Madrid 1,796 EUR 0,02 (+1,3 %)

SALUD| 07.04.2022

El entorno influye de una forma decisiva a la salud de las personas

Thumbnail user

Con motivo del Día Mundial de la Salud entrevistamos a la Dra. Cristina Martínez, neumóloga y coordinadora del área de medio ambiente de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), que nos explicará su punto de vista en estas cuestiones.

Este año, bajo el lema “Nuestro planeta, nuestra salud“, la OMS pretende poner el foco en esa reflexión en la conmemoración del Día Mundial de la Salud. Ser conscientes de cómo nuestras decisiones personales, comerciales y políticas no solo afectan al medio ambiente y el clima, sino que por ello mismo acaban afectando a nuestro bienestar y salud individual, a través del aire que respiramos, el agua que bebemos y muchos otros factores.

Salud y medio ambiente, estrechamente relacionados

CRISTINA MARTINEZPodemos afirmar que los efectos del cambio climático en la salud humana son inequívocos y ya se perciben en todo el mundo. Hoy en día sabemos que la salud humana es inseparable de la salud del planeta. Desde hace unos años crecen los fenómenos climatológicos extremos como las olas de calor y de frío, las inundaciones, las sequías, las tormentas y otros episodios que afectan directa e indirectamente nuestra salud. De hecho, la OMS calcula que, cada año, se producen más de 13 millones de defunciones debidas a estas causas. Desde la misma organización recuerdan que la crisis climática es ahora mismo la mayor amenaza para la salud a la que tiene que hacer frente la humanidad. La crisis climática es también una crisis de salud.

La pandemia de COVID-19 ha mostrado las dos caras de la moneda. Por un lado, hemos demostrado la capacidad curativa de la ciencia, pero, desgraciadamente, también ha puesto de manifiesto las desigualdades del mundo. La crisis del coronavirus ha hecho patente la importancia de forjar sociedades del bienestar sostenibles y comprometidas con una salud más equitativa, tanto para la sociedad actual como para la del futuro.

La OMS aprovecha esta efeméride para llamar la atención del mundo sobre las medidas urgentes que se deben tomar para mantener la salud de la humanidad y del planeta e incentivar un cambio para que las sociedades se preocupen del bienestar, del suyo y el de su entorno.

La contaminación atmosférica afecta a nuestra salud y al planeta

La contaminación atmosférica es una de las principales causas de muerte en el mundo, según datos de la OMS cada año mueren alrededor de 7 millones de personas debido a la contaminación atmosférica.  

  1. El lema del Día Mundial de la Salud en 2022 es “Nuestro planeta, nuestra salud”. ¿Qué opina de la interrelación entre la salud del planeta y la salud de las personas?

Nuestro planeta y nuestra salud tienen una relación íntima, es decir, hay una relación muy estrecha entre la salud de las personas y la del planeta. No es posible mantener nuestra salud si estamos respirando un aire contaminado y bebiendo un agua en mal estado.

El entorno influye de una forma decisiva a la salud de las personas.” 

  1. Como neumóloga, ¿puede explicarnos cómo afecta la contaminación a la salud respiratoria de las personas? ¿De qué manera afecta a la salud la calidad del aire que respiramos?

Durante el acto de respirar introducimos 50 ml en cada respiración y hacemos unas 15 respiraciones cada minuto, por lo tanto, estamos introduciendo una cantidad relevante de aire en nuestro organismo que, cuando contiene contaminantes, afecta de forma importante a nuestra salud. Respirar un aire de calidad sin contaminantes es fundamental para mantener la salud respiratoria y nuestra salud en general.

  1. ¿Se puede concluir que se ven más afectados los que viven en grandes ciudades que los que viven en zonas rurales? ¿Según su opinión qué tipo de medidas mejorarían esta situación?

Una de las mayores emisiones de contaminantes es el tráfico de las grandes ciudades, por lo tanto, las personas que viven en las grandes ciudades están más afectadas de estos contaminantes que los que viven en zonas rurales con muy poquito tráfico. De todas maneras, la contaminación no tiene fronteras como hemos podido observar con la intrusión del aire sahariano en la península hace pocas semanas. 

  1. ¿Considera que, durante estos dos años debido a la pandemia, se ha utilizado mascarilla de manera obligatoria, ha mejorado la salud de las personas respecto a enfermedades respiratorias?

La mayoría de las enfermedades respiratorias infecciosas, fundamentalmente víricas, se transmiten por vía aérea, por aerosoles en el aire, de persona a persona. El hecho de usar mascarillas ha limitado mucho esa transmisión. Por lo tanto, ha mejorado mucho la incidencia de enfermedades respiratorias con una disminución de la transmisión. El uso de mascarilla es una buena herramienta que una vez pasada esta situación de COVID se debe mantener como instrumento de defensa frente a determinadas situaciones, como de picos de contaminación, aumento de incidencia de viriasis respiratorias, de asistencia a lugares con multitud de personas. Su uso en estas ocasiones ayuda a mejorar la salud respiratoria y, sobre todo, en enfermos respiratorios crónicos.  

  1. El año pasado desde SEPAR (Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica) se dedicó el Año SEPAR a la calidad del aire, el medio ambiente y la salud. Se desarrollaron diferentes actividades de divulgación y sensibilización encaminadas a la mejoría de la calidad del aire destacando los riesgos que entraña el cambio climático y la necesidad del cuidado del medio ambiente para la prevención de las enfermedades respiratorias y el aumento de la calidad de vida de todos los ciudadanos. ¿Qué aportaciones se pueden destacar de este año dedicado a los riesgos del cambio climático en nuestra salud?

Las principales aportaciones del año SEPAR han sido el cumplimiento de sus objetivos, que es difundir, divulgar y sensibilizar a las personas de la importancia y la relevancia de la calidad del aire para mantener la salud en general y la salud respiratoria en particular. En general, también ha ido disminuyendo de forma notoria el número de negacionistas. 

  1. ¿Qué pequeños gestos podemos hacer para mejorar el aire que respiramos?

“Todos podemos hacer pequeños gestos que contribuyan a mejorar la calidad del aire”.

Uno de ellos es disminuir la emisión de contaminantes producidos por el tráfico, utilizar más el transporte público, la bicicleta, los paseos, en general, movilidad activa y sostenible. Esta conducta es buena para mejorar la calidad del aire y a la vez para mejorar la salud de las personas aumentando sus niveles de actividad física que se relacionan de forma estrecha con la salud de las personas.  

  1. Por último, ¿Qué mensaje te gustaría transmitir a la población que está alarmada con la situación del cambio climático?

El cambio climático es una realidad que nos afecta a todos, nadie está a salvo de sus efectos y debemos concienciarnos y cada uno aportar nuestra pequeña participación.

No debemos esperar a que las cosas sean tangibles para actuar. Rememorando al Principito; “a veces lo esencial es invisible a los ojos”. 

 

Desde MAPFRE queremos agradecer el mensaje de la doctora y como venimos haciendo desde hace más de 85 años, ser parte del cambio. Con motivo del Día Mundial de la Salud queremos recordar la importancia de cuidar nuestra salud y medio ambiente, porque nuestro futuro nos estará eternamente agradecido.