MAPFRE
Madrid 2,204 EUR -0,02 (-0,81 %)
Madrid 2,204 EUR -0,02 (-0,81 %)

CORPORATIVO | 19.05.2021

Huertas en el Congreso CEAPI: “Iberoamérica es el espacio natural para nosotros.”

Thumbnail user

¿Por qué apostar por Iberoamérica? ¿Qué preocupa a los empresarios de Latinoamérica? ¿Cuáles son los motivos para ser un empresario productivo y creativo como Vd. [presidente de MAPFRE] en dicho espacio? –“Es el espacio natural para España”, respondió Antonio Huertas, quien no dudó en admitir que existen “problemas que no se pueden ocultar”, como cambios políticos a veces muy bruscos, relacionados con desempleo juvenil, envejecimiento, incertidumbre…

Explicó que Latinoamérica brinda muchas oportunidades con respecto a mercados más maduros, donde la industria aseguradora tiene menor capacidad para resolver. “Somos la actividad más solidaria: donde hay necesidades ahí está el seguro”, explicó.

El presidente de MAPFRE participó ayer en el IV Congreso de CEAPI en una mesa redonda moderada por el periodista y escritor Juan Luis Cebrián, presidente de honor de El País, compartiendo su visión acerca del potencial post-pandemia de Latinoamérica. Lo hizo junto a Rebeca Grynspan, Secretaria General Iberoamericana, y Enrique Iglesias, presidente de honor de CEAPI, en presencia de Su Majestad el Rey Felipe VI, el ministro de Justicia y el alcalde de Madrid, entre otras figuras destacadas.

Desde sus responsabilidades y experiencia reflexionaron sobre cómo impulsar una transformación decidida y valiente en esa comunidad, y todos coincidieron en resaltar las oportunidades que suman los 22 países, así como los valores y lazos culturales, sociales y económicos que comparten.

Para Antonio Huertas, ese confortable espacio es sinónimo de hogar. “Todos queremos que nuestra casa sea cómoda, linda y tener a la gente a la que queremos cerca. Eso es Iberoamérica. Si además podemos desarrollar negocios y crecer económicamente mucho mejor.

Abogó de nuevo por incentivar la institucionalidad y la colaboración público-privada. “Es más necesaria que nunca, pero a escala supranacional”, reclamó. “Resolver los problemas requiere que los estados y los gobiernos hagan su papel”.

La mayor parte de su intervención estuvo enfocada hacia la educación. “La tenemos más alcance que nunca para garantizar un ascensor social, nunca habíamos tenido tantos medios, pero tenemos que garantizar que se tiendan puentes adecuados para aprovechar capacidades”, dijo. Admitió que se quedó mucha gente atrás la pasada década, por la crisis financiera, “y ahora no deberíamos volver a taponar su desarrollo”, aseveró en relación con las generaciones más jóvenes. ¿Qué hacemos si no les damos un enlace para sustituir a las generaciones salientes?

Estamos viendo la diferencia entre las necesidades de las empresas y la educación reglada. Con la digitalización y puesta en común del conocimiento, y una mayor competitividad, tenemos el terreno adecuado, pero seguimos educando como en el siglo XVI. Con la pandemia, muchos niños se fueron a casa con grandes problemas en muchos países de Iberoamérica. “Esperamos de la educación que sirva para el motor económico y que enseñe a cómo ser buen ciudadano, alejado de la corrupción, eso es importante para la ciudadanía corporativa y es progreso. El que necesitamos”, prosiguió.

Antonio Huertas habló de familia, donde tiene que emerger la educación en valores; de la educación y por supuesto, del trabajo. “Necesitamos referentes morales, personas que nos enseñen lo que hacer, y qué corresponde, y qué no”. Admitió que el entorno profesional presenta situaciones diarias que ponen a prueba la confianza de mucha gente. “La educación es básica para reducir la corrupción”.

Razones para el crecimiento

Se habló con contundencia del momento actual. Enrique Iglesias lo resumió como un cambio de época. “El mundo se ha abierto totalmente, hemos vuelto a poner en evidencia que la globalización es necesaria”, reflexionó Huertas. Para Grynspan, “el siglo XXI comienza ahora, modificado para todos por la Covid. No iremos a un business as usual, sino a una forma distinta de economía y sociedad”. “La digitalización, si llega a todos los rincones y sectores socioeconómicos, será una gran oportunidad para esa población joven que podría aprovechar la nueva economía, más verde y azul”, explicó Grynspan.