ZoomTalentoPrensa

5
continentes

 

34.000
empleados

Invertimos por principios, convencemos por rentabilidad

Asumimos la parte que nos toca en el desarrollo sostenible

Trabajamos con el conocimiento y la reflexión para crear debate público

M

CORPORATIVO | 27.05.2020

El reglamento de protección de datos europeo, un referente dos años después

Elena Mora,

Directora de Privacidad y Protección del Dato de MAPFRE

Estos días se cumplen dos años desde que el Reglamento General de Protección de Datos (en adelante, RGPD) es plenamente de aplicación en los Estados miembros de la Unión Europea (UE).

Han sido dos años en los que la normativa ha ido evolucionando y las autoridades de control y el propio Comité Europeo de Protección de Datos (en adelante, CEPD) han emitido directrices y criterios para determinar la aplicación de muchos preceptos que quedaban indefinidos en la normativa, y que han motivado la necesaria revisión y adaptación continua de las entidades del Grupo a estos nuevos preceptos.

Todos somos conscientes de la repercusión cada vez mayor de la privacidad en nuestras vidas y de esto precisamente se hace eco el regulador, lo que hace que su nivel de actividad y supervisión sea creciente.

Además, en estos dos años, hemos visto como el RGPD se está convirtiendo prácticamente en un estándar internacional y muchas legislaciones nacionales se están adoptando en base a esta normativa, a pesar de no estar sujetas directamente a la misma. En países tan diversos como Chile, Japón, Brasil, Corea del Sur, Argentina o Kenia, vemos que van surgiendo nuevas leyes sobre la privacidad basadas en unas garantías sólidas, derechos individuales exigibles y autoridades de supervisión independientes.

Para MAPFRE, garantizar la privacidad y la protección de sus datos ha sido siempre y es una de sus prioridades, pero no únicamente como una obligación legal, sino, antes que nada, por una cuestión ética y como justa correspondencia a la confianza depositada por nuestros clientes, proveedores, colaboradores, empleados y resto de colectivos al cedernos sus datos. Y esto sólo es posible con la colaboración de todas las personas de la organización, ya que la privacidad y la protección de datos es una responsabilidad de todos.