Junta General Ordinaria 2024

MAPFRE
Madrid 1,965 EUR -0,01 (-0,25 %)
Madrid 1,965 EUR -0,01 (-0,25 %)

INNOVACIÓN| 31.10.2023

El presente y futuro de las ciudades pasa por la conectividad

Thumbnail user

Instituciones públicas de todo tipo – globales, comunitarias, nacionales y regionales – están apostando por hacer que las ciudades sean más inteligentes, en una carrera tecnológica para optimizar todos los aspectos de la vida en las urbes. En este contexto, la conectividad es el eje vertebrador de las distintas estrategias que se están poniendo en marcha, y que continuaremos viendo en próximos años.

La población mundial lleva décadas viviendo un crecimiento constante. El cambio en el comportamiento y necesidades de las personas, unido a los movimientos sociodemográficos que llevamos más de medio siglo experimentando, ha llevado a que la mayor concentración poblacional se dé en las ciudades.

En concreto, aproximadamente el 56% de la población mundial – 4.400 millones de habitantes – vive en estas urbes, una tendencia que se espera continúe al alza, duplicándose para 2050. De acuerdo con datos del Banco Mundial, para esa mitad de siglo, “casi 7 de cada 10 personas vivirán en ciudades”.

En este contexto, para que el desarrollo de las metrópolis sea sostenible y respetuoso, es necesario que las instituciones públicas y privadas hagan una adecuada gestión de los recursos y de la propia población en sí. Para ello, la innovación y la tecnología son fundamentales: las ciudades conectadas son el hoy y el mañana de estos territorios.

Conectividad para hacer las ciudades más inteligentes

La transformación digital que viven todos los sectores, incluyendo el sector público, de la mano de la irrupción y mejora de tecnologías como el ‘Internet of Things’ (IoT), el ‘Internet of Everything’ (IoE) – que surge como un término evolucionado del IoT para hacer frente a las interconexiones que se generan entre personas, elementos físicos, datos y procesos –, las redes 5G para un intercambio de información más rápido y, en general, todo aquello ligado a la sensorización y al empleo de dispositivos conectados, están permitiendo trabajar en pro de las ciudades conectadas.

A nivel comunitario, en la Unión Europea los fondos Next Generation están llegando a los países para digitalizar y modernizar entidades nacionales, autonómicas y locales. En caso de España, además, se cuenta por ejemplo con el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, que no solo incluye estos fondos, sino también presupuestos nacionales para el mismo ámbito.

En América del Sur también tienen en marcha medidas de digitalización. Brasil, por ejemplo, cuenta con la plataforma gov.br, que materializa la estrategia de gobierno digital del país. El Plan Nacional de Desarrollo de México también trabaja en esta línea. En EE.UU., el programa de inversión pública impulsado por el presidente Joe Biden también impacta de lleno en las AA.PP.

Todas estas inversiones en la Administración Pública, junto con la comoditización de los dispositivos a ojos de consumidores y empresas, y la mayor accesibilidad a las tecnologías necesarias, están haciendo que la conectividad sea el eje vertebrador de muchos de los proyectos y cambios que se están viviendo.

De cara al propio sector público, esto se está traduciendo en mejoras de procesos y productividad, así como en una gestión de los recursos (monetarios, materiales y humanos) más óptima. Las personas estamos viendo cómo tenemos a nuestra disposición mucha más información que antaño para tomar decisiones más informadas, estar más al tanto de lo que ocurre en nuestra ciudad, etc., además de que los servicios públicos se están adaptando a su demanda.

Tangibilizando todo esto, gracias a las ciudades conectadas se optimizan las rutas de transporte público, se puede mantener informada a la gente de vías cortadas por las que pasan habitualmente – gracias a los vehículos conectados y a su conexión con dispositivos IoT se transmiten datos que las AA.PP. pueden utilizar –, se pueden delimitar zonas en las que sea necesario abrir nuevas fuentes públicas, o vemos mejorada nuestra velocidad de conexión a Internet por la ciudad.

