MAPFRE
Madrid 2,022 EUR -0,01 (-0,3 %)
Madrid 2,022 EUR -0,01 (-0,3 %)

SALUD| 14.06.2023

El importante papel de las empresas en el cuidado de la salud mental de sus empleados

Thumbnail user

Una de las afecciones más comunes en las empresas es el estrés que sufren los empleados. En los últimos años, muchas compañías se han comprometido a garantizar el bienestar de sus trabajadores, asegurando la calidad de su salud mental.

El estrés es una respuesta física y emocional del organismo frente a situaciones o demandas que se perciben como desafiantes, amenazantes o abrumadoras. Es una reacción natural que nos prepara para enfrentar situaciones difíciles o peligrosas.

Cuando una persona se encuentra bajo estrés, su cuerpo libera hormonas como el cortisol y la adrenalina, lo cual produce una serie de cambios fisiológicos y psicológicos. Estos cambios pueden incluir aumento del ritmo cardíaco, tensión muscular, aumento de la respiración y mayor nivel de alerta mental.

 “8 de cada 10 personas sufren estrés en algún momento de su vida, y el 42% lo sufre de manera continuada.” Asociación Mundial de Psiquiatría

El estrés puede ser provocado por diversos factores, siendo el principal los problemas laborales, pero también preocupaciones económicas, dificultades personales, cambios importantes en la vida o conflictos interpersonales entre otros. Además, cada persona puede tener diferentes niveles de tolerancia al estrés y reaccionar de manera distinta ante las mismas situaciones. 

Cada día más personas priorizan su salud mental a la hora de buscar empleo, pues es muy importante encontrar una empresa que también tenga el bienestar de sus empleados como objetivo, para poder desarrollarte profesional y personalmente.

¿Qué hacer para evitar el estrés?

Si bien el estrés en pequeñas dosis puede ser beneficioso y motivador, cuando se vuelve crónico o excesivo puede tener efectos negativos en la salud física y mental. Puede causar problemas como fatiga, dificultad para concentrarse, irritabilidad, trastornos del sueño, ansiedad, depresión y problemas de salud a largo plazo, como enfermedades cardiovasculares.

  1. Controla tu respiración

Durante un momento crítico de estrés, cambia tu manera de respirar hacia una respiración profunda y consciente, es una técnica sencilla pero eficaz para reducir el estrés. Tómate unos minutos para respirar lenta y profundamente, inhalando por la nariz y exhalando por la boca. Puedes combinarlo con la relajación muscular progresiva, que consiste en tensar y relajar cada grupo muscular de tu cuerpo, empezando por los pies y subiendo hacia la cabeza.

  1. Actividad física regular

El ejercicio regular es una excelente forma de cuidarte, pero también de aliviar el estrés. La actividad física libera endorfinas, que son sustancias químicas que mejoran el estado de ánimo y reducen la sensación de estrés. Encuentra una actividad que te guste, ya sea caminar, correr, nadar, bailar o practicar yoga, e intenta dedicarle al menos 30 minutos al día.

  1. Establecer límites y prioridades

Aprender a decir “no” y establecer límites claros en tu vida puede ayudarte a reducir el estrés. Aprende a identificar tus prioridades y enfócate en lo realmente importante. Delega tareas de manera consensuada cuando sea posible y evita sobrecargarte de responsabilidades innecesarias.

¿Por qué las empresas se preocupan por la salud mental de sus empleados?

El cuidado de la salud mental de los empleados contribuye a su bienestar general y satisfacción en el trabajo. Cuando los empleados se sienten mentalmente saludables son más propensos a estar comprometidos, motivados y productivos. Esto puede mejorar la calidad del trabajo, el rendimiento y el nivel de satisfacción laboral.

Además, un ambiente laboral saludable y positivo es fundamental para el bienestar de los empleados. Cuando las empresas se preocupan por la salud mental de sus empleados se fomenta un clima laboral de apoyo, comprensión y empatía, lo cual fortalece las relaciones interpersonales, reduce los conflictos y mejora la colaboración y el trabajo en equipo.

Actualmente, muchos empleados valoran la preocupación de las empresas por el bienestar de sus empleados. Las organizaciones que cuentan con programas de apoyo y cuidado de la salud mental son más atractivas para los talentos que buscan un equilibrio entre vida laboral y personal. Además, cuidar la salud mental de los empleados también puede ayudar a retener al talento existente, ya que se sienten valorados y respaldados.

Acciones que pueden hacer las compañías para garantizar la salud mental

A partir de realizar evaluaciones periódicas de los factores de riesgo psicosocial en el lugar de trabajo, las empresas pueden ayudar a identificar posibles desencadenantes de estrés y tomar medidas preventivas. Esto implica evaluar la carga de trabajo, el equilibrio entre la vida laboral y personal, el liderazgo y la comunicación dentro de la organización. Una vez analizado esto, pueden aplicar políticas y estrategias para mejorar los resultados. Algunos ejemplos son: 

    • Crear un entorno de trabajo saludable

    Fomentar un ambiente laboral positivo, respetuoso y libre de discriminación es fundamental. Promover una cultura organizacional que valore el bienestar mental y que brinde apoyo emocional a los empleados es esencial.

    • Sensibilización y educación

    Proporcionar información y capacitación sobre salud mental puede ayudar a los empleados a comprender mejor los problemas de salud mental y reducir el estigma asociado. Realizar talleres, charlas o programas de concienciación sobre estrés, ansiedad, depresión u otros temas relacionados puede ser beneficioso.

    • Programas de apoyo y asesoramiento

    Ofrecer programas de apoyo y asesoramiento psicológico es una medida efectiva. Esto puede incluir la disponibilidad de servicios de apoyo o psicoterapia, ya sea a través de profesionales internos o mediante la colaboración con proveedores externos. Estos servicios confidenciales brindan a los empleados un espacio seguro para discutir sus preocupaciones y buscar orientación.

    • Flexibilidad laboral

    Proporcionar opciones de flexibilidad laboral, como horarios flexibles, trabajo remoto ocasional o jornadas con horario intensivo, puede ayudar a los empleados a equilibrar sus responsabilidades personales y profesionales. Esto puede reducir el estrés y mejorar el bienestar general.

    • Promoción del autocuidado

    Fomentar prácticas de autocuidado entre los empleados es importante. Esto puede incluir alentar la toma de descansos regulares, promover la actividad física y el ejercicio, ofrecer recursos para la gestión del estrés, facilitar la adopción de hábitos saludables de sueño y proporcionar opciones de apoyo para la nutrición equilibrada.

    ¿Cómo lo hacemos en MAPFRE?

    Gracias a nuestro Modelo Global de Gestión de Empresa Saludable, cuidamos de la seguridad de las personas y promovemos hábitos y estilos de vida saludables. También creamos entornos laborales saludables donde la seguridad, la salud física y psíquica y el bienestar de las personas, tanto de empleados, como de otras personas que acuden y prestan servicios en nuestras instalaciones, son una prioridad para la compañía.

    Por todo ello, hemos recibido la certificación EFR de la Fundación Másfamilia que avala nuestro compromiso de responsabilidad y respeto a la conciliación de la vida personal, familiar y laboral.

    En MAPFRE cuidamos lo que te importa.

     

    ARTÍCULOS RELACIONADOS: