Seguridad y Medio Ambiente FUNDACIÓN MAPFRE

Año 29 Nº 114 Segundo trimestre 2009

¿Otro año más?Editorial

El pasado 18 de junio se ha abierto la Campaña contra Incendios Forestales 2009, que se extenderá hasta el 30 de octubre de este año. Once ministerios participarán en esta campaña, con una dotación de 120 millones de euros.

Cada año se van incrementando los esfuerzos materiales y organizativos en la lucha contra estos siniestros que tan graves o extensas repercusiones tienen para la población y el entorno natural. Medios que en muchas ocasiones poco tienen que hacer contra la mano malintencionada de algunos. No vamos a incidir más en esta necesidad, como ya hicimos en el editorial del nº 98 de MAPFRE SEGURIDAD.

Las previsiones para este año son de un verano de alto riesgo, dado que, si bien el periodo estival se prevé algo más frío y húmedo de lo habitual, las abundantes lluvias registradas durante la primavera y un mes de mayo en general seco han favorecido la generación de una masa forestal seca abundante.

Por otro lado, independientemente de la variabilidad interanual en las condiciones climatológicas y del terreno, es interesante observar las ocurrencias de incendio en las últimas décadas y por regiones. Este tema fue tratado extensamente en el especial 2008 sobre incendios de nuestra revista, donde se mostraba un incremento en la frecuencia y gravedad de los siniestros ocurridos entre los años 80 y la primera década del siglo XXl. A la vista de estos datos, cabe preguntarse qué nos espera en el futuro.

Los escenarios de clima futuro muestran variaciones importantes en las condiciones climatológicas para la península Ibérica, que a su vez se traducen en cambios en el ecosistema, ambos elementos fundamentales como factores del riesgo de incendio forestal.

El artículo de portada que incluimos en este número presenta una investigación desarrollada en la Universidad de Castilla- La Mancha en la que se aborda la evolución del peligro de incendio en la región castellano-manchega bajo escenarios de clima futuro.

Los resultados de las modelizaciones efectuadas bajo distintos escenarios llevan en todos los casos a unas condiciones más desfavorables que las actuales. Cabe reflexionar sobre las repercusiones que esta tendencia indica, tanto en cuanto a las consecuencias de unos incendios que pueden incrementar su frecuencia y gravedad, como al respecto de los medios necesarios para su prevención y extinción. Resulta obvio el interés de extender este estudio al resto de la geografía española.

Este artículo engloba tres de las áreas de interés de la revista, como son la prevención de incendios, el medio ambiente y los riesgos naturales. Precisamente en este último ámbito, que no tocamos de forma muy habitual, publicamos también en este número un artículo sobre mapas de riesgo de terremotos en España.

Last but not least, informamos a nuestros lectores que ya está disponible la nueva versión de la revista electrónica, que pueden consultar en www.seguridadymedioambiente. com. Este lanzamiento lleva aparejados dos cambios relacionados con el anglicismo anterior: el resumen impreso de los artículos en inglés que acompaña a la revista para los países de habla no hispana dejará de distribuirse, y pasaremos a publicar en la versión electrónica los textos completos de los artículos traducidos al inglés.

Esperamos que esta nueva versión electrónica de la revista sea del agrado de nuestros lectores, y que los nuevos servicios, como el de suscripción electrónica, aporten una mayor comodidad a los usuarios.