Madrid 1,8255 EUR 0,02 (0,91 %)
ZoomTalentoPrensa

5
continentes

 

34.000
empleados

Asumimos la parte que nos toca en el desarrollo sostenible

Trabajamos con el conocimiento y la reflexión para crear debate público

Apostamos por la comunicación clara y transparente

M

CONFIANZA| 23.11.2021

Los mejores hilos rojos del cine

Thumbnail user

El Séptimo Arte ofrece numerosos ejemplos de cómo el apoyo de las personas queridas es fundamental para cualquier tipo de reto al que las personas se enfrentan.

Si ha habido un lienzo de la sociedad en el último siglo ése ha sido el cine. El Séptimo Arte ha sido el espejo en el que se han visto -y se siguen viendo- reflejadas millones de personas. No en vano, los estudios cinematográficos y los críticos siempre lo han vendido como una fábrica de sueños. Y, aunque sea una definición acertada, quizás resulte algo injusta con lo que la gran pantalla ofrece y muestra a los espectadores, que no es otra cosa que humanidad. Las relaciones entre seres humanos son el auténtico motor no solo del cine, sino de cualquier historia que se viene contando desde que los griegos inventaran el teatro (o incluso antes).

Por eso el cine es un reflejo de las vivencias que cada día experimentan todo tipo de personas. Y es esta realidad la que enlaza con nuestra campaña #ConfianzaMAPFRE, en la que nos fijamos en todas aquellas personas que están detrás de cada logro individual, es decir, en quienes suponen un pilar fundamental en el trayecto vital que lleva a la consecución de un objetivo.

Así pues, nos hemos propuesto hacer un recorrido por algunas películas que muestran a la perfección cómo el apoyo de un ser querido con el que se comparte el famoso hilo rojo es fundamental para lograr la ansiada meta, sea esta de la naturaleza que sea.

 

La leyenda del Hilo Rojo

Esta leyenda proviene de la mitología oriental, en la que se asegura que los dioses “atan” un hilo rojo a aquellos que están predestinados a encontrarse en la vida para tener una historia conjunta importante. Además, ese hilo jamás se romperá; podrá desgastarse o tensarse, pero no se quebrará jamás.

Tal es su popularidad que incluso hay una película argentina llamada así (“El hilo rojo”) que trata de la imparable atracción que sienten un hombre y una mujer incluso después de haber pasado media vida sin verse y haber formado sus respectivas familias.

Sin duda se trata de una leyenda muy romántica y, en multitud de ocasiones, nos referimos a ella desde un punto de vista amoroso, como en esa película. Sin embargo, ese hilo rojo no solo existiría entre dos personas que se sientan atraídas amorosamente, sino entre aquellos que están destinados a ser importantes el uno para el otro, forjando una unión que perdurará para siempre.

Respecto a las películas en las que se crean relaciones entre personajes que fortalecen la confianza para superar cualquier desafío, hemos seleccionado de todo tipo de género, aunque, como en la vida real hay muchas más.

“Pequeña Miss Sunshine”

Esta pequeña película se convirtió en una de las revelaciones de 2006 gracias a un elenco actoral sobresaliente y a una historia deliciosa. En ella, una preadolescente (Abigail Breslin) desea participar en un concurso de belleza en el que no tiene posibilidad de ganar. A pesar de todo, el apoyo de su familia -compuesta por personas con numerosos problemas personales que no saben afrontar- resultará esencial para que la pequeña acuda. Como cabe esperar, el resultado no es el esperado… o sí, pues se demuestra que ella solo necesita el apoyo incondicional de quienes la quieren, aquellos que la están acompañando en su transición hacia la madurez.

“El discurso del rey”

Protagonizado por Colin Firth y Geoffrey Rush es una buena muestra de dos personas que estaban destinadas a conocerse y cómo gracias, a ese encuentro, el rey Jorge V del Reino Unido (interpretado por Colin Firth) logró superar su tartamudez y dar un discurso crucial ante la inminente entrada en la Segunda Guerra Mundial. En la película -que consiguió el Oscar a la mejor del año- se centran en la relación profesional y de amistad entre el monarca y el logopeda, la cual se basa en la confianza que tienen entre sí, a pesar de sus diferencias sociales.

