAPFRE
Madrid 1,962 EUR 0,01 (0,62 %)
Madrid 1,962 EUR 0,01 (0,62 %)

FINANZAS | 10.02.2021

“Una filosofía de inversión seria no contempla la compra de activos tan volátiles como las criptomonedas”

Alberto Matellán

Economista jefe de MAPFRE Inversión

Thumbnail user

 Sigue la agitación en las criptodivisas o criptomonedas, lo que ha llegado a despertar de nuevo la preocupación entre los organismos supervisores.

Alberto Matellán, economista jefe de MAPFRE Inversión, se muestra contundente en una entrevista con Radio Intereconomía: “No son una inversión. Para nosotros una inversión es un activo con valor intrínseco y que genera flujos de caja”. “En una filosofía de inversión seria no cabe la compra de un activo tan volátil”, añade. Y el experto aprovecha para recordar una de las cuestiones clave que debe plantearse un inversor cuando decide estrenarse en los mercados: “¿Qué significa invertir? No es comprar algo que pienso que va a subir de precio, invertir es comprar activos que generan valor por sí mismos y generan flujos de caja. Lo otro es una apuesta. Una inversión seria y bien hecha tienen un impacto social y ahora esto es cada vez más importante”.

Este nuevo rally de las criptomonedas se produce en un contexto de mayor optimismo en los mercados en general. Vuelve a repetirse de alguna manera el patrón de noviembre y diciembre del año pasado. Según recuerda Matellán, había -y los hay también ahora- tres factores que justificaban el repunte de las bolsas: “La idea de que la pandemia va a tener un impacto menor del esperado en la economía; la publicación de unos mejores datos macroeconómicos; y la abundante liquidez que hay en el mercado”. Precisamente, esta abundante liquidez está generando de forma colateral un riesgo importante: posibles fantasmas de inflación en el corto plazo. Como explica Matellán, “el IPC es una preocupación porque está subiendo con fuerza y va a subir más por cuestiones técnicas (comparación año con año)”. Y, aunque reconoce que esto es temporal, “preocupa si tanta liquidez llevará a un IPC más alto, lo que sería problema para la renta fija y las políticas monetarias”. “Es un riesgo muy importante que tenemos que seguir”, añade.

Efectivamente, hay una especie de carrera entre los principales bancos centrales por ver quién inocula más dinero en el mercado. Por el momento, parece que esta carrera la está ganando la Reserva Federal, con lo que se prevé que el dólar se siga debilitando. “Un tipo de cambio (el euro) más alto afecta a las exportaciones y a la inflación. No es bueno para Europa, aunque sí es bueno para el mundo en general porque un dólar débil supone más liquidez global y eso es bueno para los inversores”, concluye.