ZoomTalentoPrensa

5
continentes

 

34.000
empleados

Invertimos por principios, convencemos por rentabilidad

Asumimos la parte que nos toca en el desarrollo sostenible

Trabajamos con el conocimiento y la reflexión para crear debate público

M

SOSTENIBILIDAD | 26.06.2020

El valor de hacer las cosas bien

Thumbnail user

La Agenda 2030 es una oportunidad única para mejorar la vida de todos. Las empresas españolas lo tienen claro y se han convertido en un ejemplo de compromiso con los objetivos de Naciones Unidas, cuyo fin es avanzar hacia sociedades más inclusivas, con mayor justicia social y con un horizonte medioambiental sostenible. Lo refleja un completo informe del Ministerio de Asuntos Exteriores, que demuestra -con iniciativas y resul-tados- lo que están haciendo 17 empresas globales como MAPFRE para contribuir al desarrollo sostenible.

Las empresas españolas consideramos la sostenibilidad como un ámbito de gestión prioritario del negocio y tenemos claro que la Agenda 2030 nos está permitiendo acelerar el impacto sobre las personas y el planeta, y avanzar en la lucha contra el cambio climático, la reducción de las desigualdades y la mejora de la transpa­rencia. Son un ejemplo de compromiso con los objetivos de Naciones Unidas. Así lo refleja el informe La Contribución de las empresas españolas al desarrollo sostenible en Iberoamérica, que ha presentado recientemente el Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, y en el que hemos participado 17 empresas globales, con el objetivo de dar a conocer nuestra contribu­ción al desarrollo sostenible en los países donde operamos.

“La Agenda 2030 es una oportunidad para que los países y sus sociedades mejoren la vida de todos.”

160 millones de inversión social

Las empresas aportan al desarrollo sostenible de los países en los que operan mediante el desarrollo de su actividad, pago de impuestos y contratación de proveedores locales. Son, además, importantes generadoras de empleo y contribuyen al bienestar de las comunidades donde están presentes. En esta línea, la inversión social en Iberoamérica de compañías como MAPFRE, Banco Santander, Telefónica, Inditex e Iberdrola, entre otras, ascendió en 2018 a cerca de 160 millones de euros. El total de beneficiarios de la acción social de las 17 compañías españolas a las que hace referencia este trabajo superó los 13 millones de personas, que se beneficiaron de más de 9.000 proyectos dirigidos a mejorar el mundo, hacerlo más justo, más diverso, más seguro, más limpio y más próspero. Todas ellas emplean a más de 360.000 personas en el conjunto de los países del continente, el segundo destino de la inversión directa española, con 148.639 millones de euros de stock, que equivale al 29,5% de la inversión en el exterior. Los seis países que figuran en este informe representan solo el 26,1%. En todos ellos, España es el primer o el segundo inversor del mundo.

Desigualdad, cambio climático y transparencia

La incorporación de políticas de responsabilidad so­cial y sostenibilidad en el día a día de las empresas no se cuestiona. Se ha convertido en un factor de competitividad y diferenciación y en un foco de oportunidad de negocio, un atributo clave en la gestión empresarial. Cada vez existe una mayor preocupación en la opinión pública por la desigualdad, los derechos humanos, la transparencia, el cambio climático o el impacto de la tecnología sobre la transformación social, así como el convencimiento absoluto y el compromiso por parte de gobiernos, institucio­nes y empresas de la necesidad de avanzar en el cumpli­miento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Según apunta el informe, los ODS son universales, se aplican por igual en países desa­rrollados y en desarrollo, y abordan las raíces de la pobreza, la desigualdad y la degradación del planeta. Todos tienen voluntad transformadora y su objetivo principal es avanzar hacia sociedades con un crecimiento económico inclusivo, con mayor cohesión, justicia social y paz, y con un horizonte medioambiental sostenible. La Agenda 2030 incluye 17 Objetivos de Desarrollo Soste­nible para contribuir a eliminar la pobreza, luchar contra el cambio climático, mejorar la educación, alcanzar la igual­dad de género, defender los ecosistemas y diseñar nuestras ciudades.

España, ejemplo de excelencia

MAPFRE, Abertis, BBVA, Acciona, Banco Santander, Elecnor y Ferrovial, Iberdrola, Repsol, Inditex, Indra, Sacyr y Telefónica son sólo algunos ejemplos del elevado compromiso para alcanzar los ODS de las grandes empresas españolas que colaboran en este infor­me. Todas ellas han incorporado los principios del Pacto Mundial y los objetivos de la Agenda 2030 de forma activa en su gestión diaria y participan en muchas de las iniciativas y grupos de trabajo más importantes. La mayoría de las grandes empresas españolas demuestran una elevada madurez en la gestión de los criterios ESG (ambientales, sociales y de gober­nanza), algo que comparten aquellas con importan­te presencia en Iberoamérica, objeto de este documento. Las 17 empresas consideradas, cumplen con los crite­rios de excelencia de la RSC porque son conscientes de que son clave para la creación de valor y la mejora de la eficiencia operativa, la reputación y la gestión del riesgo.

Esfuerzo de Iberoamérica

Argentina, Brasil, Chile, Colombia, México y Perú, principales países iberoamericanos con presencia de empresas españolas -seleccionados para este informe-, se han comprometido voluntariamente para poner en marcha programas que les permitan cumplir con los ODS de la Agenda 2030 y lo han hecho al máximo nivel gubernamental, con procesos de seguimiento y exámenes públicos en el marco de Naciones Unidas. Todos ellos se sitúan hacia la mitad del ranking de valoración en cumplimiento de la Agenda 2030, es decir, en una horquilla que va del 31º (Chile) al 78º (México), lo que indica que todavía queda mucho camino por recorrer. Los ODS que avanzan en la mejor dirección son el 1 (Fin de la pobreza), 4 (Educación de calidad), 7 (Energía asequible y no contaminante) y 13 (Acción por el clima). Por el contrario, las puntuaciones más bajas se dan de manera generalizada en el ODS 2 (Hambre cero), 9 (Industria, innovación e infraestructura), 10 (Reducción de las desigualdades), 14 (Vida submarina), 15 (Vida de ecosistemas terrestres) y 16 (Paz, justicia e instituciones sólidas).

