Modelo Estratégico Medioambiental

Modelo estratégico medioambiental

MAPFRE desarrolla sus actuaciones de carácter ambiental bajo las directrices definidas en su triple Sistema Integrado de Gestión Ambiental, Energético y de Huella de Carbono, diseñado conforme a los estándares internacionales ISO 14001, ISO 50001 e ISO 14064, y que constituye el marco común para gestionar tanto sus aspectos ambientales, energéticos y de gestión de emisiones de gases de efecto invernadero.

Este modelo, permite a MAPFRE de manera objetiva, evolucionar en el proceso de mejora continua exigido por el Sistema y verificado mediante auditorías externas de certificación, conforme a las siguientes fases:

SIGMAYE

Ver todos

  • Conocimiento, organización e instalaciones (visita/cuestionario).
  • Identificación de aspectos ambientales y análisis de requisitos de cumplimiento legal.
  • Diagnóstico medioambiental y plan estratégico.
  • Comunicación de la Política Medioambiental
  • Formalización del Comité de Seguridad y Medio ambiente.
  • Indicadores de desempeño y definición de objetivos de mejora.
  • Implantación de procedimientos corporativos. 
  • Auditoría interna. 
  • Auditoría de certificación. 
  • Auditorias periódicas y de recertificación. 

  • Identificación del entorno: establecer base de datos de instalaciones. 
  • Identificación fuentes de emisión (energía eléctrica, gas, combustibles, vehículos, viajes, etc.)
  • Identificación de factores de emisión.
  • Recopilación de datos de consumo al año. 
  • Desarrollo de plataforma soporte de cálculo de huella de carbono. 
  • Cálculo de huella de carbono corporativa. 
  • Redacción del informe de inventario de gases de efecto invernadero. 
  • Auditoría interna. 
  • Verificación del cálculo y del informe de inventario de GEI.

  • Revisión energética inicial. 
  • Evaluación de usos energéticos, línea base de energía e indicadores de desempeño energético. 
  • Control de histórico de consumos. 
  • Verificación de analizadores de red internos. 
  • Programa energético con definición de objetivos y consumos previstos. 
  • Registro de identificación y evaluación de requisitos legales. 
  • Implantación de procedimientos corporativos. 
  • Auditoría interna. 
  • Auditoría de certificación. 
  • Auditorías periódicas y de recertificación.

La solidez del Sistema integrado y su evolución en estos años, supone una garantía de éxito en el funcionamiento del triple sistema de gestión, ya que su diseño transversal y el carácter global de sus procesos corporativos permite avanzar de manera más rápida y eficiente en su implantación a todas las actividades desarrolladas por el Grupo en los diferentes países en donde operamos.

El contexto estratégico es analizado de manera previa a la selección de los países para el desembarco de las actuaciones medioambientales, ya que se requiere un análisis exhaustivo de riesgos que permita asegurar el éxito del proyecto y su evolución futura.

El marco estratégico global y el modelo para la realización de las diferentes actuaciones en materia de Seguridad y Medio Ambiente, queda recogido en el Plan Director de Seguridad y Medio Ambiente del Grupo. Este se adapta a la propia evolución empresarial y organizativa de MAPFRE, teniendo en cuenta las circunstancias socioeconómicas y amenazas cambiantes, así como los requerimientos legales en los países en donde la compañía opera.

La Estructura Central, que recae en la Dirección Corporativa de Seguridad y Medio Ambiente, es la responsable del gobierno corporativo en dichas materias, asumiendo la planificación estratégica a nivel corporativo y supervisando y controlando la seguridad y la gestión medioambiental en las diferentes Áreas Corporativas, Unidades de Negocio Centralizadas, Regiones y Entidades Locales. Esta Estructura, tiene como principal característica prestar servicio al conjunto de Entidades que conforman el Grupo MAPFRE.

Bajo la dependencia funcional de la Estructura Central, se establece una Estructura Periférica, que complementa la actividad corporativa y centralizada y hace posible adaptar y flexibilizar los modelos corporativos a las necesidades y problemáticas específicas de cada localización.

Además, impulsa, adapta, coordina y, en su caso, ejecuta la implantación de las medidas de seguridad y de gestión medioambiental, en el ámbito de sus competencias, identificando las necesidades específicas en sus respectivos campos de actuación, verificando los niveles de seguridad y la adecuada gestión medioambiental, vigilando el cumplimiento de las legislaciones específicas, actuando como enlace con las autoridades en la materia, y velando por la mejora continua del proceso.