Derechos Humanos

Derechos Humanos
La adhesión de MAPFRE al Pacto Mundial de Naciones Unidas, y sus diez principios, nos compromete directamente con el respeto, la defensa y la protección de los Derechos Humanos contenidos en la “Carta Internacional de Derechos Humanos”, en los convenios de la Organización Internacional del trabajo (OIT) y en la Declaración de Principios Fundamentales y Derechos del Trabajo. 
Por todo ello, MAPFRE se compromete en el ámbito de los Derechos Humanos: 
  • A evitar prácticas discriminatorias o que menoscaben la dignidad de las personas
    • Procurando un entorno de trabajo digno, seguro y saludable, adoptando normas y procedimientos en materia de salud laboral y prevención de riesgos laborales, evitando cualquier tipo de actitud discriminatoria, de intimidación o violencia, en cualquiera de sus 6 manifestaciones por razón de sexo, origen étnico, credo, religión, edad, discapacidad, afinidad política, orientación sexual, nacionalidad, ciudadanía, estado civil o estatus socioeconómico. 
    • Rechazando el trabajo infantil y el trabajo forzoso u obligatorio 
  • A respetar la libertad sindical, de asociación y negociación colectiva de sus empleados, y respetar el papel y responsabilidades que competen a la representación de los trabajadores de acuerdo con la legalidad vigente. 
  • A ofrecer un empleo digno: 
    • MAPFRE remunera a sus empleados de una manera digna, ajustada a sus competencias, responsabilidades y funciones. Dicha remuneración estará alineada con la legislación aplicable y con las condiciones de los mercados donde opera, que permita satisfacer sus necesidades básicas y las de sus familias. 
    • MAPFRE garantiza el derecho de sus empleados a un horario de trabajo que respete el derecho al descanso y facilitará, prácticas de trabajo flexible, reconociendo la necesidad de los empleados a equilibrar su vida laboral con otros intereses y responsabilidades.
    • MAPFRE garantiza, asimismo, el derecho de las personas a la privacidad de sus datos personales.  
  • A la implantación de procedimientos de debida diligencia para identificar las posibles situaciones de mayor riesgo en relación con los derechos humanos, y desarrollar los mecanismos para prevenir y mitigar dichos riesgos en sus actividades.

Para facilitar el cumplimiento de estos compromisos, MAPFRE desarrollará una Guía de Aplicación Práctica de los Derechos Humanos, que tenga en consideración los siguientes ámbitos de actuación: 

  • Interno, implicando a todos los empleados y directivos de la compañía.
  • Externo, que implique a los grupos de interés que se relacionan con la compañía, especialmente a los proveedores y a los contratistas. 

La Guía tomará como base las recomendaciones de los Principios Rectores de Derechos Humanos y Empresas de Naciones Unidas, el Código Ético y de Conducta de MAPFRE, y las Políticas corporativas que se determinan en los principios generales y específicos de esta Política de RSC.