Los datos, el alma de las ciudades

Los datos que almacenan los dispositivos ya explicados, así como los entornos y ecosistemas digitales, es el cóctel perfecto para nutrir todos los proyectos e innovaciones, así como para adecuar la ciudad a las necesidades del territorio y de la población.

La captura, almacenamiento y análisis de todos los datos que nos rodean es la base de los procesos de digitalización. Tecnologías como la analítica de datos, el big data, la inteligencia artificial (IA), el machine learning (ML), el Deep learning, etc., permiten a los responsables de las AA.PP. extraer todo el valor de la información, haciendo más eficiente y mejorando todo el proceso de toma de decisiones y de gestión de la urbe.

Gracias a los insights que proporcionan los datos y a software as a service (SaaS) basados en las tecnologías nombradas, se pueden optimizar la movilidad urbana, dar luz verde a rutas para conducción autónoma, y hacer una mejor gestión del tráfico; identificar las áreas de la administración en las que los ciudadanos están más interesados y mejorar los trámites que pueden realizar, automatizar determinadas tareas repetitivas y un sinfín más de posibilidades.

Gemelos digitales y GIS

Los gemelos digitales – o digital twins en inglés – son un elemento esencial en las ciudades conectadas.

Esta tecnología, que se trata de una representación digital del entorno real, abre la puerta a hacer multitud de pruebas o simulacros. Se utiliza para visualizar, analizar y controlar todo tipo de parámetros y procesos, pudiendo hacer ensayos de prueba y error antes de tomar cualquier decisión, desarrollar un proyecto o implantar cualquier elemento o decisión que impacte en la ciudad.

Para la creación de estos gemelos, es necesario contar con datos de fuentes diversas. Los sistemas de información geográfica (GIS, por sus siglas en inglés) trabajan muy bien en este ámbito, incorporando datos geográficos del entorno (ubicación espacial de los elementos del terreno, meteorología, densidad de población en las distintas zonas de la ciudad, comercios, etc.) para representar en el gemelo digital a través de mapas que pueden actualizarse en tiempo real.

Fusionando gemelos digitales y GIS, y añadiendo a la ecuación modelos BIM, el IoE o plataformas de gestión de activos (GMAOs), los modelos creados son de alta precisión, y permiten a las AA.PP. simplificar flujos de trabajo, optimizar el análisis medioambiental, mejorar la planificación urbana y logística, etc.

Por ejemplo, con estos gemelos se puede analizar en qué puntos del territorio es más óptimo construir edificios altos y cómo deben estar situados para ser sostenibles. También hacer revisiones de la infraestructura hídrica o eléctrica y ver en qué puntos es necesario un mantenimiento, modificar el servicio de basuras en función de las necesidades de las zonas, abrir nuevas líneas de transporte público y mejorar los tiempos de espera, o analizar el aparcamiento de las calles y actuar en consecuencia, entre otros muchos ejemplos.

Las aseguradoras y su papel en las ciudades conectadas

En este contexto, las aseguradoras tienen un rol determinante en la gestión de los riesgos asociados.

Las tecnologías, si bien traen consigo muchos beneficios, también traen desafíos. Su uso responsable o el garantizar la protección de datos y la ética de los modelos creados son dos de los determinantes. La industria aseguradora ha de encargarse de acompañar a las AA.PP. y empresas privadas en el despliegue de las soluciones, servicios o productos, tanto a nivel preventivo como para respaldar a las entidades en caso de que ocurra cualquier contratiempo.

En MAPFRE España contamos con el área de Desarrollo de Negocio de Grandes Ciudades, que trabaja en la definición y puesta en marcha de propuestas de valor dirigidas al cliente, con el objetivo de cubrir las necesidades de los nichos/colectivos que en las grandes ciudades están siendo generadores de nuevas oportunidades de negocio.

Así, se han identificado y priorizado nichos/colectivos clave y se han desplegado propuestas de valor que dan respuesta a las necesidades de las mascotas y sus dueños, de los jóvenes y del colectivo senior, entre otros.

 

ARTICULOS RELACIONADOS: