Madrid 1,76 EUR -0,07 (-3,83 %)
ZoomTalento Prensa

5
continentes

 

34.000
empleados

Asumimos la parte que nos toca en el desarrollo sostenible

Trabajamos con el conocimiento y la reflexión para crear debate público

Apostamos por la comunicación clara y transparente

M

COMPROMISO| 30.06.2021

Ela Segura, nuestro proyecto en Brasil para apoyar a las mujeres

Marta Villalba

Ana Fontes

Ana Fontes, emprendedora social, fundadora de RME e Instituto RME, Delegada Líder BR W20 / G20, elegida una de las 20 más poderosas de Brasil por Forbes BR 2019 y Top Voices LinkedIn 2020.

Un nuevo programa de formación de mujeres en alianza con Fundación MAPFRE pretende formar alrededor de 50.000 mujeres en todo Brasil, en un año, para fomentar su emprendimiento y empleabilidad. Se trata de una de las iniciativas en las que la entidad pone el foco de sus ayudas este año, dotadas con 10 millones de euros, para ayudar a paliar los efectos de la pandemia en la región latinoamericana.

La pandemia Covid-19 ha agravado la situación de las mujeres en situación de vulnerabilidad social, víctimas del desempleo y de agresiones físicas y morales.

Siempre me preguntan por qué debemos ayudar, apoyar, respaldar y crear condiciones estructurales, sociales, financieras y profesionales dignas para las mujeres.

Bueno, hay muchas razones y motivos. Pero aquí, en este espacio que brinda MAPFRE, quiero resaltar algunos importantes, directamente relacionados con la vida cotidiana de millones de mujeres brasileñas.

Como mujer, por supuesto, tengo motivos personales para desarrollar acciones y programas que fomenten la inclusión social femenina. Y como ciudadana, mis razones van mucho más allá. De ellas quiero hablar aquí.

Primero, debemos entender por qué las mujeres han sido y son aún las más afectadas por la Covid. Además de la alta tasa general de desempleo, la participación de las mujeres en el mercado laboral del país ha caído al nivel más bajo de los últimos 30 años.

Según datos del IBGE (Instituto Brasileño de Geografía y Estadística), en el último trimestre de 2020 las mujeres representaban menos del 45% de la fuerza laboral activa. Antes de la pandemia, el promedio excedía el 50%.

Si bien la crisis ha afectado a varios sectores productivos, los segmentos más afectados han sido servicios, hostelería, alimentación, belleza y servicios domésticos, cargos ocupados mayoritariamente por mujeres. De ahí el fuerte impacto sobre el desempleo femenino.

Desafortunadamente, el escenario empeora mucho cuando miramos la vida familiar de las mujeres en el país. Una encuesta realizada y publicada por el Foro Brasileño de Seguridad Pública ha reflejado el deterioro social en el que viven las mujeres brasileñas, agravado por la pandemia de Covid-19. El punto central y más grave es la violencia. En los últimos 12 meses, una de cada cuatro mujeres de 16 años o más ha sufrido algún tipo de agresión en Brasil. Es decir, más de 17 millones de mujeres son víctimas de agresiones físicas, insultos, humillaciones o ridiculización, tanto en el ámbito familiar como profesional. En siete de cada diez casos, el agresor era conocido por la víctima, alrededor del 45% era esposo, pareja o ex, lo que revela la prevalencia de la violencia doméstica e intrafamiliar.

Cuando miramos la desigualdad racial, hay un hecho más alarmante en el estudio: las mujeres negras y morenas son las principales víctimas de la violencia en Brasil: el 53%. Todo esto me lleva a apoyar, asistir, respaldar y crear condiciones sociales, económicas y profesionales justas para las mujeres en situación de vulnerabilidad social.

Como mujer nororiental, de origen negro y criada en la periferia, he trabajado durante más de diez años a favor de estas causas al frente de la Rede Mulher Empreendedora (red de emprendimiento femenino), y a través de programas y proyectos desarrollados en alianza con el sector privado. Una de estas iniciativas es Ela Segura, nuestro nuevo programa de formación de mujeres en alianza con Fundación MAPFRE.

Queremos formar alrededor de 50.000 mujeres en todo Brasil, en un año, con el foco puesto en el emprendimiento y la empleabilidad. Además, parte de estas mujeres recibirá ayuda alimentaria durante seis meses y capital inicial para estructurar o emprender un nuevo negocio.

Ela Segura es, sin duda, uno de los proyectos más robustos y completos que tenemos en nuestro instituto.

¿Quieres saber más? Visita la web de IRME y el sitio web de Ela Segura.