ZoomTalentoPrensa

5
continentes

 

34.000
empleados

Invertimos por principios, convencemos por rentabilidad

Asumimos la parte que nos toca en el desarrollo sostenible

Trabajamos con el conocimiento y la reflexión para crear debate público

M

SALUD | 18.03.2020

Frente al coronavirus, cuida también tu salud emocional

Thumbnail user

Ahora en varios países estamos viviendo una situación que nos obliga a permanecer en casa para combatir y reducir al máximo la propagación del coronavirus. Cuidarse físicamente, siguiendo las recomendaciones de las autoridades sanitarias, es muy importante… pero también lo es cuidar nuestra salud emocional.

Estar en una situación de aislamiento puede llevarnos a sentir emociones negativas, como sensación de nerviosismo o agitación, pensamientos constantes sobre la enfermedad, miedo a contagiarnos, etc. Todo esto dificulta la concentración y el desarrollo adecuado no ya sólo del trabajo sino también de las labores cotidianas.

Algunos consejos, facilitados por el Colegio Oficial de Psicología de Madrid, nos pueden ayudar a sobrellevar esta situación y cuidar nuestra salud y bienestar emocional. Aquí, tienes algunos de ellos:

  • Identifica aquellos pensamientos que te generan malestar y trata de eliminarlos. Si piensas constantemente en la enfermedad pueden aparecer síntomas que acentúen tu malestar emocional. Hay que racionalizar y gestionar los pensamientos desde la calma.
  • Si lo necesitas, comparte tu situación con las personas que tienes más cerca…Seguro que ellos pueden ayudarte y darte apoyo en estos momentos, pero no estés hablando permanentemente de este tema.
  • Si estás padeciendo la enfermedad, no te anticipes de forma negativa. No te pongas en el peor de los escenarios. La realidad es que la mayoría de las personas se están curando. Si sientes miedo, piensa en situaciones anteriores: ¿cuántas enfermedades has superado con éxito en tu vida? Seguro que unas cuantas. Pensamientos positivos.
  • Si te recomiendan medidas de aislamiento, puede ser difícil…pero sólo es cuestión de tiempo. El aislamiento y la protección acabarán y, después, volveremos a la normalidad. Cada día que pasa es un día menos que queda para volver a esa normalidad. Piensa en ello. Intenta adaptarse a este cambio, interiorízalo.
  • Tú también puedes ayudar. Ayuda a tu familia y a tus amigos a mantener la calma y a adaptar sus pensamientos a cada situación.
  • Informa a tus seres queridos de manera realista sobre la situación que estamos viviendo. No mientas. Explica a cada uno la realidad con un lenguaje claro y conciso. No es lo mismo hablar con un anciano que con un niño, pero ambos te entenderán si se lo explicas adaptando tu lenguaje a su nivel de comprensión.
  • Genera confianza y organízate con las personas que estés conviviendo con rutinas y horarios. Ahora hay tiempo para todo: para trabajar, para jugar, para leer, etc. Pero tienes que ser flexible, sobre todo con los niños y los ancianos, que necesitan atención en una situación como la que estamos atravesando.
  • Fíate solo de fuentes contrastadas. No contribuyas a dar difusión a bulos o noticias falsas. Esto alimenta tu miedo… y también el de otros.
  • No olvides los hábitos de higiene y prevención que recomiendan las autoridades sanitarias. Esto evita la propagación del virus.

Mantenerte ocupado te va a ayudar a superar esta situación y ayudarás a los que tienes cerca. Es importante generar una rutina diaria y aprovechar para hacer aquello que te gusta y para lo que habitualmente no tienes tiempo. ¿Cuántos libros tienes esperando a leer por falta de tiempo? ¿Y aquella película que querías ver? ¿No decías que te gustaría dibujar?… pues ahora puedes hacer esto y mucho más.

Cuida tu salud emocional. Es importante.