Huella ambiental

Huella ambiental

La Eco-eficiencia en MAPFRE

La utilización de recursos de manera racional es uno de los principales objetivos medioambientales de MAPFRE.

La minimización de los consumos de agua, papel y energía, así como la reducción de los residuos generados y reutilización de los mismos, se consigue mediante la implantación de buenas prácticas medioambientales encaminadas a minimizar nuestra huella ambiental. La participación de los empleados mediante un consumo responsable y una adecuada gestión de los residuos, es determinante para el logro de estos objetivos:

Agua

Los recursos hídricos constituyen una cuestión crítica para el futuro del planeta, ya que la disponibilidad de agua potable se encuentra directamente amenazada por las consecuencias del Cambio Climático.

Conscientes de esta realidad, MAPFRE apuesta por una gestión integral y sostenible del agua en sus instalaciones, con la puesta en marcha de programas y medidas de gestión que permiten optimizar y reducir el consumo de agua sin pérdida de confort, a la vez que se asegura que el vertido de aguas  generadas en nuestras instalaciones, cumple los estándares de calidad exigidos por la legislación.

Eficiencia, tecnología, diseño, normativa, control de consumos y  responsabilidad, son algunos de los factores que MAPFRE tiene en cuenta a la hora de gestionar eficazmente las instalaciones y actividades que requieren agua.

Energía

El uso sostenible de la energía se ha convertido en uno de los grandes desafíos a los que se enfrenta la humanidad. Promover y difundir los principios de una nueva cultura energética basada en el uso y gestión responsable de la energía, es uno de los compromisos asumidos por MAPFRE, que apuesta por el ahorro y la eficiencia energética como un instrumento de crecimiento verde basado en una economía baja en carbono.

Innovación, eficiencia energética, energías renovables y eco-eficiencia, son algunos de los factores que MAPFRE, junto con la optimización y el fomento de las mejores prácticas sostenibles, tiene en cuenta a la hora de identificar y gestionar sus aspectos energéticos, sin menoscabo del grado de confort y de la calidad interior de las instalaciones.

Residuos

Uno de los problemas más graves que sufre nuestro planeta es la generación y gestión inadecuada de los residuos. MAPFRE, como empresa sostenible, ha establecido directrices para gestionar los residuos derivados de su actividad de una forma eficiente y óptima, incluyendo como aspectos prioritarios la prevención de la contaminación y el aprovechamiento de los recursos, más allá del estricto cumplimiento de la legislación de aplicación.

Prevención, reutilización, reciclaje y valorización energética, son factores que, junto con la normativa, responsabilidad y el fomento de buenas prácticas, están contemplados en el diseño y logística de los Sistemas de Gestión de Residuos implantados en MAPFRE, y que para el correcto funcionamiento de los mismos se necesita la participación e implicación de todos los que trabajamos en esta empresa.

Consumo responsable y compra verde

MAPFRE incluye criterios de sostenibilidad en los procesos corporativos relacionados con las compras de materiales, productos, servicios y/o contratación de proveedores, incorporando a la evaluación de los aspectos económicos y técnicos, el análisis del impacto ambiental en su ciclo de vida.

Esto supone un instrumento clave para fomentar la competitividad de las empresas y la innovación, alentando a los fabricantes y proveedores a incorporar las mejores prácticas disponibles. El consumo responsable y la compra verde es económicamente viable y ambiental y socialmente más justa y solidaria, suponiendo una alternativa al modelo de consumo actual.