Licenciado universitario, menor de 40 años, que viaja solo, perfil del expatriado español

  • El estudio revela que cada vez hay más mujeres expatriadas

  • MAPFRE lanza Global Expat, su primer producto corporativo global

La situación económica está obligando a las empresas a buscar nuevos mercados y negocio en el exterior y, por ello, cada vez es más frecuente que envíen a trabajadores a otros países para mantener sus ingresos o incrementar su negocio. Según una encuesta realizada para MAPFRE entrevistando a expatriados, siete de cada 10 tienen estudios superiores, más de la mitad (53 por ciento) son mujeres y prácticamente uno de cada tres tiene entre 31 y 40 años. Aunque cada vez es más común que los expatriados se desplacen a otros países con su familia, todavía el 73,2 por ciento de los mismos viajan solos al extranjero, según este estudio.

El sector bancario (14,4 por ciento), seguido por el sanitario-farmacéutico (13,7 por ciento) y el químico y petrolero (11,8 por ciento) son los sectores en los que trabajan más expatriados. Según este estudio, el principal destino de estos trabajadores es América Latina (21,6 por ciento), destacando especialmente Brasil, que concentra el 3,3 por ciento de los expatriados españoles. A continuación se sitúa Europa (20,3 por ciento) y Estados Unidos (7,2 por ciento). No obstante, hay mercados que cada vez están adquiriendo más importancia, como el africano, donde España destina ya el 6,5 por ciento de sus expatriados, o Asia, que acapara el 3,3 por ciento del total. 

El fenómeno de los expatriados es una realidad que está creciendo de forma importante, como lo prueba el hecho de que en los últimos cuatro años el número de expatriados ha crecido un 2,4 por ciento en todo el mundo y se prevé que más de medio millón de personas sean trasladadas por sus empresas a trabajar a otros países en 2017. Aunque todavía el 60,8 por ciento de los trabajadores que salen al exterior lo hacen por un periodo de tiempo inferior a dos años, cada vez es más frecuente que este tipo de trabajadores haga carrera profesional en el extranjero y pase de un país a otro.

Al llegar a un nuevo país, encontrar vivienda es la principal preocupación para el 41 por ciento de los expatriados, seguido por cómo resolver los trámites administrativos o burocráticos (29 por ciento) y por la preocupación sobre dónde acudir en caso de enfermedad (26 por ciento),

MAPFRE, consciente de esta realidad y en su apuesta constante por adelantarse a las necesidades de sus clientes, acaba de lanzar al mercado Global Expat, el primer producto global de la compañía, en línea con su nueva estrategia. Se trata de un producto que será igual en todos los mercados en los que MAPFRE está presente, cuya comercialización se inicia ahora en España y que se irá implantando progresivamente en todo el mundo, y en el que han trabajado todas las entidades del Grupo.

Global Expat es un seguro de Salud, con el que el cliente será atendido en su propio idioma, independientemente del país en el que se encuentre. Se trata de un producto flexible, en el que partiendo de un módulo de asistencia sanitaria (que cubre la asistencia hospitalaria y extrahospitalaria en el país de destino) se puede personalizar y añadir otras coberturas sanitarias adicionales, como la opción de reembolso de gastos médicos y farmacéuticos, cobertura dental o servicios de acupuntura u homeopatía, por ejemplo.

El 34 por ciento de los expatriados consultados en el estudio realizado por MAPFRE señala que conocer a qué medico acudir es una de sus principales preocupaciones relacionadas con la salud, seguida por cómo actuar ante una urgencia (31,4 por ciento) y tener que pagar la factura médica (16,3 por ciento). Del total de expatriados consultados, prácticamente 4 de cada 10 ha tenido que utilizar el seguro médico en alguna ocasión.

Global Expat cuenta, además, con asistencia y traslados en España y el país de destino, segunda opinión médica, asistencia urgente y traslados en terceros países ante cualquier emergencia médica en cualquier parte del mundo, tanto para viajes de trabajo como vacacionales. Con este producto, MAPFRE pone a disposición del cliente su amplia red de profesionales y centros médicos de todo el mundo. Una de las principales ventajas es Mediphone 24, un servicio telefónico que atenderá al cliente en su propia lengua y que le aportará la tranquilidad y seguridad que necesita ante cuestiones relacionadas con la salud. El idioma del país es otra de las preocupaciones de los expatriados que viajan con familia y por eso, poder ser atendido en su propio idioma es una ventaja adicional de este seguro.  

Global Expat se puede complementar con un capital de indemnización en caso de fallecimiento accidental y de una indemnización en los supuestos de hospitalización. Asimismo, incorpora servicios adicionales, como asesoramiento legal y ayuda en trámites administrativos y burocráticos en el país de destino del expatriado o un servicio de traducción, por ejemplo. 

Este producto está dirigido sobre todo a las empresas que destinan expatriados a otros países, pero puede ser contratado por cualquier trabajador que salga al extranjero y desee estar cubierto ante cualquier eventualidad. 

MAPFRE ha creado también una web específica www.globalexpat.com, en todos los idiomas desde la que se puede gestionar cualquier consulta o trámite relacionado con este seguro.