MAPFRE
Madrid 2,204 EUR -0,02 (-0,81 %)
Madrid 2,204 EUR -0,02 (-0,81 %)

CORPORATIVO | 29.04.2020

Brasil afronta una profunda recesión por la pandemia, en medio de una crisis política

Thumbnail user

Brasil no es por el momento de los países más castigados por la pandemia mundial de Covid-19, y sin embargo, el virus ha logrado desestabilizar políticamente el gobierno de Jair Bolsonaro.

En las últimas semanas han salido del gobierno el ministro de Salud, Luiz Henrique Mandetta, y el de Justicia, Sergio Moro, por discrepancias con el presidente. El ministro de economía, Paulo Guedes, se ha visto obligado a interrumpir su agenda de reformas liberales para poner en marcha, en el plano fiscal, un programa de movilización presupuestaria por valor de 150 millardos de reales (30.000 millones de dólares) para contener el impacto negativo en la actividad económica.

Esta situación de inestabilidad institucional viene en el peor momento, cuando el país necesita concentrar toda su atención en los efectos del Covid, y de la recesión económica que todos los organismos internacionales pronostican para la economía brasileña.

Según las previsiones de MAPFRE Economics incluidas en su último informe Panorama, la economía brasileña se podría contraer un 2,7% este año, según su escenario base, pero la contracción sería temporal, y la recuperación relativamente rápida el año que viene, cuando se alcanzaría un PIB del 4,3%. En el supuesto de que las condiciones económicas empeoraran aún más, el escenario base estresado del informe contempla un descalabro cercano al 10% para la economía brasileña este año, (-9,9%) y el año que viene no se recuperaría nada de la actividad (-0,1%).

Por otra parte, la atonía de la actividad económica estabilizará la inflación en el entorno del 4,0%, lo que permitiría al Banco Central activar medidas anti-cíclicas ultra acomodaticias, como el resto del mundo para apoyar la economía. El 18 de marzo, el Banco Central bajó 50 puntos básicos los tipos Selic, hasta el 3,75%, como respuesta monetaria al paquete de medidas necesarias para apoyar en la crisis.

 

“Creemos que el Banco Central, por ahora, dejará el Selic en este nivel, a la luz del fuerte deterioro del Real que acusa no solo factores globales sino también un tipo real negativo”, explican en MAPFRE Economics.

Además de condiciones financieras favorables, la política monetaria de emergencia se ha centrado en la provisión de liquidez. En este sentido, el Banco Central transmitió la liquidez en dólares aportada por la Reserva Federal en su sistema de subasta internacional al resto de países emergentes.

reales“En el mejor de los escenarios”, explican desde el servicio de estudios de MAPFRE, “el inicio de la recuperación será durante el segundo semestre del año, pero sin alcanzar el ritmo anterior de actividad, como efecto de los daños permanentes causados por la crisis actual”.

Como consecuencia de todo ello, la moneda brasileña se encuentra en mínimos históricos. Es una de las divisas más castigadas estos meses, con una caída este año superior al 25%. En enero de 2020 se cambiaban cuatro reales por cada dólar, y ahora mismo se sitúa en 5,5 reales el tipo de cambio con la moneda estadounidense.

“La pérdida de valor de la moneda, junto con las fugas de capitales de los mercados emergentes, forzará seguramente la balanza por cuenta corriente a entrar en territorio positivo, con las exportaciones al alza y las importaciones a la baja”, concluyen en MAPFRE Economics.