MAPFRE
Madrid 2,25 EUR 0,02 (0,9 %)
Madrid 2,25 EUR 0,02 (0,9 %)

ECONOMÍA|21.03.2024

Valor en los mercados más allá de las “siete magníficas”

Thumbnail user

Las “siete magníficas” (Apple, Microsoft, Meta, Amazon, Alphabet, Nvidia y Tesla) han acaparado en los últimos meses la atención de los inversores de renta variable, atraídos por la esperada revalorización tras un mal 2022, el ‘hype’ en torno a la inteligencia artificial (IA), sus negocios escalables, altos márgenes…

La última en alimentar ese interés ha sido Nvidia. La compañía de semiconductores batió las expectativas para el cuarto trimestre de 2023, al alcanzar una facturación de 22.100 millones de dólares frente a los 20.400 millones esperados, en tanto que los beneficios ascendieron a 12.285 millones de dólares, seis veces más que el año anterior. Estos resultados fueron bien acogidos en los mercados: la compañía subió un 16% en bolsa, lo que supuso un aumento de capitalización de más de 277.000 millones de dólares.

La fuerte concentración en los índices y el interés que suscitan estas empresas hace que, cuando las expectativas de crecimiento se resientan, la caída pueda llegar a ser igual de fuerte que la subida. Ese ha sido el caso de Tesla, según explica Javier de Berenguer, gestor de inversiones y selector de fondos de MAPFRE Gestión Patrimonial, en el podcast Finect Alpha.

“Tesla es un buen ejemplo de que unas cifras de crecimiento tan alto y extrapoladas al futuro tienen el peligro de no cumplirse”. Y, además, cuando hay mucho flujo especulativo y los resultados no acompañan, el mercado corrige rápido el precio de la acción”, explica.

El gestor y selector de fondos explica que hay valor en la renta variable más allá de estas compañías, cuyas valoraciones son elevadas. “Hay otras empresas con una calidad similar a las grandes, que tienen rentabilidades sobre la inversión altas, con un amplio margen respecto a su coste de capital, que pueden hacer esto de forma duradera y que además operan en mercados que crecen… Juntan todas las variables que un gestor quisiera tener y, encima, con valoraciones atractivas en comparación con las grandes”, comenta De Berenguer.

Entre estas compañías, De Berenguer destaca las ‘small caps’ estadounidenses que se estén favoreciendo de la fortaleza del consumo americano y con vistas al previsible impulso fiscal que pueda venir por las elecciones de noviembre en el país, y otras que son más grandes, pero de sectores “menos atractivos y dinámicos”, como el consumo básico o algunas farmacéuticas que se han quedado fuera de la narrativa del GLP-1.

La gran concentración que existe en el mercado estadounidense también se puede observar en otras partes del mundo, aunque por ejemplo en Europa esta concentración se está dando en un grupo más heterogéneo de compañías (las “Granolas”) que, además, no se encuentran bajo una única narrativa, al contrario de lo que sucede en Estados Unidos con la IA. En términos de valoraciones, estas compañías europeas no están tan caras, cuentan con un perfil más moderado de crecimiento y por unos beneficios más estables.

Asimismo, De Berenguer hace referencia a los grandes volúmenes de gestión pasiva que tenemos y que no eran tales en otros momentos de concentración del mercado. “Creo que ahora estamos hablando de en torno al 60% o el 70% en los mercados desarrollados. Es mucho, y esos flujos que acompañan exageran mucho las valoraciones, también cuando van a la contra”, destaca.

 

¿Cómo se gestiona el entorno de mercado actual?

Desde el punto de vista de la selección de fondos, De Berenguer señala que en MAPFRE Gestión Patrimonial prefieren invertir en “procesos y equipos”, más que en gestores estrella, donde corren un mayor riesgo de equivocarse en entornos volátiles como el actual.

“A nivel general de mercado, en 2023 vimos muchos gestores persiguiendo rentabilidades en los meses de marzo y abril. Me atrevo a decir que muchos de los gestores que ahora invierten en Nvidia no tenían posiciones antes de febrero del año pasado, lo cual es indicativo de esta persecución de rentabilidades”, explica.