Retos más urgentes

El entorno actual presenta numerosos retos para las com­pañías, que a juicio del estudio deberán poner a prueba su capacidad de adaptación para hacer frente, por ejemplo, a la gran amenaza que plantea el cambio climático, el mayor de­safío de nuestro tiempo, según Naciones Unidas. También se plantean oportunidades en economía circular, un modelo económico centrado en el uso de energías renovables, reciclaje y prolongación de la vida útil de los productos; así como en la gestión de los grupos de interés, especialmente en lo que se refiere a la escucha activa, clave para seguir avanzando en la integración de los criterios ESG y cumplir con las expectativas de la sociedad; y en los desafíos demográficos, uno de los principales retos a los que se enfrenta el mundo, debido al incremento y al envejecimiento de la población. Destacan dos más: la igualdad de género, para lo que es necesario poner fin a la violencia de la mujer y garantizar su acceso a la educa­ción, a la sanidad y a los recursos económicos; y la digitali­zación, palanca de la transformación de los procesos, la estrategia y la cultura de las compañías, y que debe ser una prioridad competitiva para prosperar en un entorno cambiante.

MAPFRE, 90 años de compromiso social

#MAPFRESostenible es una realidad en la que creemos y llevamos actuando desde hace 90 años y con la que queremos trasmitir nuestra voluntad de construir un futuro mejor y dejar una huella positiva. Actualmente trabajamos tres dimensiones, que son las que componen nuestra estrategia de sostenibilidad: la social, con la que queremos construir un mundo más igualitario, inclusivo y desarrollado; la medioambiental, con la que deseamos reflejar nuestra preocupación y compromiso para proteger el medio ambiente y luchar contra el cambio climático; y la Agenda 2030, la mejor hoja de ruta para cambiar el mundo.

El informe, La Contribución de las empresas españolas al desarrollo sostenible en Iberoamérica destaca varios proyectos en lo que desde MAPFRE llevamos a cabo en esta región para contribuir al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, especialmente al ODS 1 (Fin de la pobreza), ODS 3 (Salud y bienestar) y ODS 4 (Educación de calidad) y ODS 10 (Reducción de las desigualdades). También refleja nuestro compromiso con otros ODS, como el 1, 2, 5, 11, 13 y 17 a través del Programa Corporativo de Voluntariado, en el que participan 11.300 empleados y familiares en todo el mundo con el fin de desarrollar actividades con carácter altruista y soli­dario dirigidas a mejorar el bienestar de las personas más desfavorecidas de la sociedad.

“En MAPFRE hemos incorporado los principios del Pacto Mundial y los objetivos de la Agenda 2030 en nuestra gestión diaria. Contribuyendo especialmente al ODS 1 (Fin de la pobreza), ODS 3 (Salud y bienestar) y ODS 10 (Reducción de las desigualdades)”.

Bienestar físico y mental

En MAPFRE contamos con un Modelo de Empresa Saludable, que va más allá de la prevención de riesgos laborales, poniendo el foco en la promo­ción de la salud en un sentido amplio, concibiendo a la empresa como un importante agente promotor de la salud. Entre las actividades internacionales que se desarro­llan para cumplir este objetivo se encuentra la Semana MAPFRE, una iniciativa que en 2018 se celebró en 30 países, con 743 actividades vinculadas a la promoción de la actividad física, alimentación y bienestar mental, entre otras. 

91 nacionalidades y 5 generaciones

Para MAPFRE, la diversidad es un valor. Contamos con una plantilla de 35.390 empleados de 91 nacio­nalidades (diversidad cultural), de los cuales, el 55% son mujeres que ocupan el 40,8% de los puestos de responsabilidad (diversidad de género). Tenemos, a nivel global, profesionales de cinco generaciones (di­versidad generacional) y un 2,5% de la plantilla está formada por personas con alguna discapacidad (diversidad funcional). Para gestionar la diversidad, disponemos de una Política de Diversidad e Igualdad de Oportunidades a nivel global y existe un compromiso público para contar en 2021 con un 3% en plantilla de empleados con disca­pacidad y que el 45% de las vacantes en puestos de responsabilidad sean cubiertas por mujeres.

Fundación MAPFRE: presente y futuro

Es indudablemente uno de los activos más importantes con los que contamos y sin duda la entidad con la que ayudamos a mejorar el mundo y que diariamente ofrece oportunidades a las personas para que tengan un presente y un futuro mejor. La entidad, que en la última década ha invertido 500 millones de euros y cuyas actividades han beneficiado a 100 millones de personas repartidas en 30 países, desarrolla programas internacionales en colaboración con organizaciones locales para promover la nutrición, la salud, la educación, el acceso al mercado laboral y el empoderamiento de la mujer. Para erradicar la pobreza (ODS 1), dicha entidad cuenta con iniciativas específicas en dichos ámbitos, dirigidas a niños y jóvenes en situación de vulnerabilidad en 19 países de Iberoamérica. También fomenta la educación de calidad (ODS 4), con programas educativos y de concienciación en prevención, salud y en educación financiera y aseguradora, que al mismo tiempo aportan a los objetivos 3, 11 y 17, y que están alineados con el concepto de educación inte­gral, que entiende que el individuo es un ser único en constante desarrollo.