“El Señor de los Anillos”

Incluso una trilogía de fantasía por la que pululan todo tipo de seres mágicos se construye a partir de las relaciones personales que hacen posible la derrota del mal puro encarnado por Sauron. Los verdaderos protagonistas son los seres que parecen más pequeños y débiles: los hobbits. Gracias a la confianza y a la inquebrantable lealtad de uno de ellos, Samsagaz Gamyi (Sean Astin), el héroe de la función logra llevar el Anillo de poder hasta el Monte del Destino para destruirlo. Y, aunque en ocasiones pueda parecer que las piernas les flojean, el hilo que une a ambos personajes jamás se rompe. Sam cree a pies juntillas en Frodo (Elijah Wood), un sentimiento que sirve de combustible para que complete su misión.

“Despertares”

El año 1990 trajo a la gran pantalla una historia basada en hechos reales en la que Robin Williams y Robert de Niro dieron lo mejor de sí mismos interpretando a un doctor y a un enfermo de encefalitis letárgica, más conocida como enfermedad del sueño. En la cinta, el doctor investiga un fármaco que consigue “despertar” a los pacientes durante una temporada. Es entonces cuando se forja una fuerte relación entre ambos personajes, basada en la confianza que el enfermo tiene en que el trabajo de su médico dará los frutos deseados.

“La vida secreta de Walter Mitty”

Walter Mitty (interpretado por Ben Stiller) es un hombre que vive una vida gris trabajando en la revista Life. Sin embargo, tiene una imaginación desatada que le impide mejorar sus relaciones sociales. Durante la trama, descubre los dos hilos rojos que provocarán que su tediosa existencia cambie. Por un lado, está enamorado de una compañera de trabajo (Kristen Wiig) a la que el destino ha puesto en su camino. Y, por otro lado, es el contacto de la revista con uno de los fotógrafos estrella (Sean Penn), a quien no conoce en persona, pero con el que está unido más de lo que cree. Tanto es así que terminarán encontrándose en la montaña más recóndita haciendo la foto más increíble. Todo un canto a la vida.

“Intocable”

Un hombre adinerado que se ha quedado tetrapléjico por un accidente en un vuelo de parapente (François Cluzet) conoce a un joven de origen senegalés que se convierte en su asistente personal (Omar Sy). No tienen nada en común e incluso se encuentran en diferentes momentos vitales. Sin embargo, la relación entre ambos les resultará provechosa, fraguando una amistad que, de alguna manera, siempre les mantendrá unidos.

“Begin Again”

Begin Again es una historia de segundas oportunidades en la que se encuentran un antiguo productor musical de éxito (Mark Ruffalo) y una joven con el corazón roto que tiene más talento del que ella misma cree (Keira Knightley). Una canción, una cerveza y un local les unirán en la aventura de grabar un disco que conseguirá sanar las heridas de ambos. En este caso  su hilo rojo será el indudable poder de la música; y el motor que los llevará a conseguir su reto, la confianza que edifican entre sí.

“El lado bueno de las cosas”

Otra de esas películas de personajes traumatizados que necesitan salir del pozo en el que están inmersos. Los dos protagonistas (Bradley Cooper y Jennifer Lawrence) son una especie de parias en su comunidad debido a su controvertido pasado. Sin embargo, el apoyo que ambos se dan entre sí y el reto de presentarse a un concurso de baile les hace superar todos los miedos que les atenazan.

“El indomable Will Hunting”

Finalizamos con otro título en el que aparece Robin Williams. En este caso interpreta al profesor que se convierte en el ancla que ayudará a un joven prodigio (Matt Damon) a sacar partido a todo su potencial. Solo a raíz de la confianza que despertará en el muchacho (quien se dedica a la limpieza y a todo tipo de trabajos temporales), este abandonará su zona de confort y emprenderá nuevos retos más acordes con sus capacidades.